En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — El asesinato del fotógrafo Édgar Esqueda Castro, confirmado el viernes en San Luis Potosí, centro de México, fue antecedido de amenazas y presiones contra la víctima, dijo a Sputnik el activista de Artículo 19, Erick Monterrosas.

    La organización defensora de la libertad de prensa cuya sede central está en Londres supo a través de "fuentes que se mantienen anónimas que Esqueda tuvo incidentes de seguridad en meses previos", dijo Monterrosas.

    En julio, policías ministeriales agredieron a Esqueda mientras cubría un tiroteo y fue amenazado, "le retuvieron su cámara y su credencial de elector para registrar sus datos", sostuvo.

    En ese incidente, uno de los agentes le dijo en tono amenazante al fotógrafo de los medios Vox Populi y Metrópoli San Luis "que le bajara" a su cobertura.

    El jueves 5 de octubre por la mañana, hombres armados entraron al domicilio del periodista, sometieron a un familiar y lo sacaron de la habitación donde dormía con su esposa.

    "Los perpetradores portaban uniformes de la Policía Ministerial y no informaron de la razón de su acción ni presentaron documento alguno que justificara su actuar", indica un informe entregado a esta agencia por Artículo 19.

    Los sujetos armados le dijeron: "Párate ya, Edgar, ya nos vamos".

    Esqueda les preguntó quiénes eran y ellos contestaron que "somos policías ministeriales".

    En la mañana del 6 de octubre fue encontrado el cuerpo de Esqueda con signos de tortura en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de San Luis Potosí.

    De acuerdo con sus colegas, que pidieron el anonimato a la organización, Esqueda "era incómodo para algunos elementos de la Policía Ministerial por su trabajo".

    El periodista había presentado quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y el Comité Estatal de Protección a Periodistas.

    Lea más: Asesinan en México a un asistente de producción de la serie 'Narcos' de Netflix

    Ante la desaparición de periodistas como Esqueda y otros asesinados luego de ser secuestrados "no se activan a tiempo los protocolos de búsqueda que impidan los asesinatos", criticó Monterrosas.

    Los indicios apuntan a la actuación de policías ministeriales de San Luis Potosí, o de las fuerzas federales, "pero antes de hacer investigación salieron a eximir a las autoridades, es inaudito", terminó Monterrosas.

    Por medio de su cuenta de Twitter, la Policía Ministerial del distrito dijo que no realizó "ninguna acción policial en contra de un reportero de la capital" de San Luis Potosí.

    Desprotección e impunidad

    No se sabe si se tomaron acciones para proteger a un informador de noticias de interés público, que cubría eventos policiacos, observó Monterrosas.

    Los comunicadores más expuestos a ser víctimas de la violencia "son los periodistas que se dedican a las coberturas riesgosas de temas del crimen organizado y de la corrupción", advirtió el integrante del Programa de Protección y Defensa de la organización internacional.

    Dos factores explican la ola de violencia contra la prensa, dijo Monterrosas.

    "El primero es que lamentable Esqueda no será este el último periodista asesinado, porque hay una política integral de protección a la prensa fallida de los organismos federales y estatales que han fracasado a pesar de las leyes y mecanismos gubernamentales".

    El segundo factor "es la impunidad, que permite que se sigan repitiendo los crímenes sin castigo contra periodistas", dijo Monterrosas, cuya organización toma el nombre del artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos sobre la libertad de opinión y de expresión.

    La Fiscalía Especial para Delitos contra la Libertad de Expresión "es muy onerosa, no ayuda a sancionar a los responsables ni brinda elementos para que se castigue y repare el daño", añadió.

    Más aquí: Defensores de libertad de prensa buscan protección a periodistas en México

    Ya suman 37 los periodistas asesinados desde diciembre de 2012 cuando comenzó el Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

    Del año 2000 a la fecha, Artículo 19 ha documentado el asesinato de 111 periodistas en México, "en posible relación con su labor periodística".

    "Es muy grave la política de simulación que ha habido en México; las autoridades federales y estatales del país presentan acciones inoperantes como las que anunció el presidente Peña Nieto en mayo de este año", sostuvo Monterrosas.

    El Estado sabe de los periodistas que están en situación de riesgo, y los mecanismos de protección establecen todo un repertorio de medidas que van desde ofrecer la seguridad de escoltas a otras más discretas de políticas públicas.

    Sin embargo, el más reciente informe semestral de Artículo 19 "revela una escalada de agresiones: de 1,5 por día en promedio, de las cuales en más de 50 por ciento tenemos indicios para afirmar que los responsables son funcionarios públicos o agentes del Estado", añadió.

    Le puede interesar: Unión Europea pide a México poner fin a la impunidad en asesinatos de periodistas

    En lo que va del año han sido asesinados 11 periodistas, lo que hace de 2017 el año más letal para la prensa en México, según Artículo 19.

    Además:

    México pide ayuda a la ONU y EEUU en investigación de espionaje a periodistas
    Reporteros Sin Fronteras califica como "intimidatorio" el espionaje a periodistas en México
    Fiscalía de México ofrece $500.000 de recompensa por pistas de asesinos de periodistas
    Etiquetas:
    asesinato, periodistas, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook