En directo
    América Latina
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — La provincia de Buenos Aires será la madre de todas las batallas en las elecciones parlamentarias que se celebran en Argentina el 22 de octubre, explicó a Sputnik uno de los analistas más reconocidos del país, el director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría, Rosendo Fraga.

    "La historia muestra que en este tipo de elecciones legislativas de medio mandato, ganar o perder la elección es ganar o perder la provincia de Buenos Aires", señaló.

    En los comicios legislativos se renovarán un tercio de los escaños del Senado (24) y casi la mitad (127) de los 257 asientos de la Cámara de Diputados.

    La provincia de Buenos Aires "elige sólo un octavo de los senadores (3) y menos del 30% de los diputados (35)" pese a que esta jurisdicción "tiene el 38% del padrón electoral nacional", observó Fraga.

    "No hay segunda vuelta y un voto define el resultado, lo que explica por qué el cierre de listas ratificó que la atención está y estará centrada en la decisiva provincia de Buenos Aires", insistió.

    Peronismo y antikirchnerismo dividido

    Por primera vez en las últimas cuatro elecciones bonaerenses de medio término, las fuerzas que lideran la intención de voto no son las dos ramas del peronismo.

    "La puja será entre una opción no-peronista (la alianza oficialista Cambiemos) y otra proveniente del peronismo (Unión Ciudadana, liderada por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner)", ilustró Fraga.

    Otras dos facciones peronistas entran en juego en estas elecciones: 1País, encabezada por el diputado y excandidato presidencial Sergio Massa, y el Frente Justicialista, con Florencio Randazzo, que fue ministro de Interior y Transportes del anterior Gobierno (2007-2015).

    Esta división del peronismo, una constante al menos desde 2005, es una ventaja para Cambiemos, que podría vencer como primera minoría "con algo más de un tercio de los votos", señaló el director de Nueva Mayoría.

    Lea más: Expresidenta argentina lanza su propio espacio político de cara a comicios legislativos

    El antikirchnerismo, sin embargo, también se presenta dividido en tres frentes: el oficialista, el de Massa y el de Randazzo.

    "Que tres ofertas compitan por confrontar con la expresidenta limita las posibilidades del oficialismo nacional y bonaerense de polarizar el voto contra ella", argumentó el abogado e historiador.

    Además de gobernar en todo el país, Cambiemos también administra desde diciembre de 2015 la provincia de Buenos Aires, pero en el "conurbano" de este distrito (como se conoce al cordón que rodea a la capital), donde residen dos de cada tres votos bonaerenses, el oficialismo tiene siete alcaldes frente a los trece que responden a la exmandataria, incluidos los que gobiernan en los dos municipios más poblados: Matanza y Lomas de Zamora.

    Estrategias en la campaña

    Para estos comicios la expresidenta llega acompañada de perfiles bajos, no asociados al núcleo duro de militantes.

    "Está haciendo hoy lo que hizo en las presidenciales de 2007 y 2011: cuando gobierna y hace política confronta, cuando está en campaña, seduce", afirmó el director de Nueva Mayoría.

    El eje de campaña de Fernández de Kirchner hará foco en el deterioro de la situación social, "cuando el conurbano bonaerense tiene el récord de desempleo del país (11,8%) y un nivel de pobreza por encima del promedio", ejemplificó el analista.

    El Gobierno del presidente Mauricio Macri se centrará en la inseguridad, "empeñando hasta el último hombre en las esquinas más peligrosas del conurbano" y en la corrupción, un asunto que no tiene tanto peso en esta zona pero sí en las ciudades del interior de la provincia de Buenos Aires, donde el peronismo tiene menos influencia.

    Tras las elecciones

    Si Cambiemos vence en los comicios legislativos en la provincia de Buenos Aires, "se instalará la percepción de que Macri gobernará un ciclo de ocho años" manifestó Fraga.

    Si pierde, generará la sensación, en un principio, de que su mandato terminará con las elecciones presidenciales de 2019.

    Por su parte, para la expresidenta "ganar es avanzar sobre su candidatura presidencial para 2019", lo que puede complicar la gestión de Macri durante los dos años que le faltan para concluir su gestión.

    Si Fernández es derrotada, concluyó Fraga, intentará resistir desde el Senado con su bloque para seguir existiendo.

    Las elecciones legislativas se celebran el 22 de octubre.

    Más aquí: Exmandataria argentina acusa al Gobierno de Macri de ganar millones con devaluación

    La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner será precandidata al Senado y participará de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias, que se realizarán el 13 de agosto.

    Además:

    Expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner será candidata al Senado
    Justicia argentina procesa y embarga a expresidenta Fernández de Kirchner
    Cristina Fernández de Kirchner sopesa candidatura al Senado
    Etiquetas:
    senadores, elecciones, Cristina Fernández de Kirchner, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook