10:34 GMT +307 Diciembre 2019
En directo
    Protestantes se pelean con la policía militar en Iguala, México, el 12 de enero, 2015

    Sacar al Ejército de las calles de México es una exigencia de sociedad, dice ONG jesuita

    © AP Photo / Pablo Spencer
    América Latina
    URL corto
    0 32
    Síguenos en

    La sociedad civil organizada exige una salida ordenada del Ejército en tareas de Seguridad Pública de las calles de México, dijo a Sputnik Nóvosti el director general del jesuita Centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro", Mario Padrón.

    "Para sacar al Ejército de las calles se debe construir un plan programático para garantizar una salida progresiva de las Fuerzas Armadas de las tareas de Seguridad Pública", reclama el principal directivo del organismo defensor de las víctimas de las masacres de estudiantes de Ayotzinapa, en septiembre de 2014, y de los sicarios ejecutados en el pueblo de Tlatlaya hace un año.

    "Un gran abanico de organismos humanitarios de DDHH no estamos de acurdo con de seguridad militarizada", enfatiza el responsable del organismo creado en los años 90 por la Compañía de Jesús en México.

    Padrón argumenta que no sólo un gran abanico de organismos de la sociedad civil se oponen a ese esquema de reemplazar a las fallidas fuerzas de la Seguridad Pública por militares, sino todo tipo de organismos internacionales hasta llegar al Relator Especial de la ONU sobre Ejecuciones Extrajudiciales.

    Recuerda que, recién el viernes pasado, el centro humanitario que lleva el nombre del padre jesuita Agustín Pro —fusilado con los brazos abiertos en cruz en 1927, acusado injustamente de conspiración y terrorismo-, presentó evidencias que en Tlatlaya de una ordenanza militar para "abatir delincuentes como en un escenario de guerra".

    Más aquí: Piden explicaciones al Ejército mexicano por muerte de 22 sicarios

    Este mismo jueves, el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, ha dicho en una entrevista que el gobierno de México mantiene al Ejército en tareas de Seguridad Pública porque la sociedad así lo pide y nadie se atreve a tomar la decisión de sacarlo de las calles, y las consecuencias serían impredecibles.

    La respuesta a esa entrevista –dice Padrón con énfasis – es que "el general Cienfuegos debe comprender que la sociedad civil plantea diseñar el retorno progresivo del Ejército para reemplazar instituciones civiles de seguridad".

    La propuesta, que ha sido avanzada con asesoría de organismos internacional es una "reforma democrática de la policía para asumir tareas que por año han sido delegadas al Ejército, y hoy mismo el general Cienfuegos dice que no es la vocación del Ejercito dedicarse a esas tareas, y además que en México no existe un marco jurídico para darle certeza al Ejercito en el cumplimiento de esas tareas".

    Se trata —explicó el experimentado experto humanitario- de un modelo de "seguridad ciudadana y no militarizado, no de una ley específica para regularizar los tiempos de la transición necesaria".

    El general Cienfuegos dijo en la entrevista con el diario Excélsior que, "si se me ordenara que mañana a las 06.00 de la mañana no haya un soldado en la calle, si ahorita me lo dijeran, mañana no habría un solo soldado en la calle, pero yo me imagino esto como esa película de Un día sin mexicanos", aludiendo al caos hilarante que se forma en esa comedia fílmica cuando en EEUU los mexicanos dejan de trabajar.

    Lea más: Secretario de Defensa dice que el Ejército de México es acusado de violar DDHH sin pruebas

    Lo que los organismos de la sociedad civil humanitaria en México y los organismos internacionales plantean es "una salida paulatina o progresiva del ejército de las calles, con una política pública y un marco normativo diseñado con tiempos claros, con una estrategia de fortalecimiento de instituciones policiales democráticas, ahora inexistentes".

    La semana pasada el Centro Pro de DDHH reveló un documento militar desclasificado que ordenaba a los militares en Tlatlaya –acusados de ejecutar entre 12 y 15 presuntos sicarios que se habrían rendido- que "las tropas deberán operar en la noche en forma masiva y en el día reducir la actividad a fin de abatir delincuentes".

    La secretaría de la Defensa respondió que de un total de 38 indicaciones sobre las operaciones del personal castrense para que se ajusten al marco jurídico vigente, los organismos humanitarios han subrayado solo uno que ordena "abatir delincuentes".

    En México, la palabra "abatir" significa "matar", enfatiza Padrón, "pero en la misma entrevista, el general Cienfuegos admite un lamentable error"; por eso "queremos que proceda a establecer la investigación de la responsabilidad de la cadena de mando", puntualizó Padrón.

    Además:

    Ejército de México intervino 13 municipios bajo control del crimen en Guerrero
    Ejército y policía de México ocupan zona de conflicto entre autodefensas de Michoacán
    Militares de México tenían orden de matar en Tlatlaya, dice informe de ONG
    Congreso de México acusa al Ejército de torturar y ejecutar a sicarios rendidos
    Etiquetas:
    Ejército de México, Centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro", Salvador Cienfuegos, Mario Padrón, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik