- Sputnik Mundo, 1920
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Heredera de los zares rusos: los bolcheviques no son los únicos responsables de la guerra civil

© Sputnik / Alexandr Polerenko / Abrir banco de fotosLa duquesa María Vladímirovna Románova
La duquesa María Vladímirovna Románova - Sputnik Mundo, 1920, 15.12.2021
Síguenos en
Mundo
Video
El año saliente se vio marcado, entre otras cosas, por un evento inusual: la boda de Jorge Románov, heredero de los zares rusos. Con este motivo, la jefa de la familia imperial Románov, la gran duquesa María, relató a Sputnik su papel en la historia de Rusia y sus actividades actuales.
La familia imperial rusa, representada por la rama los herederos del gran duque Cirilo I, hizo su regreso oficial a Rusia tras la disolución de la Unión Soviética en 1991. Sin embargo, su presencia en la etapa inicial era nada más que ceremonial, pero con el paso de tiempo empezó a participar en la vida social de la nación euroasiática.
La boda entre Jorge Románov y Rebecca Bettarini - Sputnik Mundo, 1920, 02.10.2021
Estilo de vida
Descubre qué Románov se casó en San Petersburgo y por qué le importa a Rusia
Según la gran duquesa María, ella no participa en la lucha política ni trata de atraer la atención de los medios. Cree que el interés hacia su persona se debe a los sentimientos de respeto por el legado histórico y cultural.
"Estoy abierta a la comunicación, no esquivo ningún tipo de preguntas, ni siquiera las más capciosas. Estoy preparada para la cooperación y para el diálogo. Pero no le impongo mi persona a nadie", dice en entrevista con Sputnik.
La posición de la familia imperial rusa, asegura, se formula de manera responsable y no se cambia en función de circunstancias temporales.

La responsabilidad de los bolcheviques

Los ancestros de María estaban convencidos de que la Revolución de Octubre y la guerra civil rusa fueron una tragedia común y ambas partes del conflicto tenían responsabilidad, opina.
Según indica, la responsabilidad no es solo de los revolucionarios, ni de los bolcheviques, los más radicales, ni de los enemigos extranjeros, sino también de la aristocracia, la gran parte de los clérigos y la burguesía.
"No tenemos el derecho ni de ser jueces ni de exigir arrepentimiento. Nosotros mismos nos arrepentimos, pedimos perdón por los errores que cometimos, que hicieron posible la revolución, y llamamos a dejar de culparnos uno a otro y, en su lugar, buscar caminos hacia el diálogo y consenso nacional", enfatiza la gran duquesa.

"Por un lado, nuestra patria logró evitar una nueva guerra civil a gran escala en la década de los 90. El pueblo lo entiende y valora el equilibrio que se formó. Por el otro lado, no obstante, existen ciertas fuerzas que buscan eliminar este equilibrio y volver a sembrar las semillas de odio y revanchismo", añade.

La casa imperial rusa rechaza cualquier revanchismo, sea rojo o blanco. Románova puso de relieve que las personas que lucharon en la guerra civil por ambos lados ya están muertas, así que no hay que seguir con la confrontación blanco-roja. En su lugar, afirma, hay que aprender la lección y hacer todo lo posible para evitar revueltas y un nuevo fratricidio.

El renacer de Rusia

La expulsión de la patria y la emigración fue una gran tragedia para la familia real, cuyos miembros viven en todos los rincones del planeta. Aun así, Rusia sigue siendo su patria, al menos en sus sueños, apunta.
Guerra civil rusa - Sputnik Mundo, 1920, 17.05.2019
Internacional
Todo lo que tienes que saber sobre la guerra civil rusa
Cuando María llegó por primera vez a Rusia sintió, describe, una mezcla de alegría y dolor. En aquella ocasión tuvo lugar el entierro de su padre, Vladímir. Al mismo tiempo, la gran duquesa vio que Rusia estaba en una grave crisis y permanecía en un estado de confusión.
Acababa de caer el sistema comunista que existió durante 70 años. En ese período nacieron varias generaciones. Según Románova, esa ideología se agotó, así que se requerían cambios.

"Pocas personas sabían qué tipo de cambios estaban por venir. Fue una época de grandes esperanzas y de grandes decepciones. A veces parecía que Rusia estaba en guerra, en una de la que no nos dimos cuenta".

La gran duquesa concluye que, desde entonces, muchas cosas han cambiado. El país, opina, se ha hecho mucho más estable. Entretanto, en las últimas décadas la familia imperial empezó a participar en la vida social de Rusia aún más, sin interferir en los procesos políticos.
Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала