Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a

Freddie Mercury y el sida
Сrónica de una muerte no anunciada

Por Arina Iliná

© AFP

Durante casi 20 años Freddie Mercury fue una de las figuras más extravagantes de la escena del rock británico y mundial. Fue conocido no solo por sus grandes éxitos musicales que le dieron fama mundial y el amor de millones de personas, sino también como un ícono del glam y un excéntrico. Sus fiestas después de los conciertos duraban días y se volvieron legendarias. Sin embargo, fuera del escenario era una persona bastante reservada.


Cuando Mercury murió por una bronconeumonía agravada por el sida el 24 de noviembre de 1991, no todos estaban preparados para esta noticia.

Los detalles de su diagnóstico permanecieron ocultos hasta el último momento. Solo un día antes de su muerte, el 23 de noviembre, Mercury hizo una declaración a la prensa sobre su estado, confirmando las especulaciones de los medios de comunicación de que el artista tenía sida.
Tras las enormes conjeturas de la prensa en las dos últimas semanas, deseo confirmar que he dado positivo en la prueba del VIH y que tengo sida. Me pareció correcto mantener esta información en privado hasta la fecha para proteger la intimidad de quienes me rodean. Sin embargo, ahora ha llegado el momento de que mis amigos y fanes de todo el mundo sepan la verdad y espero que todos se unan a mí, a mis médicos y a todos los del mundo en la lucha contra esta terrible enfermedad. Mi privacidad siempre ha sido algo importante para mí y soy famoso por mi falta de entrevistas. Por favor, entiendan que esta política continuará.
Freddie Mercury
© Jean-claude Coutausse / AFP
Durante mucho tiempo su diagnóstico fue un secreto muy bien guardado dentro de su círculo íntimo. Solo Mary Austin, quien fue durante años su novia y con quien mantuvo una buena relación, y su excompañero sentimental, Jim Hutton, estaban al tanto de su enfermedad.

Los miembros de la banda sospechaban que algo iba mal, estaban preocupados por las marcas en su piel, sus viajes cada vez más frecuentes para recibir tratamiento médico y su negativa a salir de gira tras los legendarios conciertos de Queen en el estadio de Wembley y en Knebworth en 1986.
"Le vimos desaparecer y volver con esas quemaduras en la piel. No nos gustaba preguntar porque quizás no queríamos saberlo y eso duró muchísimo tiempo... Freddie en ese momento todavía estaba lleno de energía, pero había señales de que algo lo estaba atacando. Queríamos pensar que era algo más. Había un cierto grado de autoengaño. Al final se hizo bastante evidente", recuerda el guitarrista de la banda Brian May en un nuevo documental de la BBC 2 titulado Freddie Mercury: The Final Act, que incluye entrevistas con los amigos y antiguos compañeros del artista.
© Jean-claude Coutausse / AFP
¿Qué es el sida?
El síndrome de inmunodeficiencia adquirida, o sida, es la enfermedad causada por el virus de inmunodeficiencia humana, también llamado VIH. Se trata de una enfermedad que afecta al sistema inmunológico humano, lo que puede derivar en severas infecciones o cánceres.

El VIH se contagia a través de fluidos como la sangre, el semen o líquido preseminal, el flujo vaginal y la leche de lactancia. Aunque no hay cura para el sida, sí hay tratamientos médicos para controlar la enfermedad.
...
La tragedia se debe en cierto modo a la estigmatización del VIH, es decir, todas aquellas actitudes, comportamientos y juicios irracionales o negativos hacia las personas que viven con este virus o corren el riesgo de contraerlo. Al principio de la epidemia del VIH, en los años 80, en muchos países los hombres homosexuales podían ser maltratados por presuntamente ser responsables de la transmisión del virus. Incluso, en la prensa lo empezaron a llamar "la plaga gay".
...
Según el portal informativo y educativo sobre el VIH y el sida, AVERT, incluso hoy en día la ilegalización en varios países y represión pública de las relaciones entre personas del mismo sexo alimenta la homofobia e impide que las personas LGBT accedan a los servicios vitales de prevención, pruebas, tratamiento y atención del VIH. Como resultado, algunas personas de la comunidad LGBT viven con el virus sin saberlo o se les diagnostica tarde, cuando el VIH es más difícil de tratar. Aunque los primeros casos sí se diagnosticaron en su mayoría en hombres homosexuales y drogadictos, no solo ellos corren el riesgo de contraer la enfermedad.
© AP
La orientación sexual de Freddie Mercury era a menudo objeto de discusión, ya que tenía relaciones tanto con mujeres como hombres, pero nunca decía explícitamente que era gay, al menos en público. Tampoco se alineó públicamente con el movimiento de los derechos LGBT. Su colega de banda, Brian May, decía: "Sé que a lo largo de su vida Fred no pensó que fuera importante ser gay o no".

Freddie Mercury incluso le dijo a uno de sus amigos, el periodista David Wigg, "lo que soy está en las canciones".
A varios fanáticos no les convence, incluso al día de hoy, las declaraciones del propio Mercury. Uno de los argumentos es que todavía no han revelado información esencial sobre el transcurso de su enfermedad, como:
  • la fecha del diagnóstico —año, mes y día—,
  • el nombre del médico que lo diagnosticó,
  • el hospital en el que ocurrió,
  • la fecha aproximada en la que se infectó con VIH,
  • cómo y dónde fue tratado.
Solo se conoce que, según la expareja de Mercury, Jim Hutton, se le diagnosticó el sida poco después de la Semana Santa de 1987.

©Marco Arndt / AP
Es que cuando se trata de proteger su vida privada, muchas veces los famosos están dispuestos a proporcionar información falsa sobre sí mismos para mantener su privacidad intacta. Uno de estos casos fue el de Rudolf Nuréyev, el conocido bailarín soviético, quien también dio positivo a sida y quien también ocultó su enfermedad durante mucho tiempo.

Julie Kavanagh, autora de la biografía Rudolf Nuréyev: La vida, relata que el bailarín se presentó a la clínica con el seudónimo de Señor Potts: "Una mañana llegó un sobre con la devolución de un cuestionario de seguridad social que había rellenado. 'Lamentablemente, no podemos tramitar el formulario porque no está a nombre del Sr. Nuréyev', decía la carta. Rudolf estaba en la clínica con un nombre falso, ¡pero aún así quería que le reembolsaran los gastos médicos!"
En el documental de la BBC 2, Brian May cuenta:
Se hablaba de que [Freddie] era gay, de que se lo merecía, de que llevaba un estilo de vida promiscuo, de que iba a pasar... Pensamos: 'Oh, Dios, ustedes no tienen ni idea de lo que es realmente esta enfermedad'. Decidimos que no íbamos a dejar que Freddie fuera percibido como una víctima.
Brian May
Guitarrista
La prensa informaba que Freddie había llevado una vida promiscua, vacía y solitaria, lo que enfurecía a los amigos del músico. Para proteger a Freddie de los rumores innecesarios y dejarle guardar su vida privada y dignidad, la banda estaba incluso dispuesta a dar declaraciones falsas.
Estaba absolutamente dispuesto a mentir descaradamente hasta el último minuto. Él [Freddie] no quería pasar por la miseria de ser objeto de lástima o escrutinio cuando estaba tan enfermo. Así que anunció [que tenía sida] y a las 24 horas falleció. Pensé que era probablemente el momento perfecto.
Roger Taylor
Baterista
Décadas después, el amor y el interés por Freddie Mercury continúan sin cesar. La película biográfica Bohemian Rhapsody, que se estrenó en noviembre de 2018, se ha convertido en el biopic musical más taquillero de todos los tiempos, con una recaudación mundial de más de 900 millones de dólares, frente a un presupuesto de producción de unos 52 millones de dólares.

Las canciones de Queen muestran mensajes fuertes y atemporales, lo que confirma sus propias palabras: lo que él fue realmente está en su música. Todo lo demás no es importante.

Para ver todos los proyectos interactivos de Sputnik
© 2021 Sputnik. Todos los derechos reservados

Fotos: AP, AFP
Texto y diseño: Arina Iliná
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала