Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
Qué pasa
La incertidumbre se apodera del mundo cada vez más. En Sputnik tomamos distancia para poder explicarte lo que está sucediendo. Análisis y opiniones de voces autorizadas sobre los asuntos más relevantes a nivel global. 15 minutos, de lunes a sábados.

Traiciones y puñaladas por la espalda: Occidente se hunde en sus miserias

Traiciones y puñaladas por la espalda: Occidente se hunde en sus miserias
Síguenos en
Auukus. Así se llama la nueva manzana de la discordia. El 'pacto nuclear' firmado por Australia, Reino Unido y EEUU, es un hachazo casi insalvable, una suerte de fratricidio, entre estos tres países y Francia. Y para que las cosas queden aún más revueltas, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, también traiciona a París.

Francia: ¿Traidor traicionado?

Creer o reventar. Las cosas que aquí se hacen, aquí se pagan. Se llama karma, y en este momento vino a cobrarle una deuda no muy lejana a Francia. Hace pocos años, Francia decidió romper un contrato con Rusia por el cual se comprometía a construir y venderle al país euroasiático, dos portahelicópteros de la clase Mistral. Y lo hizo por presiones de esos mismos socios que hoy la están traicionando.
Pese a que este jueves desde París pusieron en grito en el cielo, y el ministro de Exteriores Jean-Yves Le Drian no se anduvo con vueltas para gritarles "traidores", tanto a Australia como a EEUU, resulta que recibe una nueva traición, ahora desde las propias entrañas de la Unión Europea.
Cuando en principio el bloque comunitario se supone que debería mostrar unidad ante esta puñalada trapera recibida por Francia, va el 'alto representante de la diplomacia europea', el inefable Josep Borrell, y declara que la decisión de Australia de romper el acuerdo sobre submarinos con la compañía de defensa naval francesa Naval Group, que causará miles de millones de euros en pérdidas para Francia, no afectará las relaciones de Australia con la Unión Europea.
Entonces surgen las legítimas dudas sobre la unidad europea, sobre sus principios de lealtad y confianza, de ser un bloque monolítico donde el interés de uno es el interés de todos. En fin, valores europeos que les dicen, y de los que presumen. Y la respuesta a esas dudas les explota en la cara: no hay unión, no hay lealtad.

Borrell: ¿abogado del diablo?

¿Cómo es que el mismo Borrell que defiende los intereses de terceros países, como Ucrania que ni siquiera está en la UE, sobre el Nord Stream 2, es el mismo Borrell que ahora no defiende los legítimos intereses de un miembro del club, como lo es Francia?
"Josep Borrell debería proclamarse como el representante de EEUU en la política exterior de la autoproclamada Unión Europea", ironiza al respecto el analista internacional Carlos Martínez. Añade que "es una vergüenza porque es increíble que defienda antes los intereses de EEUU, que los intereses de los propios ciudadanos y empresas europeas".
"A los hechos me remito. También ha estado preocupado [Borrell], incluido Francia, con el gasoducto Nord Stream 2, y ahora se rasga las vestiduras como pasó también –es muy gracioso– con el caso de los contratos de los buques Mistral", advierte Martínez.
El analista abunda que "aquí hay unas incoherencias y contradicciones terribles, un tremendo 'quilombo' como podría decirse en Latinoamérica. Y este 'tremendo quilombo', esta continua lucha, y estas continuas puñaladas traperas, puñaladas por la espalda, entre teóricamente socios, lo que demuestran es que hay un modelo, el modelo de la OTAN, el modelo de Europa Occidental –siendo socio de primer grado del imperio norteamericano–, y ese modelo se está rompiendo, y este es un caso evidente y ejemplar para explicar lo que está pasando en estos tiempos", concluye Carlos Martínez.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала