Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

La incertidumbre: el otro atacante del 11-S

© AP Photo / Mark LennihanBomberos de Nueva York trabajando en el sitio de los atentados del 11 de septiembre de 2001
Bomberos de Nueva York trabajando en el sitio de los atentados del 11 de septiembre de 2001 - Sputnik Mundo, 1920, 10.09.2021
Síguenos en
La incertidumbre por lo que ocurría durante los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Washington y Nueva York, y por el destino de seres queridos, causó estragos en muchas personas. Eso lo puede corroborar Miguel Martínez, cubano residente en EEUU que vivió momentos de angustia e impotencia al desconocer el paradero de su novia.
"Aquel martes será inolvidable para mí. No recuerdo haber vivido otro día tan funesto como ese. La incertidumbre de qué le pasaba a mi novia de visita en Nueva York, la impotencia de no poder socorrerla en caso de peligro, la imposibilidad de comunicarme con ella, y ver lo que sucedía en una transmisión en vivo en televisión, me generó un caos del que no puedo desprenderme", comentó a Sputnik.
Martínez, hoy con 60 años de edad y más de 25 como residente en el sur de EEUU, contó sus experiencias de aquel día, cuando dos aviones de pasajeros secuestrados por terroristas de Al Qaeda —organización proscrita en Rusia— fueron estrellados contra las Torres Gemelas del Word Trade Center (WTC) de Nueva York, otro contra el edificio del Departamento de Defensa, en Washington DC, y un cuarto en las inmediaciones de Shanksville, en Pensilvania.
Fueron los ataques terroristas más grandes perpetrados en suelo estadounidense.

Impacto y desesperación

"Recuerdo que estaba acabado de despertar —cuenta—, cuando encendí la tele y vi la noticia por Telemundo 51, donde inicialmente se decía que el choque del primer avión contra uno de los edificios era un accidente. Pocos minutos después se vio en vivo al segundo avión como impactaba la torre sur del WTC, y ya no quedaban dudas que era un ataque terrorista".
Durante la charla con Sputnik, este emigrado cubano se enfrenta a sus propios recuerdos tormentosos. "Había conversado por teléfono mucho rato con mi novia en la madrugada, y nos habíamos puesto de acuerdo respecto a algunas cosas que compraría en Manhattan y que necesitábamos para nuestra nueva casa. Ella fue en un viaje de ocio y placer que terminó convirtiéndose en una pesadilla".
"Ver las imágenes en televisión, escuchar la narración del periodista José Díaz-Balart, pensar en qué lugar de la Gran Manzana estaría mi Grisel en aquellos instantes en que las torres ardían y se desplomaban, me petrificó, sin saber qué hacer y a dónde ir", comentó.
Momento del impacto del vuelo 175 contra la torre sur del World Trade Center, 11 de septiembre 2001 - Sputnik Mundo, 1920, 10.09.2021
América Latina
Víctimas y dolor, el recuerdo del embajador de Argentina en EEUU el 11-S

Silencio e impotencia

Infructuosamente trató de comunicarse con su novia a través del teléfono celular, pero las líneas estaban colapsadas. No había manera de saber a ciencia cierta qué ocurría en esos instantes con su ser querido, no había respuestas. Solo silencio e incertidumbre.
"Me desesperaba por saber de ella. En viajes anteriores a Nueva York, nos gustaba desayunar en el Windows on the World, un restaurante que estaba en el piso 107 de la torre norte del WTC, y me consumía la idea que esa fatídica mañana Grisel estuviera en ese lugar", recordó Martínez.
"Cada vez que íbamos a Nueva York —rememora— nos hospedábamos en casa de unos amigos en la 10ª Avenida y la calle 62, muy cerca del Lincoln Center, y la caminata desde ahí hasta el WTC era nuestro paseo habitual. Grisel y yo adorábamos caminar ese recorrido, y presentía pudiera estar cerca del lugar de la desgracia aquel 11 de septiembre".
Люди на улицах во время теракта в Нью-Йорке  - Sputnik Mundo, 1920, 10.09.2021
Internacional
Lágrimas y clima de guerra predominaron en Boston los días siguientes al 11-S

Reencuentro

Después de más de 16 horas de larga angustia, Martínez pudo al fin comunicarse con su novia Grisel, recuperando la tranquilidad al saber que estaba sana y salva.
"Cerca de la una de la madrugada del día 12 pude hablar con ella. Lloramos juntos al teléfono. Saberla viva me devolvió la paz interior", dijo, a pesar de que una enorme desgracia enlutecía a cientos de familias estadounidenses.
Dos décadas después, Martínez y Grisel están separados como pareja. Cada cual tomó un rumbo diferente, pero los une el recuerdo de esta tragedia.
Los atentados mataron a más de 3.000 personas, dejaron heridas a otras 25.000 y marcaron un antes y un después en la historia.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала