Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo, 1920
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

Las balas también cuentan historias

© Foto : Cortesía de Clemente GonzálezBalas halladas en Gallegos de Argañán (Salamanca)
Balas halladas en Gallegos de Argañán (Salamanca) - Sputnik Mundo, 1920, 31.07.2021
Síguenos en
El arqueólogo Clemente González García ha recuperado 20 kilogramos de plomo de los alrededores de Gallegos de Argañán (Salamanca). En su mayoría, proyectiles de la Guerra de la Independencia. Con ellos, ha sido capaz de reconstruir una batalla de hace más de 200 años.
En Gallegos de Argañán prima el silencio. La calma reina en esta pequeña localidad de la campiña salmantina de poco más de 200 habitantes. El borboteo del agua de la fuente o el mecer de los árboles apenas se ven interrumpidos por el tráfico de la carretera comarcal. La tranquilidad impera en el pasar de los días de este rincón de Castilla y León. No obstante, la quietud no siempre ha cubierto las tierras de la comarca.
Dos siglos atrás el ecosistema sonoro de los Campos de Argañán difería ampliamente del actual. El suave murmullo del cereal al viento enmudecía tras el relinchar de los caballos. El mugir de la vaca compartía espacio con el estallido de la bayoneta. El avance de las tropas marcaba la melodía del día a día en las áreas rurales de la moderna provincia de Salamanca. La cotidianeidad era regulada por los sucesos de la Guerra de la Independencia. "Es de sobra conocido que la actividad bélica durante la Guerra de la Independencia en la provincia de Salamanca alcanzó niveles de enorme intensidad. Los dos asedios de Ciudad Rodrigo o las batallas de Tamames, Fuentes de Oñoro, Arapiles..., constituyen algunos de los más destacados episodios de esa larga y cruel contienda", destaca el arqueólogo Clemente González García en un artículo.
© Foto : Cortesía de Clemente GonzálezBotones de uniformes franceses y británicos
Botones de uniformes franceses y británicos  - Sputnik Mundo, 1920, 29.07.2021
Botones de uniformes franceses y británicos
Los combates entre los ejércitos napoleónico y británico-luso se repetían en un área estratégica, antesala a la frontera con Portugal. En ocasiones, grandes batallas que resuenan en los libros de historia. Por norma general, escaramuzas de pocas horas y menor entidad, aunque causantes de un goteo de víctimas constante. La documentación de la época permite localizarlas, aunque algunas permanecen silenciadas en el pasado. González ha decidido devolver el habla a una de ellas.
Su estudio de la historia de Gallegos de Argañán fue el paso previo al trabajo sobre los campos de contienda. "Tras recopilar tanta documentación me di cuenta que había muchos episodios bélicos que podían documentarse a través de la arqueología y decidí elaborar un proyecto de investigación, que resultó aprobado por la Junta de Castilla y León", explica a Sputnik Mundo. Comenzó a trabajar sobre terreno en 2017, acompañado por un detector de metales. Con la vista en el suelo y el sol en la nuca, el arqueólogo registró palmo a palmo dos extensas áreas próximas a la localidad salmantina.

"El trabajo es duro físicamente porque son muchas horas andando con mucho peso encima y bajo el sol abrasador. Pero el mero hecho de realizarlo en plena naturaleza viendo correr a las liebres y volar a las águilas, llena plenamente. Trabajar en absoluto silencio, en plena naturaleza, es todo un privilegio al alcance de muy pocos. El cansancio físico se cura con horas de sueño".

Clemente González
Arqueólogo
En la primera zona de búsqueda, situada al oeste de la población, encontró 721 evidencias arqueológicas. Desde balas hasta hebillas de cinturón o botones. En la segunda, González indagó en un cuadrante de 4,5 kilómetros de longitud y 1 kilómetro de ancho. Un espacio de la parte oriental del municipio que desciende hacia la rivera de Azaba, cerca de donde vierte sus aguas al río Águeda. El proceso se ralentizó a causa de la abundante vegetación, por lo que tuvo que esperar a que fuese pasto de los animales. No obstante, los resultados fueron abundantes. Casi 2.000 objetos metálicos brotaron de la tierra: 780 proyectiles esféricos, 382 monedas, 117 botones y numerosas piezas de origen romano. La mayoría en el entorno de Marialba, pequeño asentamiento que en el siglo XIX apenas superaba la veintena de vecinos.
Los textos de la época señalaban varios enfrentamientos en el entorno del puente de Marialba. Un paso que en el siglo XIX formaba parte del camino que viajaba de Ciudad Rodrigo hacia Portugal. En sus inmediaciones se descubrió una gran concentración de proyectiles. La línea proyectada sobre la rivera del Azaba fue punto de colisión permanente entre ambos bandos de la guerra.
© Foto : Cortesía de Clemente GonzálezPuente de Marialba (Salamanca)
Puente de Marialba (Salamanca) - Sputnik Mundo, 1920, 29.07.2021
Puente de Marialba (Salamanca)

Reconstrucción de la batalla

Para la investigación, González hace un viaje hacia los momentos más intentos de la Guerra de la Independencia. En concreto, sitúa dos instantes de la lucha entre franceses y británicos en las cercanías de Gallegos de Argañán.
El primero se produce entre la primavera y verano de 1810, periodo comprendido entre el asedio francés de Ciudad Rodrigo y la rendición de Almeida (Portugal). Los choques llegan a Marialba, próxima al río y con un gran valor estratégico: en ella se sitúa una de las más destacadas alturas de la zona. Sin embargo, el puente no es prácticamente objeto de batalla. "En la primera la mayoría de los enfrentamientos tienen lugar a más de un kilómetro al este del puente, en la zona de la población de Carpio. Solo un leve tiroteo entre centinelas ocurre en el puente y esto probablemente serían menos de 10 disparos", indica el arqueólogo.
© Foto : Cortesía de Clemente GonzálezRestos de armamento hallados cerca de Gallegos de Argañán (Salamanca)
Restos de armamento hallados cerca de Gallegos de Argañán (Salamanca) - Sputnik Mundo, 1920, 29.07.2021
Restos de armamento hallados cerca de Gallegos de Argañán (Salamanca)
El segundo se sitúa en la primavera de 1811. El 5 de abril llega a Gallegos de Argañán la vanguardia del 2º Cuerpo francés para vigilar los caminos entre Ciudad Rodrigo y Almeida. Movimiento producido tras meses de incursión gala en suelo luso. El hambre les obligó a retirarse y dejar atrás a Almeida asediada por los británicos. La falta de víveres desgastaba al ejército de Napoleón. Según documentos de la época, hasta 700 caballos galos perecían cada 15 días por la falta de forraje. Así, el principal objetivo del mariscal Mássena era abastecer a la tropa, especialmente a los sitiados de la plaza portuguesa.
Con la misión de facilitar el paso de convoy con víveres hacia Almeida, el general Marchand partió el 23 de abril de 1811 con 2.000 infantes y un escuadrón de caballería para asegurar la ruta. Al tratar de cruzar el Azaba, los franceses se encontraron con los británicos en el puente de Marialba. El capitán Robert Capbell esperaba con 200 hombres. La compañía dirigida por Joseph Dobbs se aposentaba a un kilómetro y medio.
© Foto : Cortesía de Clemente GonzálezPartes de fúsil halladas en el campo de batalla de Gallegos de Argañán (Salamanca)
Partes de fúsil halladas en el campo de batalla de Gallegos de Argañán (Salamanca) - Sputnik Mundo, 1920, 29.07.2021
Partes de fúsil halladas en el campo de batalla de Gallegos de Argañán (Salamanca)
Ambos contingentes se enfrentaron en el puente. Las balas llovían desde los cerros próximos a la rivera. Un proyectil británico mató al tambor galo, lo que ayudó a rechazar a los soldados de Marchand. Tras el combate, una cobertura de piezas de plomo quedó sobre el terreno, sobre todo en la orilla izquierda del Azaba y en los dos lados del camino. Materia que ayuda al investigador a reconstruir los movimientos de los ejércitos. Saber qué ocurrió en Marialba.
Para ello, separa las balas halladas por calibre. Aquellas con un diámetro de en torno a los 17,5 milímetros pertenecen a los fusiles ingleses Brown Bess. Las que presentan 16,3 milímetros son las de los franceses Charleville. La mayoría están sin disparar, fruto de pérdidas involuntarias. Ayudan a señalar los lugares por los que pasaron ambos ejércitos. Los impactados puntualizan la dirección en la que apuntaban las armas y así desvelar la posición exacta de los militares de cada bando. Los proyectiles utilizados se distinguen del resto por su menor tamaño.

"Recientes experimentos con fuego real han demostrado que las balas esféricas disparadas con mosquetes pierden una media del 2,4 % de su peso, cifra que, según determinadas circunstancias, puede aumentar hasta el 7,5 %", puntualiza el investigador.

Incluso, se puede determinar la distancia desde la que fueron disparadas. La bala pierde velocidad por cada metro recorrido, por lo que su grado de deformación también disminuye. "A mayor distancia entre el punto de disparo y el de impacto, menor deformación experimentará el proyectil. Y al revés, si se dispara a corta o muy corta distancia, el proyectil presentará una acusada deformación según la superficie contra la que choque", apunta. Con esta información, salen a la luz los puntos del paraje donde hubo combates cuerpo a cuerpo.
© Foto : Cortesía de Clemente GonzálezMapa de la posición de las balas impactadas de británicos y franceses
Mapa de la posición de las balas impactadas de británicos y franceses - Sputnik Mundo, 1920, 29.07.2021
Mapa de la posición de las balas impactadas de británicos y franceses
Los resultados del estudio de los proyectiles, publicados en dos artículos, revelan los sucesos acaecidos el 23 de abril de 1811 en el puente de Marialba. Los hallazgos sugieren que la avanzadilla francesa cruzó la rivera e intentó ascender hacia las colinas donde se plantaron los británicos. Eso sí, siempre resguardados por el fuego continuo de sus compatriotas desde la orilla opuesta. Al mismo, tiempo, una parte del ejército napoleónico recorrió 300 metros del camino y disparó desde ambos lados. Los batallones mantuvieron sus posiciones hasta que las reservas británicas aparecieron y expulsaron a sus enemigos. Es probable que una cota en manos de los británicos fuese ocupada por los galos al presentar disparos de los dos bandos. Una información que coincide con los registros documentales del siglo XIX.
© Foto : Cortesía de Clemente GonzálezMapa de las direcciones a las que apuntaban los fusiles británicos y franceses
Mapa de las direcciones a las que apuntaban los fusiles británicos y franceses - Sputnik Mundo, 1920, 29.07.2021
Mapa de las direcciones a las que apuntaban los fusiles británicos y franceses
Un trozo de historia que padece los efectos de la naturaleza. Un elevado porcentaje de los proyectiles recuperados aparecen mordisqueados por la fauna de la zona. Corzos, jabalíes y cerdos se llevan a la boca las balas que desentierran cuando pastan. La mayoría escupe las piezas de plomo. Incluso masticadas, estas pueden ser reveladoras. El problema aparece en el momento que las ingieren o las mueven de sitio. Este acto puede modificar los resultados.
González apela a una mayor protección de los campos de batalla, que, según la normativa, tan solo entran dentro de la categoría de Sitio Histórico. "Quizá sería necesario algún grado más. Por ejemplo, Estados Unidos es uno de los países que mejor trata sus campos de batalla. Cada año tienen un presupuesto de más de 100 millones de dólares para adquirir propiedades privadas en las que ocurrieron sucesos bélicos. Algún día aquí se hará lo mismo. Al menos, espero. Sin duda favorecería su estudio, su conservación, su difusión, su respeto y protección", sentencia el investigador. Rescatar del silencio de la historia el canto de la otrora bélica y ruidosa meseta castellana.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала