Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
América Latina
Desde el Río Bravo hasta Tierra del Fuego, noticias, reportajes y análisis sobre la realidad latinoamericana

Una bomba de Carabineros la deja ciega, sin olfato y sin gusto: el destino en Chile

© Sputnik / Carolina TrejoCarabineros de Chile
Carabineros de Chile - Sputnik Mundo, 1920, 15.06.2021
Síguenos en
En aquel noviembre de 2019, Fabiola Campillai dejó de ver, oler y tener gusto. En camino a su trabajo, una bomba lacrimógena disparada por la Policía chilena impactó directo a su rostro. Al momento del ataque, Chile vivía el segundo mes de su histórico estallido social. Fabiola y otras miles de víctimas aún sufren los daños de la represión.
"Fui como todos los días a comprarle el pan para mis hijos, para dejárselo acá, y después me arreglé y me fui a trabajar. Mi hermana se ofreció a acompañarme a tomar la locomoción porque a mi esposo le había tocado trabajar ese día en la tarde", recuerda Fabiola en diálogo con Sputnik .
Ese día la trabajadora de 36 años y madre de tres niños se preparó como todos los días para dirigirse a su trabajo, en la comuna de San Bernardo al sur de Santiago. Le tocaba el turno de la noche en aquella semana por lo que salió en la tarde hacia la empresa Carozzi. Era el 26 de noviembre de 2019. El disparo de un funcionario de Carabineros, la Policía militarizada de Chile, que formaba parte de una acción represora a pocos metros de su casa, le destrozó el rostro.
 Carabineros en las inmediaciones de Plaza Dignidad - Sputnik Mundo, 1920, 13.05.2021
América Latina
Una bomba lacrimógena de Carabineros le destrozó el cráneo: aún espera justicia
En ese momento las protestas habían disminuido en el sector, aunque durante el día se habían registrado manifestaciones y barricadas, además de una fuerte represión policial en el contexto en que se encontraba Chile, tras el estallido social iniciado el 18 de octubre.
Ambas mujeres caminaban con tranquilidad, porque si bien en la esquina siguiente de su casa había un piquete de Carabineros, estos vigilaban a un grupo de jóvenes manifestantes que se encontraban distantes de ese sector.
"Salimos con mi hermana de acá, me despido de mis hijos y llegamos acá a la intersección de Fermín Vivaceta con Ángel Guido, que es el pasaje donde yo vivo, y de eso yo ya no recuerdo nada más. Yo caigo y ya después despierto en el hospital después de un coma en la UCI [unidad de cuidados intensivos] del hospital de IST [Instituto de Seguridad del Trabajo]", detalla Fabiola.
Fue en esa esquina donde el piquete de la Policía militarizada chilena avanzó al paradero, lugar donde debía recogerla el bus de la empresa, momento el cual uno de los carabineros, sin mediar provocación y distinguiendo a ambas mujeres, como consta en la investigación, les dispara una bomba lacrimógena directamente a la altura de la cara y desde una distancia próxima.
La Policía Federal de México - Sputnik Mundo, 1920, 16.06.2020
América Latina
Abuso policial en Latinoamérica: la violencia institucional atraviesa el continente
Según un estudio de Amnistía Internacional para esa fecha la Fiscalía Nacional de Chile observó que desde que se limitó el uso de escopetas antidisturbios, el 19 de noviembre de 2019, debido al cuestionamiento sobre la composición de los balines se produjo "un aumento notorio y comprobado en la utilización de carabinas de 37 milímetros que lanzan lacrimógenas de manera directa al cuerpo".
Se debe considerar, según los especialistas, el uso de estas bombas tiene un fin exclusivamente disuasivo para dispersar manifestantes, y no para causar daño o dolor, por eso tiene un protocolo de uso que obliga un disparo en 45º, hacia arriba. Porque el uso de lacrimógenas lanzadas con escopeta a menos de 150 metros puede ser mortal.
"Recuerdo que yo le decía a mi hermana que me dolía mi cara, y me hermana me decía ya va a pasar, ya va a pasar. Hasta ahí, nada más. Hasta que yo desperté como le digo en la UCI del hospital, ya con todos los daños que me había causado el disparo de este carabinero", relata.

No prestar ayuda oportuna a la víctima

© Foto : Gentileza familia Cornejo CampillaiFabiola Campillai Rojas, impactada en el rostro por una bomba lacrimógena arrojada por Carabineros
Fabiola Campillai Rojas, impactada en el rostro por una bomba lacrimógena arrojada por Carabineros - Sputnik Mundo, 1920, 14.06.2021
Fabiola Campillai Rojas, impactada en el rostro por una bomba lacrimógena arrojada por Carabineros
Su hermana Ana María, al momento de ver a Fabiola gravemente herida, increpó a los carabineros por lo sucedido y les pidió que la socorrieran. Sin embargo, los efectivos policiales les siguieron tirando bombas de gas. Distintos testimonios y registros de la jornada, junto con un sumario interno posterior, demostraron que al menos dos funcionarios se habrían percatado de que una persona había caído herida en la intersección hacia donde estaban disparando, y ninguno prestó auxilio.
Ante los gritos desesperados de Ana María pidiendo ayuda, los vecinos llevaron en un automóvil a Fabiola al Hospital Parroquial de la Comuna de San Bernardo, donde los médicos de ese servicio de salud fueron los primeros en dar una descripción de sus lesiones. "Herida facial complicada por proyectil de lacrimógena, trauma ocular contuso con compromiso de esclera bilateral, trauma nasal complicado con fractura del vértice fractura facial Lefort II", detalla el informe.
Una vez traslada al Hospital Barros Luco su diagnóstico fue de "politrauma, herida compleja tercio medio facial, múltiples fracturas expuestas de huesos del tercio medio y superior de la cara con minutas y compromiso de ambos globos oculares, lesiones graves".
Así Fabiola se sumaba a las más de 400 víctimas de trauma ocular en Chile, heridas durante la revuelta social.
© Foto : Gentileza familia Cornejo CampillaiTomografía del rostro de Fabiola Campillai en la cual se aprecian los daños causados
Tomografía del rostro de Fabiola Campillai en la cual se aprecian los daños causados - Sputnik Mundo, 1920, 14.06.2021
Tomografía del rostro de Fabiola Campillai en la cual se aprecian los daños causados
"El médico es quien me dice que yo ya no voy a volver a recuperar mi vista. Y después con el tiempo supe de todos los daños, de la pérdida de mi gusto, de mi olfato que tampoco voy a recuperar, porque el médico también me dijo que ya eso no se iba a recuperar", señala Fabiola sobre las trágicas secuelas que le dejó el ataque sufrido.
Las múltiples fracturas también le produjeron una fístula en su cabeza que comenzó a drenar líquido cefalorraquídeo. Debió ser sometida a una cirugía, la cual también le ocasionó una infección que la tuvo nuevamente al borde de la muerte.
"Tienen que operarme, hacerme un cintillo desde la oreja hasta la otra para poder parchar eso. Ponerme un parche y lo cual termina fallando la operación, y en septiembre del año pasado volví a caer al hospital por lo mismo, se había abierto la fístula y además me había dado una meningitis".

Aprender a vivir

© Sputnik / Carolina TrejoFabiola Campillai Rojas en su casa
Fabiola Campillai Rojas en su casa - Sputnik Mundo, 1920, 14.06.2021
Fabiola Campillai Rojas en su casa
Fabiola ha tenido que aprender a vivir de nuevo durante estos meses. La experiencia ha resultado compleja y con un riesgo latente para su salud.
"Ha sido difícil, difícil para mí y para mi familia (...) tengo que volver a aprender a hacer todo lo que hacía antes, desde esta vereda ahora en la cual ya no están mis ojos, ya no siento gusto ni olfato, ya no puedo levantar peso sobre 10 kilos porque si yo levanto peso, hago fuerza, la fístula que está dentro de mi cabeza se puede abrir y eso sería de nuevo operación", explica.
"Aprender a hacer todo, aprender a bañarte, aprender siquiera a caminar y seguir una línea, vestirte, todo con ayuda, ayuda de mi esposo. El tomar los medicamentos, el aprender a comer de nuevo, porque tienes que aprender a comer sin ensuciarte, porque ya no están tus ojos y tú no ves, entonces cuando tú comes te ensucias y tienes que aprender a no hacerlo", añade.
Un aprendizaje que también alcanza a su familia: "Aprender que su mamá ya no tiene sus ojos, es discapacitada porque ellas estaban acostumbrada a su mamá de antes, hoy en día dejan cosas por ahí que yo me pueda tropezar, todavía se les olvida que su mamita ya no tiene sus ojos. También les ha costado mucho acostumbrarse a lo que me pasó".
© Foto : Gentileza familia Cornejo CampillaiFabiola junto a su esposo, Marco
Fabiola junto a su esposo, Marco  - Sputnik Mundo, 1920, 14.06.2021
Fabiola junto a su esposo, Marco
Porque Fabiola antes del ataque era muy activa, además de ser madre de tres hijos era bombera y futbolista, y hoy depende de sus familiares, especialmente de su marido, Marco Cornejo, a quien ella le reconoce toda su entrega.
"Sin duda mi esposo que es el que está todo el día al lado mío, es el que me asiste en todo, es el que se preocupa hasta porque mi ropa esté limpia todos los días, y la ropa de mi hijo más chico, él es el lavandero también. Y se preocupa de que si yo estoy con pena, que si estoy con rabia, que si estoy feliz, de lo que necesito, si quiero comer algo. Siempre está a mi lado", dice.
Un apoyo que también es económico porque ella es sostenida únicamente por su marido y el resto de su familia. Hasta ahora no ha recibido compensación alguna por parte del Estado ni de Carabineros.
"Gracias a Dios he tenido el apoyo de mi familia, de mi esposo, de mis hijos, mi hermana, mi mamá que son los que me han llevado a la fuerza, sobre todo mis hijos".
Fabiola Campillai Rojas en su casa - Sputnik Mundo
Fabiola Campillai

Aún en espera de justicia

© Foto : Gentileza Radio NewenCampaña por justicia para Fabiola Campillai en redes sociales
Campaña por justicia para Fabiola Campillai en redes sociales - Sputnik Mundo, 1920, 14.06.2021
Campaña por justicia para Fabiola Campillai en redes sociales
Fabiola Campillai es categórica respecto al actuar de los tribunales en su caso: "Yo creo que sin duda la justicia no está haciendo su trabajo, no está siendo justa, ese es el problema: es la justicia".
Pese a que la investigación que está llevando a cabo la Fiscalía deja clara la existencia del delito cometido contra Fabiola, aún no hay juicio. Incluso se tiene los antecedentes que el funcionario responsable del ataque, Patricio Maturana, no tenía la certificación para utilizar una escopeta lanza-gases en la fecha de la agresión, y solo la obtuvo al mes siguiente.
Una certificación que Maturana logró porque siguió en servicio activo. Solo nueve meses después del ataque, el 28 de agosto de 2020, fue detenido y formalizado por el Ministerio Público por el delito de apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves-gravísimas. Sin embargo, el 5 de septiembre la Corte de Apelaciones de San Miguel revocó su prisión preventiva y lo dejó con la medida cautelar de arresto domiciliario total, con la que permanece hasta el día de hoy, en espera del juicio oral.
Una determinación que, según Fabiola y su familia, solo ha favorecido al agente, "porque él tiene un arresto domiciliario, puede estar tranquilo en su casa, y sin duda este tiempo que él ha estado con arresto domiciliario se le va a descontar de su pena máxima".
Un beneficio que se ha prolongado debido a las constantes postergaciones del inicio del juicio, y que a principios de junio el tribunal volvió a aplazar.
"Siguen dándole más apoyo al carabinero que dispara, le siguen dando más apoyo a un delincuente que a nosotros como víctimas".
Fabiola Campillai Rojas en su casa - Sputnik Mundo
Fabiola Campillai
Una situación que contrasta, según Fabiola, respecto a la de quienes han salido a manifestarse y que han sido detenidos. "Para nosotros es una injusticia el que jóvenes por protestar estén recluidos en una cárcel y las personas que nos disparan, que nos han matado, que nos han hecho daño, que nos han mutilado, que nos han violado estén en la calle sin un juicio, sin una pena."
"Tenemos esa sensación de injusticia en verdad, pensando que ya están condenando a algunos de los jóvenes que están presos por esto de la revuelta, entonces nos sentimos mal, sentimos que no hay justicia en Chile de nuevo", recalca.
Erika Meza - Sputnik Mundo, 1920, 01.06.2021
América Latina
Presa y condenada por protestar en Chile, un relato multiplicable por 20.000
Lo cierto es que sorprende la fortaleza de esta mujer, quien hasta hoy sigue luchando por un juicio justo y que se castigue a todos que están comprometidos. "La querella va contra quienes resulten responsables, aquí había un piquete completo, aquí hay un mando, aquí hay un general, que todos tienen que dar una declaración de lo que pasó", demanda.
"Yo creo que sin duda el general y también el señor [exministro del Interior Gonzalo] Blumel. que él en ese tiempo estaba a cargo, y sin duda también el presidente porque él tiene mucho que ver en estos crímenes de lesa humanidad", concluye.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
EN VIVO
Заголовок открываемого материала
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала