Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

De casi ser arrasado por un pantano a la resurrección: crónica de un pueblo español

© Foto : Cortesía de Óscar EspinosaVista de la iglesia de San Miguel de Jánovas (Huesca)
Vista de la iglesia de San Miguel de Jánovas (Huesca) - Sputnik Mundo, 1920, 25.04.2021
Síguenos en
Jánovas es sinónimo de lucha vecinal. Expulsados en el siglo XX de sus casas por un pantano que nunca se llegó a hacer, sus antiguos habitantes reconstruyen el lugar que fue su hogar. Medio siglo ha pasado hasta que recuperaron sus propiedades.
Ruge el río Ara. Sus aguas repiquetean sobre las piedras del lecho. El caudal alimenta la arboleda que crece a sus orillas. Un manto verde que acaba por encaramarse en las laderas de los Pirineos. En su avance, la vegetación parece engullir el pequeño pueblo de Jánovas. Las paredes de piedra asoman entre las copas de los árboles. También lo hace el campanario de la Iglesia de San Miguel. La naturaleza ha favorecido el deterioro del lugar. Parte de sus 42 casas yacen tiradas en el suelo. Vacía y derruida son los adjetivos que definen a esta localidad, que antaño alcanzó los 300 habitantes. El causante fue un pantano. Una obra que jamás llegó a ver la luz.
Entre la maleza, además de ruinas, se ve también alguna grúa. En sus calles, hormigoneras y palés. Óscar Espinosa sube cada viernes a Jánovas. Recorre los más de 150 kilómetros que separan al pueblo de Zaragoza, ciudad en la que reside habitualmente. El fin de semana dirige las obras de reconstrucción de la vivienda en la que se criaron su abuelo y su padre. Su idea es mudarse allí y regentar una casa rural. Mantendrá su nombre original: Casa Agustín. "Quiero dejar la casa igual que estaba antes del desalojo, pero con las comodidades del siglo XXI. Estamos en una zona muy turística, cerca del Parque de Ordesa y Monte Perdido. Hay senderistas que dicen que les gustaría quedarse una vez esté acabada", asegura a Sputnik Mundo este vecino y director de la Fundación San Miguel, centrada en la restauración de la población.
© Foto : Cortesía de Óscar EspinosaCasa Agustín, futura casa rural de Jánovas (Huesca)
Casa Agustín, futura casa rural de Jánovas (Huesca) - Sputnik Mundo, 1920, 23.04.2021
Casa Agustín, futura casa rural de Jánovas (Huesca)
Cree que el próximo agosto podrá abrir. Casi 50 años desde que el último vecino abandonó el pueblo. "Nos echaron", dice contundente Jesús Garcés, nacido en Jánovas. La historia comenzó en el siglo XX, cuando el Estado autorizó la construcción de un embalse en el valle del río Ara, que implicaría la inundación de varios núcleos de población. En 1951, el BOE recogió la declaración de utilidad pública del proyecto en el que se incluía una central hidroeléctrica. La compañía Iberduero era la ejecutora. Su actuación no tardó en llegar.
© Foto : Cortesía de Fundación San MiguelJánovas (Huesca)
Jánovas (Huesca) - Sputnik Mundo, 1920, 22.04.2021
Jánovas (Huesca)
En los sesenta, la empresa se encargó de hacerse con las propiedades de los vecinos de Jánovas, Lavelilla y Lacort, situados en el territorio que ocuparía el pantano. Al contar con la declaración de utilidad pública, la expropiación fue su principal arma. Óscar Espinosa no nació en el Pirineo oscense, pero recuerda a su padre hablar de la salida de su familia del lugar. "Les dejaron en la calle. Mi padre y mis abuelos se fueron a Barcelona. Allí, mi abuelo, que estaba fuerte como un roble, duró un año. Se murió de pena, ya que no fue capaz a hacerse a la vida de Barcelona", explica Espinosa.
Garcés fue uno de los últimos habitantes del pueblo en dejar su casa. Tras las expropiaciones acaecidas en los sesenta, sus padres y sus seis hermanos se convirtieron en los únicos vecinos. El apellido de la familia es símbolo de la resistencia. Todavía recuerda las presiones de Iberduero. Relata que llegaron a dinamitar varias casas del pueblo. "Mi padre consiguió que dejasen de hacerlo tras hablar con el gobernador de Huesca. Decían que era para evitar peligros, pero no tenía sentido. Qué más da, si vas a inundarla después", puntualiza. Y no solo eso. En varias ocasiones, destrozaron el huerto familiar. "Eran tiempos de Franco. No querían que subsistiéramos. Su objetivo era hacerte la vida imposible", indica Garcés.
© Foto : Cortesía de Fundación San MiguelNiños en Jánovas (Huesca)
Niños en Jánovas (Huesca) - Sputnik Mundo, 1920, 22.04.2021
Niños en Jánovas (Huesca)
Los Garcés superaron a la dictadura. Se mantuvieron en su residencia de Jánovas. Miraban con esperanza la venida de la democracia. "Cuando ganó las elecciones Felipe González, mi padre dijo 'a tomar por culo, ya no hay pantano ni nada'", rememora el oscense. Un año y medio después de las elecciones de 1982, la Guardia Civil les obligó a marcharse definitivamente. Era enero de 1984. Jesús Garcés tenía 31 años. Ahora tiene 67 y reside en San Sebastián. Su deseo es acabar sus días en el pueblo que le vio nacer. Su esposa y él son algunos de los que están levantando casa en Jánovas. Espera poner el tejado este mismo año. En 2022, le gustaría vivir a orillas del Ara.
© Foto : Cortesía de Jesús GarcésVista de Jánovas (Huesca)
Vista de Jánovas (Huesca) - Sputnik Mundo, 1920, 23.04.2021
Vista de Jánovas (Huesca)

Sin casa y sin pantano

Jánovas cayó en el olvido. Al menos, institucional. Los vecinos rehicieron su vida lejos de su lugar de origen, mientras sus antiguos domicilios esperaban a ser inundados. Pero, el agua nunca llegó. El año 2000, el Ministerio de Medio Ambiente firmó la declaración negativa de impacto medioambiental del embalse. El 10 de febrero se publicaba en el BOE la resolución. "Si es que era una aberración. Aguas abajo están los pantanos de Mediano y Grado y muchos años no se llenan. El embalse hubiese estado medio seco la mayor parte del tiempo", asegura Garcés.
Los vecinos creen que nunca tuvieron una intención real de construirlo. "Tal vez hubo motivaciones económicas. Es triste que no lo hiciesen. Porque si hubiesen hecho el embalse, lo habríamos aceptado. Supuestamente era por el bien común. Pero no fue el caso. Echaron a la gente antes de hora, cuando es lo último que se tiene que hacer. Las personas no valíamos nada", lamenta Espinosa.
© Foto : Cortesía de Óscar EspinosaCalle de Jánovas (Huesca)
Calle de Jánovas (Huesca) - Sputnik Mundo, 1920, 23.04.2021
Calle de Jánovas (Huesca)
En 2005 se desestimó la construcción del pantano. Ocho años después comenzaban a resolver los expedientes de reversión. La intención de los propietarios era recuperar su antiguo hogar. Frente a ellos, la lentitud de la burocracia. Casi una década tuvieron que esperar para volver a Jánovas como dueños de sus casas. 20 años desde que se decidió que el embalse no se levantaría. "Está siendo un proceso largo e injusto para los vecinos", resalta Manuel Larrosa, alcalde de Fiscal, municipio del que depende Jánovas.
Las negociaciones sentaron en la mesa a los habitantes del lugar y a Endesa, que adquirió los activos de Jánovas a finales de 1993. La compañía priorizó por la devolución del patrimonio a los reversionistas. En un principio, pedían un importe 34 veces superior a lo que recibieron por la expropiación. Al no estar las propiedades en el mismo estado, la ley de expropiación permite volver a tasarlas, según el precio actual de mercado. Pero, también teniendo en cuenta los daños. Así, se acabó marcando un precio definitivo mucho más bajo. Aproximadamente, entre cuatro y seis más el dinero que les ofreció el Estado. Un millón de pesetas, poco más de 6.000 euros, recibió la familia Espinosa por dejar su domicilio. 36.000 euros han tenido que pagar para recuperarlo. Unos seis millones de pesetas. "Debieron devolverlo gratis. Al final, las casas y los terrenos estaban destrozados", asevera Espinosa.
© Foto : Cortesía de Óscar EspinosaCasa de Jánovas en obras (Huesca)
Casa de Jánovas en obras (Huesca) - Sputnik Mundo, 1920, 23.04.2021
Casa de Jánovas en obras (Huesca)
El 90% de los expedientes se han resuelto ya. En el enclave oscense se están rehabilitando 10 casas. En un futuro, podrían ser más, cuando algunas familias organicen el patrimonio recibido. Poco a poco, Jánovas recupera la vida que hace medio siglo tuvo. A pesar de estar en ruinas, sus vecinos nunca dejaron de ir. Fueron ellos los que defendieron al pueblo de la intrusión del bosque en sus calles. Entre todos, arreglaron el cementerio y la fuente. Su misión fue proteger el lugar del paso del tiempo. Ahora, regresan como propietarios.
"Nunca nos consiguieron echar del todo. Ahora volvemos a levantar Jánovas. A base de mucho esfuerzo, hemos conseguido ganar esta guerra. Es cierto que tuvimos bajas y volvimos pagando y con el pueblo derruido. Pero volvimos". Óscar Espinosa, director de la Fundación San Miguel.

"Nunca nos consiguieron echar del todo. Ahora volvemos a levantar Jánovas. A base de mucho esfuerzo, hemos conseguido ganar esta guerra. Es cierto que tuvimos bajas y volvimos pagando y con el pueblo derruido. Pero volvimos".

Óscar Espinosa
Director de la Fundación San Miguel

Olvido de Madrid

El proceso de reversión casi ha acabado. La mayoría vuelve a tener en su mano las escrituras de sus parcelas. También la sensación de que el Gobierno central nunca estuvo a su lado. Los vecinos critican que no se sentase con ellos y Endesa a negociar. Especialmente cuando fue el Estado el que propuso y denegó la construcción del pantano. "Para echarnos y dejarnos en la calle, el Estado fue como un puño de hierro, tanto en el franquismo como en la democracia. Más adelante, nos dejaron solos", confiesa Espinosa.
Comparte esta opinión, el alcalde de Fiscal. Manuel Larrosa lleva 14 años al frente del Consistorio. Tiempo en el que jamás ha recibido contestación del Ministerio de Medio Ambiente. Desde su punto de vista, el culpable de los retrasos en el proceso de devolución de las viviendas. "Entiendo que era un proceso novedoso. Pero, es incomprensible que en 14 años no se hayan puesto en contacto con nosotros. Juegan como si el asunto fuera una patata caliente. Que lo arregle quien venga. No se dan cuenta que juegan con pueblos enteros".
© Foto : Cortesía de Óscar EspinosaGrúa frente a una casa en proceso de reconstrucción de Jánovas (Huesca)
Grúa frente a una casa en proceso de reconstrucción de Jánovas (Huesca) - Sputnik Mundo, 1920, 23.04.2021
Grúa frente a una casa en proceso de reconstrucción de Jánovas (Huesca)
El valle del Ara es lugar de nacimiento y hogar del regidor. Desde su juventud, el pantano de Jánovas ha sido tema de conversación en todas las casas del municipio. Y lo sigue siendo. Un asunto que no solo afectó a los pueblos que iban a quedar sumergidos. También al resto de núcleos de Fiscal. Por ejemplo, en Ligüerre de Ara nunca tuvieron claro si ellos también quedaban incluidos en las zonas inundadas. "Los que se fueron sufrieron la expulsión y los que se quedaron la incertidumbre y el abandono", señala Larrosa. Las dudas sobre el embalse limitaron las inversiones. La carretera N-260 no tenía fecha de asfaltado. "Nadie quería hacer nada en la zona, porque pensaban que iba a estar bajo el agua", apunta. Al irse sus habitantes disminuyó la recaudación de impuestos y se ralentizó la actividad en este rincón del Pirineo aragonés.

"Se detuvo el desarrollo a nivel económico de la zona. Al haber menos vecinos, también se impulsaron menos negocios. Sus idas y venidas han frenado el crecimiento del municipio. Esta no es la España vaciada es la España que vaciaron".

Manuel Larrosa
Alcalde de Fiscal
En pleno 2021, Jánovas tiene agua y electricidad gracias a los trabajos del Gobierno de Aragón y la Diputación de Huesca. Las subvenciones han permitido montar una línea eléctrica de media tensión. Además, se han urbanizado algunas calles del núcleo. "Las administraciones autonómicas están pagando proyectos que debería costear Madrid", remarca Espinosa. "Es lamentable que no hayan presupuestado todavía el plan de restitución para el pueblo. Además, tienen la poca vergüenza de aprobar en el plan de actuaciones del Ebro obras para 2027. La gente ya tiene las propiedades. Necesitan de unos servicios básicos para poder vivir", añade el alcalde de Fiscal.
© Foto : Cortesía de Óscar EspinosaRincón de Jánovas (Huesca)
Rincón de Jánovas (Huesca) - Sputnik Mundo, 1920, 23.04.2021
Rincón de Jánovas (Huesca)
Una de las principales reclamaciones es mejorar el acceso. Un puente colgante de 1808 cruza el Ara. Sus tableros no aguantarían el paso de los vehículos. Los vecinos se las han ingeniado para improvisar un paso sobre el río con una serie de tubos. Infraestructura que arreglan con una excavadora cada vez que aumenta el cauce. "No llega ni a dos millones de euros", especifica Garcés. Una demanda que pretenden transmitir al ministro de Fomento, José Luís Ábalos.
En una entrevista al diario Alto Aragón, la directora de la Confederación Hidrográfica del Ebro, María Dolores Pascual, contestó que "no se pueden hacer infraestructuras que no sean razonables o sostenibles". Unos comentarios que no gustaron a aquellos que ven su futuro en el pueblo. "Se les llena la boca con la España vaciada, pero no hacen nada. Jánovas podría ser un ejemplo de hacer las cosas bien y no lo están sabiendo sacar adelante", sentencia Espinosa. Una localidad resucitada a base del esfuerzo de sus vecinos. Fortín contra el inexorable paso del tiempo. Y las circunstancias.
© Foto : Cortesía de Óscar EspinosaCalle de Jánovas (Huesca)
Calle de Jánovas (Huesca) - Sputnik Mundo, 1920, 23.04.2021
Calle de Jánovas (Huesca)
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала