Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
Economía (imagen referencial) - Sputnik Mundo
Economía
Sputnik te explica procesos económicos complejos en palabras simples.

¿Podrían los países asiáticos superar a EEUU en la fabricación de chips?

Bandera de EEUU - Sputnik Mundo, 1920, 14.04.2021
Síguenos en
EEUU se dispone a aumentar las inversiones en tecnología, incluso en la producción de circuitos integrados, también conocidos como chips, ya que pretende recuperar el liderazgo en este ámbito. Algunos de sus competidores asiáticos, sobre todo Taiwán y Japón, avanzan más rápido en este campo y no piensan retroceder.
EEUU ha perdido el liderazgo en la industria de semiconductores. Si en 1990 al país norteamericano le correspondía el 37% de la producción mundial, ahora este indicador no supera el 12%.
Además, algunos gigantes tecnológicos, como Intel, están perdiendo poco a poco sus ventajas. Las unidades centrales de procesamiento Intel ya no son las más rápidas del mundo. Ahora, la compañía se retrasa desde el punto de vista tecnológico. En el 2020 Intel lanzó procesadores fabricados en procesos tecnológicos de 10 nanómetros, mientras que la empresa taiwanesa TSMC ya pasó a la producción de procesadores de 5 nanómetros, lo que supone una gran diferencia en la microelectrónica.
Al final, en el 2020 Intel produjo chips por un valor de alrededor de 14.300 millones de dólares, mientras que Samsung gastó el doble. TSMC, que ya es el líder en cuanto a los volúmenes del mercado y al nivel tecnológico de productos, incluso se plantea aumentar su inversión hasta los 28.000 millones de dólares en el 2021.
Tecnología - Sputnik Mundo, 1920, 28.01.2021
Ciencia
Carrera por la inteligencia artificial: ¿por qué ningún país podrá ser el líder absoluto?

Un grandioso plan de inversiones de Biden

El presidente de EEUU, Joe Biden, se reunió con los representantes de las empresas tecnológicas mundiales el pasado 12 de abril para discutir el problema del déficit de microchips, así como las perspectivas de que el país norteamericano vuelva a desempeñar el papel de líder global en la industria de semiconductores.
En la reunión participaron la secretaria de Comercio, Gina Raimondo, el consejero de Seguridad Nacional, Jacob Sullivan, y el director del Consejo Económico Nacional, Brian Deese, entre otros funcionarios. También asistieron altos cargos de General Motors, Alphabet, Intel, TSMС y otras compañías tecnológicas.
Los fabricantes de autos estadounidenses que siguen enfrentando el déficit de chips en el mercado fueron los promotores de la reunión, informa Reuters. Aseguraron que si la situación no cambia, podrían producir 1,28 millones de vehículos menos.
Durante el encuentro no se han tomado decisiones concretas, anunció la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki. El objetivo era dialogar de forma abierta con los líderes de los sectores tecnológicos, y este diálogo se desarrolló con éxito, explicó.
El comunicado oficial de la Casa Blanca no da muchos detalles. Se indica que las partes enfatizaron la importancia de aumentar la transparencia de las cadenas de suministro existentes en la industria de los semiconductores para evitar la escasez de estos productos en el futuro. Se discutieron además el plan de inversiones de 2,25 billones de dólares elaborado por Biden que se orienta a fortalecer la seguridad nacional, la estabilidad de las cadenas de suministros, así como la infraestructura del futuro, según se informa. En particular, se propone gastar en semiconductores unos 50.000 millones de dólares.
Los fondos se dirigirán a investigaciones y diseños, así como a la creación de capacidades productivas en el territorio nacional. El mandatario planea que el plan permitirá crear empleos y devolver a EEUU su liderazgo y, además, protegerá la cadena de suministros contra interrupciones y déficit, explicaron funcionarios estadounidenses.
Un chip Kunpeng 920 se exhibe durante una ceremonia de inauguración en Shenzhen, China - Sputnik Mundo, 1920, 24.11.2020
Ciencia
El futuro de China está en la independencia tecnológica

Lo que piensan los expertos sobre la intención de EEUU

El mandatario estadounidense quiso promover un plan de inversiones que no pueda ser cuestionado por los republicanos, opina el investigador del Instituto Chino de Relaciones Internacionales Contemporáneas, Chen Fengying. Biden necesita promover su plan de inversiones que supone la reactivación de la economía, la ciencia y las tecnologías estadounidenses, opina.

"[El mandatario] necesita atraer la atención pública hacia su programa para que los representantes del partido republicano tengan menos posibilidades de enfrentarlo", enfatizó el experto.

El objetivo principal del plan de Biden es crear empleos, confirma el científico. "Pienso que es bastante posible ya que el desempleo ha aumentado debido a la pandemia en muchos ámbitos, ante todo, en el sector de servicios", afirma. "Pero los semiconductores son otro problema. Aquí se trata de altas tecnologías, y no a todos les conviene tener un empleo en este campo", añade.
Así que no es tan fácil para EEUU recuperar este sector, pero se puede desarrollar la estrategia de alianzas, subsidiar, por ejemplo, a fabricantes de chips en otros países amistosos, como Corea del Sur e India, entre otros, donde el valor de la fuerza de trabajo es más bajo que en Estados Unidos, concluye Fengying.
Los planes de la Administración de EEUU de gastar unos 50.000 millones en el desarrollo de la industria de semiconductores animaron a los participantes de la reunión. El vicepresidente de TSMC Peter Cleveland explicó que las observaciones del presidente estadounidense confirman la aspiración del país norteamericano por tomar medidas decisivas que serían beneficiosas para todos los actores del mercado mundial y que su empresa saluda estos esfuerzos.
Además, TSMС planea construir una fábrica de chips valorada en 12.000 millones de dólares en Arizona. Y se espera que una gran parte de estos gastos sea subvencionada por las autoridades estadounidenses. Si Washington atrae a fabricantes de circuitos integrados mundiales con su dinero y subsidios, una parte de su actividad se trasladará a EEUU, piensan los expertos.
Al mismo tiempo, con todas estas medidas de apoyo económico a gran escala EEUU se arriesga a endeudarse, enfatiza Chen Fengying. Toda esta estrategia norteamericana se orienta a no permitir el ascenso de China en uno u otro ámbito, afirma. "Sabemos que el déficit fiscal de EEUU alcanzó un récord en el 2020. Ahora Biden anunció un nuevo paquete de estímulos económicos por 2,25 billones de dólares. Si agregamos a esto paquetes de estímulos por 1,9 billones de dólares, se trata de una enorme carga financiera", concluye.
 Ford F-150 XLT - Sputnik Mundo, 1920, 19.03.2021
Economía
Crisis de chips: los pickups Ford se quedan sin computadoras
Al mismo tiempo, Biden intenta reformar el sistema fiscal y recibir más fondos. Pero el potencial de atracción de estos recursos está muy reducido. Así que la economía deficitaria estadounidense a base de deudas se hace realidad, lo que puede generar graves problemas estructurales, incluso el del suministro de chips, expone el investigador.

El centro de competencias en la fabricación de chips se desplaza hacia el Este

El problema no es solo que el valor de la fuerza de trabajo en EEUU sea alto, sino también que no es ventajoso fabricar chips en el territorio estadounidense. Por lo tanto, el centro de competencias en este ámbito avanzado se desplaza hacia el Este (Corea del Sur, Japón y Taiwán). En estas regiones el valor de la fuerza de trabajo no es de calidad inferior. Al mismo tiempo, los centros de fabricación de chips se encuentran cerca del principal mercado de venta, que es China, piensan los expertos.
China es el consumidor de circuitos integrados más grande del mundo. El país exporta anualmente estos productos por unos 300.000 millones de dólares, más que el petróleo. Es más complicado y caro recibir chips desde EEUU que fabricarlos cerca de las cadenas de suministro necesarias, consideran los especialistas.
EEUU provocó en parte el actual déficit de chips, afirman los expertos. Washington ha ampliado muchas veces la lista negra a empresas chinas para las cuales se prohíbe suministrar componentes y chips estadounidenses con el uso de tecnologías estadounidenses.
Por lo tanto, muchas compañías, en primer lugar, chinas abarrotaron sus almacenes con esta producción por la imprevisibilidad de las acciones de EEUU para no perder de una vez todo el negocio debido a decisiones de la Casa Blanca, enfatizan los especialistas. Como resultado, los ingresos de los fabricantes como TSMC aumentaron casi el 50%. Y sus ventajas competitivas se reforzaron gracias a las sanciones estadounidenses. Para TSMC es más fácil colaborar con China que con EEUU.
Banderas de China y EEUU - Sputnik Mundo, 1920, 13.04.2021
Internacional
EEUU cita a una empresa china para investigar la tecnología de las comunicaciones
Incluso si los fabricantes ganan con subsidios, difícilmente rechazarán el mercado chino. Las inversiones de EEUU no les ayudarán a recuperar el liderazgo mundial en la industria de los chips. Las empresas de los terceros países van a reforzar competencias, ya que van a colaborar no solo con EEUU, sino también con China que se propone gastar más de 1 billón en el desarrollo del sector tecnológico en los próximos cinco años, aseguran los economistas.
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала