Se ha registrado correctamente
Por favor, haga clic en el enlace del correo electrónico enviado a
 - Sputnik Mundo
España
Últimas noticias de España. Temas de actualidad informativa de todas las comunidades autónomas españolas.

El PP español, en estado precomatoso

© REUTERS / Sergio Perez Mariano Rajoy, el primer ministro de España
Mariano Rajoy, el primer ministro de España - Sputnik Mundo
Síguenos en
Zozobra, avería, fractura, autodestrucción. Los comentaristas políticos no paran de emitir señales de emergencia para definir el actual sentir que se respira dentro del partido gobernante en España. El PP naufraga a sólo dos meses de las elecciones generales y las vías de agua son múltiples e importantes.

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España - Sputnik Mundo
España
Los españoles castigan a Rajoy por “mentiroso” y “mal líder”, dice experto
En los últimos días han aflorado a la superficie al menos tres acontecimientos no relacionados entre sí pero que juntos evidencian a la perfección el terrible estado precomatoso que atraviesa la formación de derechas. El primero de ellos ha sido la dimisión de Arantza Quiroga, la dirigente de los populares en el País Vasco. Quiroga dejó el cargo, desautorizada por la dirección del partido, tras intentar un acercamiento a los nacionalistas radicales. La diputada regional había presentado el 6 de octubre ante el Parlamento vasco una moción sobre "Libertad y Convivencia" con el fin de desbloquear el debate sobre la reconciliación en Euskadi tras el abandono de las armas de ETA. Su iniciativa había sido recibida con buenos ojos por los representantes de EH-Bildu, la izquierda abertzale simpatizante de la banda terrorista vasca, pero no sentó nada bien entre las víctimas del terrorismo. Su delito fue que en el texto propuesto se decía que los grupos parlamentarios vascos debían asumir, entre otros principios, "el rechazo expreso a la violencia"; en otras palabras, no empleó la expresión "condena al terrorismo". Quiroga finalmente retiró su controvertida ponencia y más tarde presentó su renuncia.

Los partidarios de Podemos en Madrid - Sputnik Mundo
España gira a la izquierda
El segundo incidente tuvo como protagonista a todo un ministro, nada menos que al todopoderoso titular de Hacienda. En una entrevista concedida al diario El Mundo, publicada el 14 de octubre, Cristóbal Montoro dio estopa a los suyos con la contundencia que le viene caracterizando. Así, criticó con extrema dureza al expresidente José María Aznar por seguir dando lecciones de política "desde fuera": "Esto es como el quirófano. No moleste, estamos operando". Se podía decir más alto, pero no más claro. Pero eso no fue todo. Montoro se prodigó también contra un destacado colega del Ejecutivo: el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, al que llamó arrogante intelectual y al que atacó por no saber "revisar sus ideas con el tiempo". La estrepitosa entrevista culminó con una frase lapidaria que se convirtió en titular: "Hay compañeros míos que se avergüenzan de lo que hemos hecho. Lo explican sin convicción porque en el fondo se avergüenzan de ser del PP". Alguno de los aludidos no guardó silencio. El propio Margallo dejó la diplomacia a un lado y con mucho sarcasmo calificó a Montoro como una persona que no suele leer ni escribir…

Caso número tres. La diputada popular por Madrid, Cayetana Álvarez de Toledo, adelantó que no quería ser incluida en las próximas listas nacionales. Despachándose a gusto en una tribuna de prensa, criticó al Gobierno por haber "despreciado la política" y "desoído todas las alarmas", especialmente "la grave pérdida de poder autonómico y municipal" y la "irrupción de un poderoso adversario en el espacio del PP", es decir, el grupo Ciudadanos. Finalmente la parlamentaria se desmarcó de Mariano Rajoy por su insuficiente sensibilidad social. En su opinión, el presidente responde con "tecnocracia y plasma" a los "problemas reales de la gente". Las palabras de Álvarez de Toledo —una aznarista convencida- podrían haber sido interpretadas como una forma de pluralismo muy saludable, pero mayormente despertaron reacciones negativas entre sus compañeros de partido que las consideraron una absoluta deslealtad. Incluso desataron un altercado en el Congreso cuando una diputada popular la llamó "traidora".

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno de España - Sputnik Mundo
Pánico en el partido de Rajoy
El remate a todos estos despropósitos lo puso el último error del partido en materia comunicativa: un torpe y lamentable vídeo de promoción donde España entra en camilla en un hospital y sale resucitada gracias a las maniobras de reanimación de un invisible doctor Mariano Rajoy, quien porfía —por supuesto- que no atraviesan ninguna crisis y que la formación sigue siendo un "valor firme y seguro". El vídeo, para más inri, se parece sospechosamente a uno que utilizó en su campaña electoral el expresidente de la República Dominicana, Leonel Fernández.

Pero no todos piensan como Rajoy. Fuentes del PP admiten en privado que "no hay mando" y achacan a esta circunstancia las inauditas salidas de tono de los ministros Montoro y Margallo. La decisión de Arantza Quiroga de dar un paso atrás también demuestra esa falta de control tan significativa, ya que el PP vasco se ha convertido en un "reino de taifas", donde las tres direcciones territoriales (Vizcaya, Guipúzcoa y Álava) mantienen profundas rivalidades.

Es evidente que las rencillas internas se han hecho insoportables en algunos casos, azuzadas por el estado de nervios reinante en el partido. La razón de esta histeria colectiva no es otra sino los recientes batacazos en las elecciones municipales y catalanas, así como el hecho indiscutible de que el 52% de los votos de Ciudadanos procede del caladero del PP. Su lógico temor es que este trasvase de votantes decepcionados aumente de forma considerable en la cita con las urnas del 20 de diciembre y eso dé a la postre el triunfo a Pedro Sánchez, el máximo líder del Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

2015, el año que cambiará a España - Sputnik Mundo
2015, el año que cambiará a España
También subyace un enfrentamiento cada vez más explícito entre la vieja guardia representada por el ministro Montoro y los jóvenes promovidos por el propio Rajoy, como Javier Maroto, Pablo Casado o Andrea Levy, que buscan la llamada "economía con alma" que anime al electorado popular a no cambiar de papeleta, a pesar de los escándalos de corrupción.

Todas estas contradicciones no han hecho más que agudizarse a consecuencia del inmovilismo de Rajoy quien hasta el verano fiaba todo a la bonanza de los indicadores económicos para mantenerse así en el poder otros cuatro años más. Ahora ha visto la boca del lobo, y parece dispuesto a rectificar, pero quizás sea demasiado tarde.

El Gobierno del PP ha desaprovechado la irrepetible mayoría absoluta de la que ha disfrutado hasta ahora en el Congreso de los Diputados para acometer el reto de la regeneración política que tanto necesita el país. No ha utilizado esa posición política ventajosa con la que podría haber activado, mediante el oportuno debate parlamentario, una reforma de la Constitución para pasar del actual sistema de las autonomías a uno verdaderamente federal que solucionaría las tensiones con Cataluña. Han faltado valentía, altura de miras y razón de Estado.

 


LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

Les invitamos a comentar la publicación en nuestra página de Facebook o nuestro canal de Twitter.

 

LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK
Lo último
0
Recientes primeroAntiguos primero
loader
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала