- Sputnik Mundo
Internacional
Todas las noticias mundiales en un mismo portal informativo. Sigue de cerca lo que pasa en diferentes regiones del planeta.

Amigos de John Cantlie intensifican la campaña por la liberación del rehén de los islamistas

© AP PhotoJohn Cantlie, fotoperiodista británico
John Cantlie, fotoperiodista británico - Sputnik Mundo
Síguenos en
Mundo
Video
La campaña por la liberación de John Cantlie, periodista británico bajo el yugo del Estado Islámico (EI), ha tomado un fuerte impulso cuando se cumplen 846 días de su secuestro en Siria.

El Estado Islámico difunde otro artículo redactado por el periodista británico secuestrado - Sputnik Mundo
Internacional
El Estado Islámico difunde otro artículo redactado por el periodista británico secuestrado
"Hay que mantener vivo su nombre. No podemos permitir que quede en el olvido", urge a Sputnik Nóvosti Douglas Stewart, amigo y motor de la movilización internacional en apoyo del último preso conocido británico en poder de los yihadistas.

Reportero de guerra, de 34 años, Cantlie compartió celda y torturas con los tres españoles —los periodistas Javier Espinosa y Marc Marginedas y el fotógrafo Ricardo García Vilanova- que el EI liberó en 2014.

Es el único que sigue retenido en el "Guantánamo islamista" de un grupo de 23 rehenes europeos y americanos, según advierten ambos periodistas en sendas memorias sobre el cautiverio en Siria que han publicado en una serie de artículos de prensa esta semana.

Del grupo de presos, cinco reporteros y trabajadores humanitarios británicos y estadounidenses fueron degollados en las infames ejecuciones de los vídeos del EI.

Los yihadistas también asesinaron al ingeniero ruso, Sergei Gorbunov, después de someterle a una retahíla de palizas y vejaciones.

"Los malos tratos que había recibido le habían desequilibrado. Alternaba momentos de cordura con el delirio absoluto. Otras veces, sin embrago, se mostraba como un avezado jugador de ajedrez. Solía jugar con él con frecuencia", recuerda Espinosa en su testimonio.

La ruptura del silencio mantenido hasta la fecha sobre la experiencia colectiva bajo la brutal y esquizofrénica custodia de los carniceros islamistas ha reimpulsado la campaña por la liberación de Cantlie.

El grupo terrorista Estado Islámico - Sputnik Mundo
El grupo terrorista Estado Islámico
"No quiero ver a mi amigo en otro vídeo del desierto", dice Stewart en referencia a las imágenes de las decapitaciones.

Añade en conversación telefónica con Sputnik que cree firmamente "que está vivo y quiero volver a verle".

Paramédico australiano, amigo de Cantlie desde hace 20 años, Stewart denuncia el escaso apoyo que el Gobierno y los medios británicos están prestando al reportero free-lance, cuyos reportajes de la guerra en Afganistán y el conflicto sirio se publicaron en The Times y The Telegraph, entre otros rotativos.

"Los medios con los que trabajó deberían brindarle más atención y protección", sostiene Stewart.

Stewart denuncia que "es decepcionante que el primer ministro David Cameron y el resto del Gobierno británico no hayan hecho nada para rescatarle".

"Los medios y el Gobierno le han abandonado", protesta a Sputnik.

El EI ha convertido a Cantlie en locutor de su propaganda anti-occidental.

El británico aparece en una serie de vídeos en que denuncia la política exterior de Estados Unidos y Reino Unido e interroga a yihadistas que incitan a la violencia terrorista en Occidente para "defender la religión" musulmana.

"John está sometido a una coacción extrema. Teme por su vida y hace lo que puede para mantenerse vivo", defiende su amigo australiano.

La última entrega del rehén inglés se difundió el pasado febrero. El formato de este vídeo titulado "Inside" (En el interior del califato islamista) ha cambiado, pero preserva la calidad profesional de la serie anterior.

Cantlie ha sustituido la camisola naranja de presidiario por cazadora y pantalón civiles mientras recorre calles y locales de Siria.

Graba a niños recitando el Corán en escuelas islamistas y apunta la cámara a los drones "americanos" que sobrevuelan Alepo.

Segundos después se acerca a un mercado de la ciudad que, según muestran las imágenes, acaba de ser bombardeado.

"Pero la vida continúa en el califato islámico", advierte el vídeo-reportero en un mensaje desafiante del EI a los aliados occidentales.

Cantlie fue capturado dos veces en Siria.

Tuvo suerte en la primera ocasión, el 19 de julio de 2012; militantes del Ejército Libre Sirio le liberaron, junto al holandés Jeroen Oerlemans, una semana después.

En noviembre del mismo año cayó preso de los fundamentalistas en el segundo de tres viajes en que se adentró en Siria desde marzo de 2012.

El compañero con quien fue secuestrado esta vez, el estadounidense James Foley, fue decapitado el pasado agosto.

"John regresó a Siria para agradecer a la gente que le había ayudado y para sacar a relucir la naturaleza sectaria del conflicto. Sin corresponsales de guerra estaríamos todos en la oscuridad", defiende Stewart a esta agencia.

El paramédico abrió la página "Free John Cantlie" en Facebook y con dos amigos se aseguran de tener en constante movimiento varios "hashtags" con el nombre del periodista en Twitter.

"John es simpático, con un gran sentido del humor. ¡Es muy viva la vida! Es difícil olvidarse de él una vez que entablas conversación", añade.

Hugo Wilson, director de Bike Magazine, conoció a Cantlie en eventos profesionales de la industria del motociclismo en Reino Unido.

"Es un tipo seguro de sí mismo y que inspira confianza. También es muy inteligente", describe el periodista inglés a Sputnik.

Wilson puntualizó que probaron "motos juntos y, desde luego, es un buen piloto: seguro, rápido y en forma".

El Estado Islámico, mayor amenaza para el mundo en 2014 - Sputnik Mundo
El Estado Islámico, mayor amenaza para el mundo en 2014
Cantlie se inició como periodista en publicaciones de motociclismo y juegos informáticos.

Según Wilson, pasó unos diez años escribiendo e incluso dirigiendo dos revistas de motos antes de tomar la senda como reportero de guerra.

"Llegó un momento en que pensó que había agotado sus recursos en ese tipo de publicaciones. Quería enfocarse en algo más real que ejercer de patrocinador de fabricantes de motos o vídeo juegos. Su gran conciencia social y su perfil humanitario le encaminaron al periodismo de guerra", explica Stewart.

La última iniciativa para recabar apoyos en las redes sociales se dirige precisamente a las comunidades de motociclismo y vídeo juegos.

"En esa época le apodaban Sonic y hemos recuperado el mote en '#savesonic' para crear una cadena en Twitter con mensajes de lectores y profesionales del sector, incluidos pilotos a quienes John entrevistó para revistas de motos", apunta el paramédico desde Australia.

Los amigos de Cantlie también han lanzado dos peticiones, una nacional y otra internacional, reclamando al Gobierno de Reino Unido que entable negociaciones con el EI para asegurar el retorno de Cantlie a casa.

"Es un británico de pura cepa. Listo y valiente. Intuitivo e inteligente. No podemos consentir que la gente se olvide de John", reafirma Stewart.

Lo último
0
Para participar en la conversación,
inicie sesión o regístrese.
loader
Chats
Заголовок открываемого материала