En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 91
    Síguenos en

    El Cat S42, del fabricante británico Bullitt, es el primer teléfono antibacterial en el mundo. Usa una tecnología incrustada en sus materiales que le permite reducir considerablemente la multiplicación de patógenos y neutralizar algunos virus, incluido el SARS-CoV-2. Su secreto está en el uso de un simple metal que conocemos todos.

    Hoy en día es un hecho probado que en la superficie de nuestros teléfonos suele acumularse un gran número de patógenos. Y este teléfono resulta bastante eficaz en la lucha contra la propagación de muchos virus gracias a los iones de plata que se introducen en varias de sus piezas durante el proceso de fabricación como parte de la tecnología Biomaster. 

    Si bien el Cat S42 no neutraliza activamente las bacterias o los virus, incluido el SARS-CoV-2, sí que detiene la propagación y la multiplicación de muchos patógenos. 

    No es un secreto que una vez que aparezca algo que impida este proceso, su número pasa a disminuir naturalmente. La empresa británica Bullitt Group, la desarrolladora del terminal, asegura que su agente antimicrobiano activo reduce el 80% de bacterias en 15 minutos y acaba con el 99% de ellas en 24 horas. 

    Los fabricantes de este resistente aparato garantizan que el dispositivo electrónico es completamente impermeable y que debe lavarse periódicamente con agua y jabón, desinfectantes e incluso lejía para mantenerlo limpio.

    "Esto es vital para aquellos clientes que trabajan en centros sanitarios o de atención social y para aquellos que visitan varios lugares desempeñando sus responsabilidades laborales", señaló Peter Cunningham, vicepresidente de Bullitt Group.

    El primer teléfono antibacteriano del mundo ha sido desarrollado para ser resistente, duradero y versátil.   

    Actualmente sus modelos más básicos pueden adquirirse por más de 300 dólares, y los que utilizan la tecnología antimicrobiana no estarán disponibles en el mercado hasta principios del 2021. 

    A finales del próximo año Bullitt espera llevar la función antimicrobiana a otros modelos de Cat, incluida la línea con chasis delgado S52, que cuesta más de 500 dólares, y el teléfono insignia S62, dotado de una cámara térmica y valorado en casi 800 dólares.  

    Además de ser resistente al agua, el S42 ha sido arrojado repetidamente sobre el acero desde una altitud de 1,8 metros. Su cristal y su cuerpo de acero inoxidable no se han visto afectados durante estas pruebas. El aparato también resultó inmune a la suciedad, al polvo, a los cambios drásticos de temperatura y a las vibraciones.

    Ahora la compañía está adaptando sus dispositivos electrónicos para popularizarlos en todo el mundo a raíz de la pandemia.

    Etiquetas:
    telefonía móvil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook