En directo
    Tecnología
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    La empresa automotriz Bugatti cumplió el año pasado 110 años, y qué mejor forma de celebrarlo con una versión actualizada del mítico coche Type 35. La forma moderna que ha adquirido este vehículo es una especie de juguete en el que cabe no solo un niño, sino también un padre o un abuelo.

    Hace casi un siglo desde que Bugatti sorprendió al mundo con su modelo Type 35, en los años veinte. Tras todo este tiempo, la compañía francesa reveló en el Salón del Automóvil de Ginebra del año pasado una réplica eléctrica a escala del 75% del modelo original: el Bugatti Baby II, un nombre que le va muy bien a su aspecto.

    "A diferencia del original, que solo era apto para los conductores más jóvenes, el Baby II es una réplica de tres cuartos del Bugatti Typo 35, por lo que pueden conducirlo tanto adultos como niños. El Baby II permitirá a los entusiastas del automóvil de todas las generaciones compartir el amor por la conducción y por la clásica marca de Bugatti", se puede leer en el sitio web de Bugatti Baby.

    Tal y como anunció la empresa, esta sería una edición limitada, con solo 500 unidades a la venta y con un precio de venta que partía de los 35.000 dólares. Todas se agotaron rápidamente, pero, por culpa de la pandemia, o gracias a ella, algunos compradores han cambiado de idea y algunos coches volvieron a quedar disponibles.

    El Baby II ha sido creado utilizando la tecnología más puntera, pero manteniéndose fiel al estilo y tradición de Bugatti. El modelo base viene alimentado por una batería estándar de iones de litio extraíble de 1,4 kWh, mientras que las versiones más costosas Vitesse y Pur Sang tienen una versión de largo alcance de 2,8 kWh con una autonomía de al menos 30 kilómetros.

    Etiquetas:
    mercado automotriz, automovilismo, coche eléctrico, Bugatti
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook