03:31 GMT +315 Noviembre 2018
En directo
    Un móvil (archivo)

    Las aplicaciones en tu móvil pueden espiarte incluso luego de borrarlas

    CC0 / Pixabay
    Tecnología
    URL corto
    0 11

    Los desarrolladores de 'apps' para móviles han adaptado una nueva estrategia. Si el usuario desinstala la aplicación, el programa se da cuenta y envía publicidad para volver a promover la aplicación recién eliminada. Este monitoreo puede afectar a los usuarios tanto de Android, como de iOS.

    Las empresas que trabajan en el mercado de aplicaciones para celulares ofrecen una nueva opción para los creadores de este tipo de software. A partir de ahora, podrán detectar si un usuario borra cualquier aplicación de su dispositivo, así que los creadores pueden tratar de hacerlo cambiar de opinión.

    A este respecto, algunos analistas llaman a revisar la configuración de privacidad de la red y limitar las posibilidades de los diseñadores.

    "La mayoría de empresas tecnológicas no dan a los usuarios la opción para configurar en detalle los parámetros de privacidad, si es que dan alguna opción", comentó a Bloobmerg Jeremy Gillula, encargado de política tecnológica en Electronic Frontier Foundation.

    Algunas empresas aseguran que la supervisión de las aplicaciones borradas sirve solo para analizar cómo reaccionan los usuarios en actualizaciones y otros cambios y no para imponer publicidad perturbadora.

    Además: Ten cuidado: esta aplicación popular te puede estar espiando

    En efecto, Jude McColgan, director ejecutivo de Boston's Localytics, declaró que nunca había visto utilizar la tecnología con fines de elegir a las potenciales 'víctimas' de la publicidad. Mientras tanto, el representante de la empresa MoEngage —una de las pocas que aceptó prestar su comentario al respecto— señaló que son los propios desarrolladores de cada aplicación los que deciden cómo hay que utilizar la posibilidad del monitoreo.

    "El diálogo va entre nuestros clientes y sus usuarios finales. Si los desarrolladores abusan de la confianza de los usuarios, esto no les vendrá nada bien", afirmó.

    Cualesquiera que sean las intenciones del sistema de monitoreo, el método se basa en la tecnología push —las notificaciones que el programa puede mandar al usuario—. Estas notificaciones también pueden activarse de manera clandestina, sin que el usuario lo sepa. Por su parte, al mandar una notificación, el desarrollador puede saber si la aplicación mantiene se activa en el dispositivo. Si no, la 'app' llega a ser marcada como desinstalada.

    Es entonces cuando los desarrolladores pueden utilizar la información sobre el usuario para empezar a mandarle la publicidad de la aplicación recién borrada.

    Asunto relacionado: ¡Cuidado! Este complemento puede robar tus datos de Firefox y Chrome

    El jefe de la compañía Branch Metrics, Alex Austin, constató que este modo de usar la tecnología push contradice las reglas de Google y Apple y advirtió que ambas empresas deberían estudiar esta práctica y suspenderla pronto. No obstante, hasta el momento, las compañías no han dado comentarios.

    En teoría, el monitoreo de aplicaciones eliminadas está destinado para arreglar los desperfectos y mejorar el producto. "Pero la posibilidad de usarlo no de acuerdo con su objetivo original ilustra el problema con el que se enfrenta el internet moderno", concluyó Gillula.

    "Como un desarrollador de aplicaciones, querría saber cuántas personas han borrado mi aplicación. Pero no diría que los diseñadores deban tener derecho de saber quién exactamente instala o desinstala el programa", agregó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    dispositivos electrónicos, confidencial, privacidad, aplicaciones, móvil