En directo
    Sociedad
    URL corto
    12044
    Síguenos en

    Un enfermero ha sido suspendido de sus funciones después de admitir que se quitó el equipo de protección personal para tener relaciones sexuales con un paciente infectado por COVID-19 en el baño de un hospital en Indonesia.

    El encuentro íntimo salió a la luz después de que el paciente presumiera de su aventura sexual en las redes sociales. Después de que las publicaciones se volvieran virales, el paciente fue interrogado junto con el enfermero con el que supuestamente tuvo relaciones sexuales, detalló The Sun. 

    El hombre infectado con coronavirus compartió capturas de pantalla de los mensajes explícitos que intercambió a través de WhatsApp con el profesional de salud. El paciente, además, publicó una foto del equipo de protección personal del enfermero tirado en el piso.

    Ambos admitieron que tuvieron sexo en un baño del Wisma Atlet en Yakarta, un antiguo alojamiento de atletas que se transformó en un hospital para los enfermos de COVID-19 a principios de este año, en donde el paciente se encontraba internado.

    Tras la confesión, la pareja se sometió a tests de coronavirus. El paciente todavía seguía dando positivo mientras que el enfermero dio un resultado negativo en el PCR. 

    Autoridades locales, citadas por el medio, afirman que ambos han sido detenidos y podrían enfrentar un proceso penal bajo las leyes antipornografía de Indonesia. Si son declarados culpables, la sentencia de cada uno podría alcanzar hasta 10 años de encarcelamiento.

    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, coronavirus, COVID-19, enfermeros, Indonesia, sexo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook