En directo
    Sociedad
    URL corto
    130
    Síguenos en

    A la última actualización de su célebre diccionario de español, la Real Academia Española (RAE) incorporó 2.557 nuevas palabras. Algunas de las nuevas adhesiones provienen de la gastronomía, como es el caso de 'nacho'. Sin embargo, chefs e historiadores culinarios advierten que la definición de la RAE para 'nacho' es incorrecta. ¿Quién tiene razón?

    La incorporación de la palabra 'nacho' al diccionario de la RAE fue anunciada el 30 de noviembre. Se la presenta así: "trozo triangular de tortilla de maíz, típico de la cocina mexicana, que, frito, se toma como aperitivo, generalmente acompañado de salsas espesas". La definición sorprendió a expertos en gastronomía: aseguran que es incorrecto el significado atribuído por la máxima referencia del idioma español. 

    ​"La RAE da una definición de un totopo de tortilla frito y las salas espesas a las que refieren, podrían ser chilaquiles", dijo al diario español El País Rodrigo Llanes, chef e historiador culinario experto en cocina mexicana. Además, "los ingredientes que utilizan los nachos, son más acordes con la comida Tex Mex", agregó.

    ¿Qué son 'nachos'?

    Los chilaquiles se hacen con tortillas de maíz cortadas, fritas y cocidas en salsa, según el Diccionario Larousse de Cocina. "En general, las tortillas se cortan en triángulos y se fríen; por separado se hace la salsa, en la que se sumergen las tortillas para que se empapen, luego se sirven en el plato y se decoran con cebolla rebanada, queso y crema; pueden contener carne de pollo o incluso bistec de res", añade.

    ​A su vez, el Larousse tiene dos entradas para 'nachos':

    • La primera los describe como una especialidad del norte de México y sur de los Estados Unidos, consistente en pedazos triangulares de tortilla de maíz, fritos y bañados con queso amarillo derretido. 

    Fuera de México es usual consumirlos con diversas salsas (guacamole o mayonesa), queso, frijoles o con carne asada.

    • La segunda acepción refiere a una botana originaria de la misma zona, que consiste en totopitos de tortilla de maíz fritos, bañados con queso manchego o amarillo derretido. 

    "Se acompañan con rodajas de chile serrano y jitomate y cebolla picada. Se sirve por lo regular en las cantinas de los estados del norte del país, aunque también es posible encontrarla en restaurantes u hoteles en zonas turísticas de todo México", agregan.

    ​Las tres definiciones tienen sutiles diferencias, pero ¿quién tiene la razón? Veamos por qué la RAE decidió incorporar esa definición de nacho. 

    Historia de los nachos

    En la web de la RAE, bajo la palabra 'nacho' aparece una aclaración justo antes de la definición: "De Nacho Anaya García, 1895 -1975, cocinero mexicano". Ni más ni menos, se trata de un nombre en honor al hombre que inventó la comida. 

    Originario de Manuel Benavides, Chihuahua (frontera norte), Anaya García se fue a vivir a Piedras Negras, Coahuila (a unos 450 kilómetros al este de Manuel Benavides), donde ocurrió la magia. 

    Aunque hay varias versiones sobre su creación, se destaca la que cuenta que en 1943 llegó de un grupo de mujeres —esposas de militares estadounidenses al Club Victoria, restaurante en el que trabajaba— y pidieron algo para degustar. Sin embargo, como el restaurante estaba a punto de cerrar, Anaya García no quiso dejar sin comer a las señoras, y se revolvió con los pocos ingredientes que habían quedado. 

    "Nacho tomó unas tortillas fritas cortadas en forma de triángulo para meterlas al horno, no sin antes agregarles algo de queso encima y unos chiles en rajas también", relata el periódico mexicano La Vanguardia. Para sorpresa de las mujeres, el invento resultó una delicia, por lo que no tardaron en preguntarle su nombre: "'Nacho’s Special'", contestó el cocinero.

    Etiquetas:
    gastronomía, México, comida
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook