En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 204
    Síguenos en

    El 28 de septiembre una embarcación no tripulada se varó en Tiree, una isla escocesa ubicada a unos 160 kilómetros de una base de la Marina Real Británica en donde se encuentran submarinos estratégicos. Las autoridades todavía no han podido rastrear al dueño del barco pero su configuración sugiere que realizaba una misión secreta.

    La Guardia Costera de la isla y, posteriormente, la Agencia Marítima y de Guardacostas del Reino Unido han compartido fotos de la embarcación hallada a través de Facebook. Los entes han pedido al público "ayudar a resolver el misterio del barco varado en la isla de Tiree".

    La  pequeña embarcación mide unos tres metros y se parece a una tabla de surf cubierta con paneles solares. Los usuarios de las redes sociales la identificaron rápidamente: se trata de un Wave Glider. Este barco robot fabricado por la compañía estadounidense Liquid Robotics es capaz de navegar por miles de kilómetros y permanecer en el agua por un tiempo indefinido.

    Los paneles solares en su cubierta alimentan los componentes electrónicos de la embarcación autónoma, mientras las olas generan la energía que propulsa un dispositivo submarino atado debajo de la tabla flotante. El Wave Glider es capaz de desplazarse a velocidades de entre uno y dos nudos. En aguas de menos de seis metros de profundidad puede encallar y dejar de funcionar.

    La embarcación se utiliza tanto en la Armada de Estados Unidos, como en la Marina Real Británica, así como en otras agencias gubernamentales y organizaciones de investigación. Los mayores usuarios de Wave Gliders son los militares, detalló Forbes. La Armada estadounidense, en particular, explora el potencial del Wave Glider para la recopilación de inteligencia.

    Los Wave Gliders están equipados con aparatos de comunicación por satélite y generalmente mantienen un contacto regular con un operador en tierra. Dada la baja velocidad con la que se mueven, se pueden seguir de cerca y es poco probable que se pierdan. 

    Según Forbes, algunas características inusuales del Wave Glider de Tiree sugieren que realizaba una misión militar y no científica. El barco es gris en lugar del amarillo habitual y no posee banderines para que sea más fácil verlo. Además, no cuenta con luces de navegación, un dispositivo obligatorio para cualquier barco que navegue de noche según la ley del Reino Unido. 

    La embarcación cuesta más de 250.000 dólares, un precio que puede incrementarse sustancialmente dependiendo de los equipos y dispositivos instalados en la embarcación. Debido a su alto precio, se puede suponer que un operador comercial o científico lo intentaría recuperar lo antes posible, en el caso de que se perdiera. Sin embargo, aunque este barco se varó en la costa escocesa el 28 de septiembre, todavía nadie se ha presentado a reclamarlo.

    Consultado por Forbes, el Ministerio de Defensa del Reino Unido negó ser el propietario de la embarcación. Desde la Armada de EEUU, se recomendó dirigir la pregunta a la Marina Real Británica, la cual mantuvo que el Wave Glider encontrado no es suyo.

    Liquid Robotics informó que ya se puso en contacto con el "usuario final" de la embarcación encontrada para informarle de su paradero. La compañía, sin embargo, no ha brindado más información, así que sigue siendo un misterio quién operaba el Wave Glider, qué hacía y por qué no ha tratado de recuperarlo.

    Etiquetas:
    Reino Unido, buque espía, espías, embarcación, Escocia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook