En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    La Provincia de Córdoba ha solicitado entrar en alerta amarilla al Consejo Federal de Bomberos Voluntarios. La región se va quedando sin personal para sofocar las llamas a medida que el fuego arrasa las Sierras de Córdoba y la meteorología se muestra adversa.

    Varios incendios forestales calcinan más y más hectáreas en la provincia argentina de Córdoba, a los que se van sumando los nuevos focos que se van declarando. Tras 10 días de devastadoras pérdidas, la situación empeoró el 30 de septiembre al verse en peligro lugares habitados en varios puntos.

    "Los focos están intratables. Con el viento de hoy empeoró todo. No se trata de cantidad de gente. Hay que focalizar en cuidar vidas y que no se quemen casas, pero está muy complicado", destacó el secretario de Gestión de Riesgo Climático de Córdoba, Claudio Vignetta.

    Es por esto que, ante la falta de lluvia y un viento que no hace sino avivar las llamas, el organismo ha declarado el nivel de alerta amarilla como "aviso preventivo" para facilitar la llegada de agentes de otras provincias "porque pueden hacer falta en los próximos días", citan medios argentinos. Este es el paso previo a la activación del nivel de alerta roja.

    La situación se va tornando insostenible a medida que los bomberos, que se turnan a diario gracias a la incorporación de profesionales voluntarios de la zona, se van agotando cada vez más. Además, si bien se empezó con 400 efectivos diarios, cada día es más difícil llegar a esa cifra dadas las bajas que se están produciendo.

    En Argentina se están quemando a esta hora 11 provincias. Las llamas del Delta del Paraná han llegado hasta la capital, Buenos Aires, mientras que a nivel nacional se han calcinado ya más de 120.000 hectáreas de vegetación.

    Etiquetas:
    incendios forestales, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook