En directo
    Sociedad
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    Dicen que el perro es el mejor amigo del hombre, y con razón. Si tienes uno, quizá hayas notado que te sigue a todas partes. Una experta analiza el comportamiento canino y traza la línea entre el afecto y la obsesión perjudicial.

    Algunos perros parecen las sombras de sus dueños, y eso, en cierta medida, no tiene por qué ser malo. No hay que olvidar que este animal tiene mentalidad de manada y, por tanto, está en su instinto acercarse a otros miembros que considera de su grupo. En palabras de la especialista Sally Morgan, "los perros son animales de manada, y nosotros somos su manada".

    Más allá del instinto, hay algo más que puede provocar que la mascota se acerque más y más a ti: la forma en la que interactúas con él. Hasta los seis meses, los cachorros pueden comportarse con el dueño como si fuera su madre y acercarse mucho a él, y si reciben afecto y premios, ese comportamiento se mantendrá en el tiempo, dice la veterinaria Rachel Barrack, citada por American Kennel Club.

    En este sentido es importante no mimar demasiado al animal con premios y golosinas. Dar caprichos al perro, en su justa medida, es bueno, pero si le das demasiadas cosas, puede acabar asociando los premios a tu simple presencia, y eso es peligroso, recuerdan desde el medio especializado en el cuidado de estas mascotas.

    Hay una diferencia entre que un perro sea afectivo y que desarrolle dependencia y necesite estar contigo en todo momento. Hay que tener en cuenta que estos animales actúan según el comportamiento del cuidador, y por eso es importante analizar la relación que se tiene con ellos:

    "Por ejemplo, si tu perro duerme en tu cama, puede ser que estés creando una dependencia y reforzando su necesidad de estar cerca de ti constantemente", recoge el portal.

    Si adviertes que tu amigo peludo te sigue demasiado, podríais estar ante dos fenómenos: podría ser simplemente un perro velcro, o podría tratarse de un caso de ansiedad por separación. En ambos casos la mascota estará siempre pegada al dueño, pero en el caso de la ansiedad, el animal sentirá pánico cuando el cuidador se aleje. Esto puede tener consecuencias graves a nivel mental y físico.

    Etiquetas:
    educación, conducta, perros
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook