14:06 GMT +313 Diciembre 2019
En directo
    Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba

    El Parlamento de Cuba recibe un pedido para una ley más que necesaria en la isla

    © AP Photo / Ladyrene Perez, Cubadebate
    Sociedad
    URL corto
    1292
    Síguenos en

    En Cuba el aborto no es un drama como en América Latina. Sin embargo, no todo es color de rosa. Respecto a otros derechos de las mujeres, aún hay mucho que avanzar. En ese sentido, 40 mujeres decidieron dar un paso adelante. Amparados por la nueva Constitución, presentaron una solicitud de Ley Integral Contra la Violencia de Género.

    El documento fue entregado a la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) en La Habana con la firma de los 40 solicitantes. Sputnik conversó con Ailynn Torres Santana, una de las participantes de esta iniciativa que se viralizó en menos de 24 horas en las redes sociales de cubanos que apoyan la propuesta.

    Las 40 firmas tienen orígenes variados, pero un interés común: el compromiso y la sensibilidad con el tema, de acuerdo al texto.

    La iniciativa defiende que es oportuno hacer uso de un mecanismo que habilita la nueva Constitución cubana, para acompañar la gestión institucional que se ha visto en los últimos años. La idea es acompañar el proceso de creación de esta Ley, y ojalá recibamos apoyos institucionales porque eso podría ser un camino imprescindible para lograr las sensibilidades necesarias para que finalmente sea ley", explicó Torres, investigadora de Ciencias Sociales.

    La académica y activista cubana se refiere al artículo 61 de la actual Constitución de la República de Cuba, donde dice que las personas tienen derecho a dirigir quejas y peticiones a las autoridades y éstos están obligados a darles respuesta. 

    La iniciativa pretende insertarse en el cronograma legislativo previsto que recoge solicitudes hasta abril de 2020. Torres señaló que en la actualidad no existe una norma específica sobre la violencia de género en Cuba.

    La catedrática explicó que desde los años 70, se han discutido las diferencias entre la violencia de género y cualquier otro tipo de violencia común en un marco legal. "Hoy está claro que ésta última tiene especificidades que deben ser reflejadas tanto en las normas legales como en las políticas públicas que se construyan para enfrentarlas", indicó. 

    La experta puso el ejemplo de Cuba y Uruguay, países con bajos índices de violencia social y buenos indicadores sociales de salud y educación, donde las tasas de violencia de género continúan siendo altas. "Esto significa que el tema necesita una atención especial en los cuerpos normativos de ambos países", subrayó.

    "En el caso de Cuba, una Ley Integral Contra la Violencia de Género permitirá construir políticas públicas más integrales y transversales, porque no solamente se trata de frenar y penalizar este tipo de delitos, sino también de reformar los cuerpos normativos tanto laborales, estudiantiles y culturales, para activarse ante estas situaciones", explicó Torres.

    El documento de la solicitud comprende que la ley contribuirá también al cumplimiento del artículo 86 de la nueva Constitución, que asegura que las niñas, niños y adolescentes "son protegidos contra todo tipo de violencia".

    "La Ley no solo deberá sancionar los delitos, sino crear las bases para implementar un sistema integral de prevención y atención, que eduque a la ciudadanía en una vida sin violencia de género, garantice el acceso a la justicia, preserve las vidas de las mujeres, considere la necesidad de la habilitación de refugios y casas de acogida para las víctimas", indica el texto.

    La violencia de género en la isla ha sido atendida por la Federación de Mujeres Cubanas, y desde 1990 forma parte de la agenda de los casos del Programa de Atención y Familia de esta institución. En 2012, la primera conferencia del Partido Comunista de Cuba hizo alusión a que la violencia de género debería ser también una prioridad y quedó registrado así en su acta final. 

    Pero ha sido en la última década, que los cubanos y cubanas han visto una mayor visibilidad de este tema en las agendas institucionales, ya sea a través de estadísticas oficiales con cifras de feminicidios o por campañas publicitarias. Por ejemplo, en la concientización sobre el acoso callejero, del Centro Nacional de Educación Sexual (CENSEX).

     

    De acuerdo a las estadísticas oficiales, en Cuba muere una mujer por semana en delitos calificables como feminicidios, lo que significa cerca de 50 al año. Si bien las cifras más recientes datan de 2016, se hicieron públicas en abril de 2019 en un informe nacional ofrecido a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), por la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

    Etiquetas:
    femenicidios, violencia de género, ley, parlamento, América Latina, Cuba
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik