Widgets Magazine
18:31 GMT +321 Octubre 2019
En directo
    Una ferrovía

    Mujeres de México, preocupadas por el impacto ambiental, cultural y económico del Tren Maya

    CC0 / PxHere
    Sociedad
    URL corto
    Por
    314
    Síguenos en

    Se ha hablado mucho del Tren Maya como un dinamizador de la economía del sureste mexicano, pero la información disponible para los ciudadanos sobre sus impactos en el territorio es muy poca. Mujeres de la región organizaron un foro para analizar esta iniciativa, uno de los proyectos estrella de la actual administración.

    Una de las propuestas insignia de Andrés Manuel López Obrador, el Tren Maya es un ambicioso proyecto de infraestructura, basado en la construcción y rehabilitación de 1.500 kilómetros ferrovías que atraviesan cinco estados del sureste de México, con el fin de facilitar el acceso y la conexión con el resto del país.

    Desde el Gobierno, este proyecto de financiación mixta se presenta como una alternativa para dinamizar la economía de esa zona, que presenta un rezago con respecto a los indicadores nacionales. Pero la sociedad civil organizada y las comunidades indígenas han mostrado sus reparos hacia el Tren Maya, por los efectos en el ambiente y la biodiversidad, así como por su impacto en zonas de relevancia para los pueblos originarios, entre otros.

    "No hubo una negativa rotunda al proyecto pero queremos saber cómo lo están concibiendo y que haya muchísimo mayor flujo de información", dijo a Sputnik Elvia Narcía Cancino, directora de la asociación civil Glifos Comunicación.

    Más información: Consulta popular: Tren Maya no convence a los pueblos indígenas

    Su entidad es una de las organizadoras del foro 'Voces de Mujeres en torno al Tren Maya', en las instalaciones de la Universidad Autónoma de Chiapas (UAC). También participaron el Colegio de Mujeres Profesionales de la Industria de la Construcción y al Centro de Estudios para la Construcción de Ciudadanía y la Seguridad (Cecocise) de la Universidad Autónoma de Chiapas.

    La mayoría de las autoridades de Gobierno que tienen que ver con el Tren Maya no participó de este espacio de intercambio, salvo el encargado del proyecto para Chiapas, Tabasco y el sur de Campeche, Carlos Barceló.

    "Nos explicó lo que se sabe hasta ahora. Hay muchas dudas todavía, muchas interrogantes, pero por lo menos se sentó ahí y tomó nota de lo que la gente tenía para decir, y eso lo tomamos como una buena señal", explicó Narcía.

    Vinculado: López Obrador amplía proyecto de tren maya de 900 a 1.500 km en el sureste de México

    El Gobierno de López Obrador hizo una consulta ciudadana al respecto, de la que participó menos del 1% de la población del país. El resultado fue favorable al proyecto, aunque ya fue rechazado por algunas organizaciones locales.

    Entre las conclusiones del foro, dijo Narcía, se aborda la preocupación por los derechos de los pueblos indígenas y el respeto de su cultura. Para eso, se pidió conocer a detalle el proyecto ejecutivo del Gobierno para el tren y que previamente se haga una consulta apropiada a los pueblos afectados, de manera acorde con los procesos de toma de decisiones de sus integrantes.

    "El Gobierno se tiene que dar a la tarea de ir comunidad por comunidad para ir a consultar en las asambleas locales de estos cinco estados por donde pasará, y que tienen sus propias maneras de tomar decisiones, no es una sola comunidad homogénea y tienen que ser respetuosos de eso", dijo la organizadora a Sputnik.

    Agregó que algunas de las mujeres presentes en el foro alertaron sobre la existencia de supuestos representantes de comunidades mayas, que en realidad no cuentan con ningún poder delegado para comunicarse con el Gobierno Federal. Por eso, exigieron que se haga pùblica la lista de interlocutores.

    Echa un vistazo: Un 'mini Canal de Panamá' que quiere ser el eje del desarrollo para el sur de México

    Además de lo relativo a los pueblos originarios, las mujeres alertaron sobre el impacto al medioambiente y el patrimonio cultural. En la región servida por el Tren Maya se encuentra la biósfera de Calakmul —la principal reserva tropical de México y la segunda de América— y la de Sian Ka'an.

    Elvia Narcía opinó que "son pulmones de América Latina, por donde no tiene por qué pasar un tren". En la zona, además, hay vestigios arqueológicos aún desconocidos. Este importante patrimonio puede ser alterado por el Tren, por lo que desde el foro proponen explorar extensivamente la zona para guiar el trazado.  

    "Se habló de la gran preocupación por la pérdida de las tradiciones y la cultura de los indígenas, que han resguardado este patrimonio de biodiversidad y arqueología de nuestras tierras. El rescate de esa riqueza estructural de los ancestros es algo que se ha exigido", comentó la representante.

    Más aquí: Un nuevo sexenio, una nueva era para México

    Por otra parte, en materia de desarrollo regional, se subrayó la necesidad de impulsar el factor local en todas las etapas de la ejecución del proyecto —desde las obreras, hasta las ingenieras y arquitectas—, de modo tal que prospere.

    Se mencionó la necesidad de contener el crecimiento de la mancha urbana hacia las zonas rurales y protegidas, así como consideraron fundamental que "se respete la voz de las comunidades indígenas y el medio ambiente" y se incluya la voz de las mujeres en todos los ámbitos.

    "Se hizo una advertencia al Gobierno de que no se continúe con un modelo de desarrollo impuesto; que las comunidades deben decidir qué entienden por desarrollo y cómo lo quieren. Y que no deben ser quienes terminen limpiando los baños, o vendiendo helados o artesanías en los vagones del tren, sino que quieren ser socios y socias, quieren ser dueños y accionistas en este proyecto", concluyó la entrevistada.

    Etiquetas:
    Tren Maya, desarrollo, ferrocarril, infraestructuras, Andrés Manuel López Obrador, Península de Yucatán, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik