23:09 GMT +313 Diciembre 2018
En directo
    Chef Maxime Tankouo, de El Buen Sabor Africano, restaurante camerunés en Buenos Aires

    La comida del corazón de África en Argentina (fotos)

    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Sociedad
    URL corto
    Francisco Lucotti
    190

    Descubre la historia detrás del único restaurante de gastronomía tradicional del continente en este país: 'El Buen Sabor Africano'. Su chef, Maxime Tankouo, concedió a Sputnik su primera entrevista del año, dos semanas después de reabrir las puertas post refacciones.

    Maxime nunca deja de sonreír. Sus gestos y expresiones transmiten la misma calidez que su comida: los sabores y aromas de lo hecho en casa, preparaciones de tradición ancestral, platos hechos con el corazón. Del corazón de Camerún al corazón de Buenos Aires.

    'El Buen Sabor Africano' es un pequeño local gastronómico ubicado en una zona no comercial de la ciudad. Abrió las puertas hace 10 años y sigue siendo atendido y manejado por sus dueños. Maxime es el único en la cocina y Paula, su mujer argentina, es quien atiende las mesas.

    Interior del restaurante camerunés en Buenos Aires, El Buen Sabor Africano
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Interior del restaurante camerunés en Buenos Aires, El Buen Sabor Africano

    El chef cuenta que prepara típica comida africana, que se caracteriza por ser de cocción larga, conservando la originalidad en la textura y las especies, pero tratando de modernizar en la presentación y con algunos toques personales.

    Además: ¿Quieres que te paguen por comer aguacate? ¡Te contamos cómo!

    "A los ocho años ya participaba de la cocina de mi casa ayudando y a los 10 hacía la comida para que coma la familia. Allá es nuestra cultura que al mediodía se prepara la olla también para los vecinos, porque no en todas las casas se hace el almuerzo todos los días. Yo ni siquiera sabía que un día me iba a servir", confesó Maxime, quien empezó su vida profesional como jugador de fútbol.

    Fue el deporte lo que lo llevó a viajar a primero a Centroamérica en busca de club, un viaje que lo trajo por primera vez a la Argentina de visita. Un año después decidió volver al país a probar suerte como jugador, atraído sobre todo por la vida nocturna de Buenos Aires. Al no conseguir club, primero puso un maxiquiosco que fracasó y, con ayuda financiera de su familia, finalmente abrió este local, originalmente como rotisería, vendiendo comida preparada al paso.

    • Algunos platos tradicionales del restaurante camerunés en Buenos Aires, El Buen Sabor Africano
      Algunos platos tradicionales del restaurante camerunés en Buenos Aires, El Buen Sabor Africano
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Interior del restaurante camerunés en Buenos Aires, El Buen Sabor Africano
      Interior del restaurante camerunés en Buenos Aires, El Buen Sabor Africano
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • El Buen Sabor Africano, restaurante camerunés en Buenos Aires
      El Buen Sabor Africano, restaurante camerunés en Buenos Aires
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Exterior del restaurante camerunés en Buenos Aires, El Buen Sabor Africano
      Exterior del restaurante camerunés en Buenos Aires, El Buen Sabor Africano
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • El Buen Sabor Africano, restaurante camerunés en Buenos Aires
      El Buen Sabor Africano, restaurante camerunés en Buenos Aires
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    1 / 5
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Algunos platos tradicionales del restaurante camerunés en Buenos Aires, El Buen Sabor Africano

    "Cuando abrí el restaurante no venía nadie. Teníamos un mostrador con la comida pero terminábamos comiéndolo nosotros o tirándolo. Empecé a implementar los platos africanos los fines de semana y ahí empezó a cambiar, los que probaban volvían. Casi al cumplir un año de abrir me hicieron la primera nota en un suplemento de un diario y eso me salvó", dijo el chef.

    "El paladar de acá es difícil. Son de buen comer y no son de mentir, algo muy importante en la gastronomía; cuando al argentino no le gusta, quedate tranquilo, te lo va a hacer saber. Hice un plato que se llama Banane Melaxé, que se hace con la banana verde, no madura, maní licuado crudo y aceite de dendé. Allá es un boom, es el único plato que nuestra etnia tiene como denominador común. ¡Ah, no, me lo tiraron por la cabeza!", contó entre risas.

    Más aquí: Bienvenidos a 'Argen-China': así vive la comunidad china en Argentina (fotos)

    Maxime pertenece a la Confederación Bamileké, una alianza de pueblos de Camerún occidental, que pertenece al grupo étnico Bantú. Él y Paula tienen una hija, Selena, que está por cumplir siete años, y a la que llevaron allá cuando tenía dos. "El único sueño que tenía pendiente era que mis padres conocieran mi sangre", dijo. Su próximo sueño: pasar todos juntos la Navidad, porque hace 20 años que no pasa las fiestas con ellos.

    Chef Maxime Tankouo, de El Buen Sabor Africano, restaurante camerunés en Buenos Aires
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Chef Maxime Tankouo, de El Buen Sabor Africano, restaurante camerunés en Buenos Aires

    "Me gustaría que hubieran más lugares difundiendo la gastronomía africana. Cuesta mucho introducir nuestra cultura. El restaurante ahora funciona, lo disfruto y estoy muy agradecido, pero tengo la obligación de hacer las cosas bien. El día que no pueda rendir al 100% no sigo más, porque no puedo dejar expuesto a un continente entero por hacer las cosas más o menos", concluyó Maxime.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    intercambio cultural, inmigración, comida, gastronomía, Argentina