03:18 GMT +316 Noviembre 2019
En directo
    Esclavitud (ilustración)

    El país donde la esclavitud sexual amenaza gravemente a las mujeres

    CC0 / PublicDomainPictures
    Sociedad
    URL corto
    134
    Síguenos en

    En el Líbano, las mujeres —la mayoría de las cuales proviene de Siria y tiene estatus de refugiada— se convierten en víctimas de secuestro y trata, así como de prostitución forzada.

    Hay varias redes criminales que actúan en la frontera entre el Líbano y Siria, según comentó a Sputnik Gada Jabur, la encargada de la lucha contra la trata de mujeres de la organización KAFA.

    La experta subrayó que la razón principal de la explotación sexual de mujeres son las graves condiciones económicas en las que viven los refugiados. Se les empiezan ofreciendo buenas condiciones laborales, después de lo cual las mujeres secuestradas 'muerden el anzuelo' de los delincuentes y son obligadas a prostituirse.

    Según Jabur, cuando las autoridades policiales logran clausurar un burdel clandestino, las chicas secuestradas son arrestadas por el cargo de prostitución, mientras que los secuestradores y organizadores del prostíbulo se escapan. Así, las mujeres se convierten en víctimas por partida doble, ya que no son capaces de demostrar que estaban trabajando de manera forzosa.

    Más: La mujer siria, símbolo de un país asolado por la guerra 

    "Creo que no deben incurrir en responsabilidad penal, y el Gobierno tiene que ayudar a estas personas y darles alojamiento, medicinas gratis, salarios y educación para que tengan con qué empezar una nueva vida", concluyó Jabur.

    Además:

    Daesh mantiene a esclavas sexuales en la ciudad de Faluya
    Liberan a 200 esclavas sexuales en una redada policial en Bogotá
    Esclavitud y tráfico humano: camboyanos demandan a dos corporaciones estadounidenses
    La justicia libanesa imputa a 23 personas por una red de esclavas sexuales sirias
    Etiquetas:
    prostitución, esclavitud sexual, Gada Jabur, Líbano
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik