En directo
    Seguridad
    URL corto
    0 162
    Síguenos en

    TIFLIS (Sputnik) — Fuerzas de seguridad lanzaron una operación especial en la ciudad de Zugdidi, en el oeste de Georgia, donde un hombre armado con granada y fusil automático tomó como rehenes a empleados de un banco, informó el Canal Uno de la televisión georgiana.

    Se precisa que el hombre tomó como rehenes a empleados y a clientes del banco.

    Una unidad de fuerzas especiales se encuentra en el lugar de los hechos. 

    En tanto, el Ministerio del Interior de Georgia pidió a los medios no transmitir en directo la operación especial para la liberación de rehenes.

    "Para que la operación se desarrolle de forma pacífica es críticamente importante observar todas las normas de seguridad en el territorio adyacente, y el Ministerio del Interior pide a los medios no transmitir en directo las imágenes de la operación especial", dice la nota del organismo.

    Zugdidi es una pequeña ciudad de tan solo 40 mil habitantes. Según los datos preliminares, dentro del edificio se encuentran al menos 30 personas.

    El Ministerio del Interior de Georgia anunció que abrió una causa penal por los delitos tipificados en los artículos 179 (toma de rehenes), 236 (asalto) y 144 (adquisición, posesión y porte ilegal de armas) del Código Penal.

    El corresponsal de Sputnik Georgia informó que algunas personas —unos empleados que trabajan en el tercer piso— lograron escapar al techo del edificio del banco, los agentes de la Policía ya les ayudaron a bajar y todos se encuentran en un lugar seguro. Se precisa que los rehenes están retenidos en el primer piso.

    Una de las empleadas del banco compartió su experiencia: "Estaba atendiendo a un cliente cuando entró el atracador. Él disparó varios tiros y gritó que era un robo y que nos tiraramos al suelo. No recuerdo cómo terminé afuera. Al parecer alguien me sacó... Mucha gente estaba esperando el servicio, pero, que yo sepa, los ancianos fueron liberados. La plantilla de la sucursal es de 58 personas. Uno tuvo un descanso. Como resultado, de alguna manera terminé en la calle, y estoy segura de que hay otro oficial de préstamos que está afuera".

    Sputnik Georgia reporta que al parecer el presunto agresor tenía consigo una lista con los números de teléfono de los medios de comunicación y ya llamó a varios canales de televisión.

    El canal Mtavari logró transmitir lo que está pasando dentro del banco. Mostró a al menos 19 rehenes sentados en el suelo y al presunto atacante de camuflaje, con una máscara negra que le cubre completamente la cabeza y portando una ametralladora.

    Según el canal, los requisitos del hombre armado incluyen:

    • medio millón de dólares
    • un automóvil y un helicóptero
    • una prohibición categórica de la intervención policial, o de lo contrario los policías serán responsables de la vida de los rehenes.

    Irakli Kvaratsjelia, uno de los rehenes, hizo un anunció con lo que le permitieron decir al canal TV Pirveli.

    "El hombre está armado hasta los dientes. Tiene una granada en la mano. Si la suelta, estallará. Por lo tanto, cualquier intento de resolver el problema a la fuerza provocará víctimas. Este hombre requiere $500.000 y garantías de atención segura", afirmó.

    Según él, el delincuente le da un plazo de dos horas a las autoridades para cumplir con sus demandas.

    Otro rehen también transmitió las palabras del supuesto terrorista: "Ninguno de los representantes de las autoridades se ha puesto en contacto. Si a la hora establecida —las autoridades saben cuál es— no se cumplen las demandas, empezaré a matar a los rehenes".

    Liberación de rehenes

    Tras una operación especial de varias horas el secuestrador liberó a los rehenes a cambio del funcionario del Ministerio del Interior Avtandil Galdava.

    "Gracias a los esfuerzos de Avtandil Galdava, director del departamento policial de Samegrelo-Zemo Svaneti, todos los rehenes fueron liberados del criminal armado, sus vidas están fuera del peligro", dice un comunicado del ente.

    Se agrega que las fuerzas del orden continúan operaciones de investigación y de búsqueda para detener al secuestrador.

    Se conoce que las fuerzas del orden le prestaron el dinero pedido, después de que el secuestrador abandonó el edificio del banco junto con varios rehenes.

    Etiquetas:
    rehenes, ataque, Georgia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook