En directo
    Seguridad
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — La huelga de los camioneros que desde el 21 de mayo vive Brasil demuestra la alta dependencia que el país tiene del modelo de carreteras, según explicó a Sputnik Leonardo Marques, profesor de Logística de la escuela Coppead de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ).

    "Brasil es totalmente dependiente del modelo de carreteras, tanto para uso de pasajeros como en el de cargas", apunta Marques, que recuerda que dos tercios de las mercancías que se mueven por Brasil lo hacen en camiones y que la red ferroviaria es mínima y muy precaria.

    Construir carreteras es más barato y a corto plazo más rentable que implantar vías de tren, pero Marques matiza que si el Gobierno brasileño tuviera una visión a "largo plazo" intentaría cambiar el modelo, o al menos equilibrarlo.

    Sin embargo, el especialista es consciente de los desafíos, empezando por el tamaño continental de Brasil, que hace que muchas líneas sean poco rentables.

    Marques considera que sí tendrían opción de ser redituables las líneas que comunican las grandes regiones productoras de materias primas —sobre todo productos agrícolas como la soja—, con los puertos, pero el docente remarcó que para ello tendría que haber también una demanda de transporte de la costa hacia el interior del país.

    "Un proyecto así debería considerar llevar productos de interior a la exportación, pero también que lo que se importa llegue a un área productiva; habría que pensar en crear un clúster industrial al mismo tiempo que seguimos exportando", dice.

    Soluciones, no paliativos

    La huelga de camioneros, con bloqueos de carreteras que están empezando a afectar gravemente al abastecimiento y a la exportación, ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad del sistema de transportes del gigante sudamericano.

    Brasil tiene 30.600 kilómetros de líneas ferroviarias (casi la mitad se construyeron en el siglo XIX y están muy anticuadas), frente a los 1,43 millones de kilómetros de autovías y autopistas, según datos del ministerio de Transportes del año 2016.

    En 2018o el Gobierno invirtió 971 millones de reales (265 millones de dólares) en construir o ampliar vías de tren, frente a los 3.000 millones de reales (820 millones de dólares) dedicados a las carreteras.

    Más: Huelga de camioneros en Brasil afecta entregas de correos

    De cara a la actual crisis Marques pide que el Gobierno busque "soluciones y no paliativos", y considera que la idea de eliminar totalmente impuestos al diésel (como piden los camioneros) no es viable.

    En su opinión, habría que buscar una herramienta "flexible" que permita quitar el impuesto cuando aumenta la recaudación y mantenerlo cuando los precios del petróleo están más bajos y el usuario final no sale tan perjudicado.

    La huelga de camioneros se inició el 21 de mayo y aunque el 24 de mayo el Gobierno anunció un acuerdo con los camioneros para que dejasen las paralizaciones al menos durante 15 días, el 25 de mayo las protestas siguen y se están agravando los problemas de abastecimiento.

    Además:

    Presidente de Brasil pide una "tregua" a camioneros en huelga
    Huelga de camioneros en Brasil causa desabastecimiento de aviones y cancelación de vuelos
    Brasileña Petrobras baja 10% el precio del diésel para frenar huelga de camioneros
    Etiquetas:
    economía, huelga, camiones, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik