Widgets Magazine
10:46 GMT +320 Septiembre 2019
En directo
    Óscar Pérez, piloto del helicóptero que atacó el Tribunal Supremo de Venezuela (archivo)

    ¿Quién era Óscar Pérez, el hombre más buscado de Venezuela?

    © REUTERS / Christian Veron
    Seguridad
    URL corto
    31535
    Síguenos en

    De agente de las fuerzas especiales de Venezuela a ser el delincuente más buscado del país. Óscar Alberto Pérez, de 36 años de edad, se ha convertido en la persona más polémica de la nación caribeña, incluso entre las filas de la oposición, cuyas ideas decía compartir.

    El pasado 15 de enero, efectivos de seguridad de Venezuela realizaron un operativo contra los miembros del autodenominado grupo insurgente Equilibrio Nacional, del que Pérez era líder. Según informan las autoridades, durante el intercambio de disparos fallecieron dos agentes y otros seis resultaron heridos. Al menos cinco miembros del grupo asediado fueron capturados y un número no precisado de criminales fue abatido, incluido su líder, Óscar Pérez.

    Antes de la sublevación

    Óscar Alberto Pérez nació el 7 de abril de 1981 en Caracas, la capital de Venezuela. Se graduó como funcionario de las fuerzas del orden y trabajó 16 años como agente del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), el principal organismo de investigaciones penales de Venezuela.

    Fue miembro y piloto de helicópteros de la Brigada de Acciones Especiales (BAE), un grupo dedicado a realizar las operaciones de mayor riesgo como el rescate de rehenes, la lucha contra el terrorismo y las intervenciones contra grupos armados.

    En 2015, Pérez debutó en el cine como uno de los protagonistas de la película 'Muerte Suspendida', un filme de drama y acción basado en la historia de un secuestro real, aunque la película no le trajo la fama.

    Ataque al Tribunal Supremo

    El 27 de junio de 2017, en medio de las protestas de la oposición contra el Gobierno del país, Óscar Pérez lideró el robo de un helicóptero del CICPC. Su grupo sobrevoló el centro de Caracas, desde donde disparó y lanzó dos granadas en dirección al Tribunal Supremo.

    Más tarde, Pérez, acompañado de 4 hombres encapuchados, publicaba una serie de vídeos en los que aseguraba no pertenecer a ningún grupo político. En el vídeo se hacía un llamamiento dirigido a los militares, policías y civiles a una insurrección contra el Gobierno. En defensa de sus actos se apegó al artículo 350 de la Constitución venezolana, que permite la desobediencia civil. "Somos nacionalistas, patriotas e institucionalistas", aseguraba entonces.

    No obstante, el ataque armado fue catalogado por las autoridades como atentado terrorista. El ministro del Interior de Venezuela, Néstor Reverol, emitió una orden de captura y pidió una alerta roja de Interpol y la propia CICPC definió a Óscar Pérez como el hombre más buscado del país. El presidente Nicolás Maduro pidió a la Mesa de la Unidad Democrática —principal coordinadora de la oposición en el país— que condenara los ataques armados contra las instituciones estatales.

    Después de los acontecimientos de junio, Pérez y su grupo se mantuvieron a la fuga. Llegó a aparecer fugazmente en una manifestación, pero su principal actividad se trasladó a las redes sociales.

    Óscar Pérez aparece en una protesta antigubernamental en Caracas el 13 de julio de 2017
    © AP Photo / Miguel Rodriguez
    Óscar Pérez aparece en una protesta antigubernamental en Caracas el 13 de julio de 2017

    La reaparición

    El 18 de diciembre de 2017, Óscar Pérez publicó un vídeo en el que se atribuyó el robo de armas en el comando de la Guardia Nacional Bolivariana. En el vídeo se ve cómo varios de los insurrectos armados asaltan el establecimiento y sustraen armamento de la policía, que sería utilizado en "acciones futuras" contra el Gobierno.

    Después del asalto, el presidente Nicolás Maduro exigió a las fuerzas del orden que tuviesen "tolerancia cero con los grupos terroristas que amenazan con armas la paz de la República".

    El 12 de enero de 2018, Óscar Pérez ofreció una entrevista a la cadena CNN vía Skype, en la que reconoció que el ataque del 27 de junio fue una acción premeditada.

    Tres días después de su intervención en CNN, Óscar Pérez y su grupo fueron rodeados en el kilómetro 16 de la carretera de Manera — El Junquito, en una zona montañosa situada al oeste de Caracas. La versión de las autoridades es que los efectivos policiales fueron "alevosamente atacados por los violentos" cuando estaban negociando las condiciones para su entrega.

    Etiquetas:
    Óscar Pérez, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik