En directo
    Seguridad
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    En lo que va del año, 11 periodistas han sido asesinados en México a raíz de su labor, más allá de las amenazas y agresiones que no salen a la luz. Además de la violencia, los profesionales de la prensa en el país se enfrentan a la ausencia de información oficial que culmina en desprestigio.

    Entre 2000 y 2017, 111 comunicadores murieron a raíz del ejercicio de su profesión, según la ONG Artículo 19.

    Los datos fueron actualizados el 6 de octubre, día en el que Edgar Daniel se sumó a la lista de los 11 asesinados solamente en lo que va del año. El número se iguala a la cantidad total de 2016 y supera la de años anteriores.

    "México es el país sin guerra declarada que más asesinatos tiene. Nos disputamos a veces con Siria, hubo un tiempo con Irak, en un país que se puede decir que está en paz aunque tenemos la llamada guerra contra las drogas, que ha generado toda esta violencia", reforzó en visita a los estudios de Sputnik en Montevideo la premiada periodista mexicana Marcela Turati.

    Autora del libro 'Fuego Cruzado: las víctimas atrapadas en la guerra del narco' y galardonada con una serie de premios internacionales, entre ellos el de excelencia de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), Turati fue homenajeada en la capital uruguaya en representación de la labor periodística de sus colegas de profesión asesinados en México.

    En entrevista con el programa radial de Sputnik Telescopio, la escritora y periodista independiente contó cómo los trabajadores de la prensa se encuentran más vulnerables y expuestos por cumplir con sus tareas en el interior del país. "[Ellos] tienen que cubrir alguna información y luego se van a su casa pero todos saben dónde viven, en la escuela de sus hijos están matriculados los hijos de narcotraficantes o del alcalde que no quiere que sigan denunciando, entonces siempre es mucho más complicado", ejemplificó.

    "En mi caso, que soy de Ciudad de México, como muchos periodistas mexicanos, cuando nos metemos a ciertas zonas de riesgo a querer reportear lo que ha pasado, generalmente eres seguido, vigilado, a veces te dicen que tienes que ir, te advierten que te puede pasar algo, a veces sube de intensidad, pero yo puedo tomarme un avión e irme, ellos [los locales] no", sostuvo.

    En dos de los casos más mediáticos este año, las víctimas eran amigas de Turati. En el norteño estado de Chihuahua, Miroslava Breach, de 54 años, fue asesinada en marzo cuando salía de casa en su auto, en compañía de su hijo adolescente. Un sicario le disparó ocho tiros y dejó el mensaje: "por lenguona".

    En Sinaloa, estado conocido como la "cuna del narcotráfico" en México, el corresponsal de la Agence France Presse (AFP) y autor del libro 'Narcoperiodismo', Javier Valdez, también murió acribillado mientras caminaba por una avenida a metros de su trabajo en junio.

    Lea más: Asesinan a balazos periodista especializado en narcotráfico en México

    "Breach estaba investigando los vínculos entre narcotraficantes y políticos, la narcopolítica, y fue asesinada. Han habido muchos otros antes y después, están superando records de años anteriores", insistió.

    Asimismo, la periodista señaló las diferencias "en términos de amenazas" hacia las mujeres que trabajan en los medios de comunicación respecto a sus pares varones. "Son más a la vida personal, a los hijos, a la vida íntima, muchas veces con connotación sexual", detalló.

    "Hemos documentado casos de mujeres periodistas a las que les dejaron amenazas en casa vaciando el cajón de ropa interior sobre la cama o dejan muy claro que se bañaron en su baño, cosas así que con los hombres no pasa y es terrorífico", contó Turati, quien fundó la Red Periodistas a Pie, para capacitación y protección de los trabajadores de la prensa.

    Además, de acuerdo con Turati, a las mujeres les cuesta más denunciar los agravios que sufren. "Hay un ambiente en el que se les critica como si estuvieran locas, como si quisieran ganar notoriedad, algo que no les pasa generalmente a los hombres", remarcó. Por otro lado, matizó que las dificultades han contribuido a que muchas se organizaran para protegerse en conjunto.

    Otro problema del ejercicio de la profesión en México se vio en el ojo del huracán tras el fatal terremoto del 19 de septiembre. En un escenario global en el que las llamadas noticias falsas se multiplican, los periodistas se chocaron con la falta de información oficial para reportar con veracidad las consecuencias de la tragedia, como el número de víctimas.

    "Hubo muchas historias que se tuvieron que lanzar rápido y que no eran verdaderas, como noticias de que habían rescatado con vida a tantas personas y las familias se emocionaban, pero resultaba que no, que alguno estaba muerto… Eso fue muy vergonzoso y también nos afectó a todos los periodistas porque los familiares están muy enojados con la prensa en general", aseveró la periodista.

    El caso más emblemático de noticia falsa tras el sismo fue el de la niña Frida Sofía, quien al final nunca había existido. Para la escritora, la ausencia de datos que no son pasados de forma correcta a la prensa contribuye al desprestigio que luego les acarrea.

    "El Gobierno ocultó mucha información y nos está tocando a los periodistas reconstruirla porque ni siquiera tienen bien los datos de cuántas personas fueron rescatadas. En un caso decían que eran 22 en un edificio y en el reporte final decían 15 cuando nosotros contamos muchos más y ahí estamos", completó.

    Turati, quien también participó del III Encuentro de Mujeres Periodistas de Uruguay, promovido por la organización Cotidiano Mujer, abogó por la vieja lección de "verificar siempre" aunque se tarde más tiempo en escribir una nota o que se incurra en ser "impopular". "Somos periodistas y no replicadores de chismes", concluyó.

    Más aquí: Fake news: Frida, el falso caso mediático que conmovió al mundo

    Además:

    Fiscalía de México ofrece $500.000 de recompensa por pistas de asesinos de periodistas
    ¿Qué puede frenar seguidilla de asesinatos de periodistas en México?
    Convoy de periodistas atracado en México: "Nos pusieron pistolas en la cabeza"
    Etiquetas:
    narcopolítica, violencia, narcotráfico, periodismo, Marcela Turati, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook