En directo
    Salud
    URL corto
    0 43
    Síguenos en

    Los médicos de un hospital de la capital de la India han expresado su preocupación por los crecientes casos de infección por hongos mortales en pacientes que se recuperaron de COVID-19 y en aquellos que no presentan ningún síntoma.

    Se trata de la mucormicosis, una infección fúngica poco común que afecta principalmente a personas con niveles de inmunidad bajos.

    De acuerdo con los datos del Hospital Sir Ganga Ram, con sede en Nueva Delhi, se registraron 12 casos de mucormicosis desencadenada por COVID-19 en los últimos 15 días. El 50% de los pacientes infectados experimentó pérdida de la visión y, en algunos casos, los huesos de la nariz y de la mandíbula tuvieron que ser extirpados.

    La mortalidad se está observando actualmente en el 50% (cinco pacientes) con ciertas muertes cuando el cerebro se ve afectado, reportan las autoridades del hospital.

    El otorrinolaringólogo del centro sanitario, Manish Munjal, señala que aunque la "aflicción alarmante" no es nueva, "lo nuevo es que el COVID está desencadenando mucormicosis".

    "La frecuencia con la que estamos presenciando la aparición de mucormicosis desencadenada por COVID con una alta morbilidad y mortalidad nunca se había visto antes y es impactante y alarmante", afirma Munjal.

    Los médicos del hospital advierten de que un sistema inmunológico débil en los pacientes con COVID-19 recuperados podría ser la razón detrás de la frecuencia "alarmante" con la que los pacientes con coronavirus recuperados contraen el hongo.

    Este, a su vez, parece entrar en el cuerpo del huésped aprovechándose de las respuestas de citocinas del sistema inmunológico que provocan las grandes dosis de esteroides que comúnmente se administran a los pacientes con COVID-19.

    "Este es un virus y se presenta en personas con un sistema inmunológico débil. Este hongo entra en el cuerpo y destruye la parte de donde viene. Los pacientes post-COVID reciben una gran dosis de esteroides para disminuir la tormenta de citocinas que permite que una infección micótica oportunista, como la mortal mucormicosis, entre en el cuerpo", explica Munjal, citado por la agencia ANI.

    "Lo más importante es que tenemos que elevar cuidadosamente las dosis de antifúngicos a niveles más que máximos, sin dejar que los órganos internos como el riñón y el hígado salgan dañados", afirma Prakash Shastri, el vicepresidente de cuidados intensivos de Sir Ganga Ram. Destaca que reactivar la capacidad del cuerpo de un paciente con COVID de defenderse "es una tarea hercúlea".

    La India, el segundo país más afectado del mundo durante la pandemia, registró casi 9,8 millones de infecciones. A ellos se añaden las más de 143.000 muertes, según datos del Ministerio de Salud y Bienestar Familiar. No obstante, el 14 de diciembre se informó de un total de 352.000 casos activos de COVID-19, el más bajo en 149 días en el país.

    Etiquetas:
    COVID-19, enfermedades raras, enfermedad, la India, hongos, pandemia de coronavirus, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook