En directo
    Salud
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    Científicos de la universidad brasileña Unicamp validarán test de COVID-19 a partir de saliva desarrollados en Japón, con la intención de que puedan ser utilizados en Brasil. Según los expertos, la novedosa tecnología que utilizan los hace más baratos, rápidos y efectivos, lo que mejoraría la respuesta en zonas periféricas del país.

    Científicos brasileños y japoneses trabajan en una alianza para culminar el proceso de validación de test capaces de detectar el virus SARS-CoV-2 a partir de una muestra de saliva. Los investigadores aseguran que generalizar este tipo de pruebas de diagnóstico permitirá detectar el virus de forma más rápida y barata, mejorando la respuesta ante el COVID-19.

    Si bien en algunos países ya comenzaron a aplicarse test PCR a partir de la saliva del paciente, científicos brasileños de la Universidad Estatal de Campinas (Unicamp) de Brasil aseguran que los test desarrollados por la empresa japonesa Eiken Chemical Co. serán más rápidos y baratos y permitirán a Brasil atender mejor la pandemia en zonas que hasta hoy tienen un difícil control de la pandemia.

    Según informó Unicamp, un acuerdo firmado recientemente entre la universidad, la empresa, la Universidad de Chiba en Japón y la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional incluirá el envío a Brasil de 720 kits de este novedoso tipo de test. Está previsto que la tecnología arribe a Brasil en diciembre y pase por un período de validación a cargo del Laboratorio de Epidemiología Molecular y Enfermedades Infecciosas de la Facultad de Ciencias Médicas de Unicamp.

    De acuerdo a los científicos, la clave para que estos test sean más rápidos y baratos radica en que se basan en lo que se conoce como el método LAMP (Amplificación Isotérmica Mediada por Bucle, por sus siglas en inglés), que permite la amplificación de secuencias de ácido nucleico con una temperatura constante de entre 60 y 65 grados Celsius. De esta forma, este método evita el uso de termocicladores, costosos aparatos utilizados en las pruebas de tipo PCR para dar calor y frío alternadamente a la muestra.

    La otra ventaja de este método es que utiliza cuatro primers —como se conoce a las cadenas de ácido nucleico necesarias para iniciar la amplificación— en lugar de dos, como las pruebas de PRC.

    Según los científicos de Unicamp, estas características convierten a este tipo de pruebas en más específicas, más baratas e incluso más rápidas, ya que podrían arrojar resultados en 40 minutos, por lo que serían ideales para mejorar la capacidad de testeo en zonas remotas de Brasil como la Amazonía, por ejemplo.

    La universidad informó, asimismo, que el trabajo para validar los test también buscará comprobar la eficacia de este tipo de test llevándolos al límite de sus posibilidades. Si bien los científicos confían en que las muestras de salivas son útiles porque, al infectarse de COVID-19, la saliva se vuelve más turbia y por tanto más fácil de analizar, buscarán hacer pruebas en salivas diluidas para determinar qué tan efectivos son estos test.

    "A medida que consigues validar insumos que no necesitan de equipamiento caro, el proceso se vuelve más barato para la población, tanto para el SUS (Sistema Único de Salud) como la Salud Suplementaria (sistema privado)", destacó Plínio Trabasso, investigador de la Facultad de Ciencias Médicas y coordinador de Asistencia del Hospital de Clínicas de Unicamp.

    Según Trabasso, esta tecnología abriría todo un mundo de posibilidades en la lucha contra el COVID-19, ya que consigue ampliar la capacidad de testeo a la población, tanto por ser más económicos como por poder tener los resultados de forma rápida. Incluso, destacó el científico, se trata de exámenes más amigables para pacientes que le temen o no pueden realizarse hisopados nasales. Los pacientes que recibieron trasplante de médula están en esa categoría, ya que una muestra nasal podría provocarles sangrados que resulten peligrosos, resaltan desde Unicamp.

    Etiquetas:
    tests, coronavirus, pandemia de coronavirus, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook