En directo
    Salud
    URL corto
    193
    Síguenos en

    Distintos científicos han puesto en tela de juicio los resultados del nuevo estudio realizado por un equipo de investigadores británicos de la Escuela Imperial de Londres, quienes descubrieron que las personas infectadas con COVID-19 sufren un deterioro significativo de sus capacidades cognitivas. ¿Qué es lo que está mal con esta investigación?

    En su trabajo, los investigadores intentaron evaluar cuán bien el cerebro de las personas afectadas por el coronavirus ejecuta tareas como recordar palabras o unir puntos de un rompecabezas. Los tests utilizados por ellos se parecen a las pruebas que se usan para evaluar la capacidad del cerebro en enfermedades como Alzheimer.

    Los investigadores llegaron a la conclusión que los déficits cognitivos eran sustanciales entre las personas que habían sido hospitalizadas con COVID-19. En los peores casos se descubrieron impactos "equivalentes a la disminución promedio de 10 años en el desempeño cerebral mundial entre las edades de 20 a 70 años".

    Si bien este y otros hallazgos todavía tienen que ser examinados por expertos que no hayan estado involucrados directamente en esta investigación, algunos científicos ya han puesto en tela de juicio los resultados de la Gran Prueba Británica de Inteligencia

    "La función cognitiva de los participantes no se conocía antes del estudio y los resultados tampoco reflejan la recuperación a largo plazo, por lo que cualquier efecto sobre la cognición puede ser a corto plazo", señaló Joanna Wardlaw, profesora de neuroimagen aplicada en la Universidad de Edimburgo.

    Por su parte, Derek Hill, profesor de la Universidad College de Londres, está de acuerdo en que los hallazgos del estudio no pueden ser enteramente fiables, ya que no se habían comparado las puntuaciones de antes y después de la infección. Además, la investigación involucró a un gran número de personas que auto informaron haber sufrido COVID-19, es decir no tenían ninguna prueba que confirmase que efectivamente habían padecido esta enfermedad.

    "En general (esta es) una intrigante pero no concluyente pieza de investigación sobre el efecto de la infección con el coronavirus sobre el cerebro", señaló Hill.

    A medida que los investigadores tratan de comprender mejor el impacto a largo plazo del COVID-19, es importante que se investigue más a fondo el grado en el que se ve afectada la cognición tras la infección, y si algunas personas sufren el daño permanente a la función cerebral.

    Etiquetas:
    cerebro, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook