10:52 GMT24 Septiembre 2020
En directo
    Salud
    URL corto
    0 979
    Síguenos en

    Un equipo internacional de científicos ha descubierto que al cocinar las carnes rojas a altas temperaturas para conseguir una corteza crujiente y jugosa aumenta el riesgo de contraer enfermedades en el organismo como las cardiovasculares, diabetes e inclusive cerebrovasculares.

    Científicos australianos y coreanos estudiaron el proceso de cocción de la carne roja asada y descubrieron que cuando este alimento es cocinado a una temperatura alta para obtener una corteza crujiente se forman los denominados productos de glicación avanzada (AGE) que aumentan el riesgo de algunas enfermedades en el organismo.

    Prestigiosos chefs internacionales recomiendan asar la carne a la parrilla o simplemente a temperaturas altas para conseguir una corteza crujiente y apetitosa, pero según el estudio publicado en la revista Nutrients, el consumo regular de esta carne frita se acumula en el cuerpo interfiriendo en el funcionamiento normal de las células.

    Los científicos compararon los efectos de dos dietas, una alta en carne roja asada con cereales procesados y otra alta en granos enteros y productos lácteos, nueces y legumbres balanceada con carne blanca hervida o al vapor.

    El estudio, que duró cuatro semanas, incluyó a 15 hombres y 36 mujeres con peso corporal estable, sin diabetes tipo 2. Los resultados mostraron que en el primer caso la tasa de acumulación de AGE en la sangre era significativamente mayor que en el segundo caso.

    "El consumo de alimentos con alto contenido en AGE aumenta la ingesta diaria total de esta proteína en un 25%, lo que tiene un impacto extremadamente negativo en los vasos sanguíneos y el miocardio, provocando inflamación y estrés oxidativo, signos de enfermedades degenerativas", dijo el profesor Peter Clifton quien dirigió el estudio.

    Para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, los científicos creen que es necesario reducir la cantidad de carne roja en nuestra dieta o al menos cambiar la forma en que se cocina.

    "El mensaje es bastante claro: si queremos reducir el riesgo de enfermedades cardíacas, debemos reducir la cantidad de carne roja que comemos o ser más considerados sobre cómo la cocinamos. Las comidas cocinadas a fuego lento podrían ser una mejor opción para la salud a largo plazo", concluyó Clifton.
    Etiquetas:
    cocina, alimentos saludables, hábitos saludables, comida saludable, vida saludable, carne, salud
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook