En directo
    Salud
    URL corto
    313717
    Síguenos en

    Estudios basados en las autopsias llevadas a cabo en EEUU revelan los inesperados y devastadores efectos que tiene el coronavirus sobre el cuerpo de sus víctimas y el alcance que tiene dentro del organismo humano.

    La forense de la Universidad de Nueva York, Amy Rapkiewicz, destacó la presencia de coágulos de sangre en prácticamente todos los órganos. La científica destacó que este hecho contradice a lo que se creía antes y supone un efecto "dramático".

    Antes se asumía que el COVID-19 era una enfermedad respiratoria similar a la neumonía. Más tarde, los médicos se dieron cuenta de que esta enfermedad puede formar coágulos de sangre, lo cual acarrea un serio peligro de causar un accidente cerebrovascular, falla renal, inflamación de corazón y otras complicaciones del sistema inmune.

    "Fue un hallazgo dramático, pues nos los esperábamos solo en los pulmones, pero al final los encontramos en prácticamente cada órgano que hemos evaluado en nuestro estudio de autopsias", indicó Rapkiewicz a la cadena estadounidense CNN.

    El estudio también trajo otra sorpresa ingrata: se observaron células de gran tamaño procedentes de la médula ósea —los megacariocitos—. La científica explicó que es una mala señal, ya que estas células normalmente no circulan fuera de los huesos y los pulmones.

    "Los hemos encontrado en el corazón y en los riñones y el hígado y en otros órganos. Cabe destacar que en el corazón los megacariocitos producen plaquetas que están íntimamente asociadas a la coagulación de sangre", agregó en su entrevista para la CNN.

    Ahora, indica la cadena, los científicos quieren determinar cuál es la conexión entre las grandes células de la médula ósea y la coagulación de pequeños vasos sanguíneos en las personas que padecen de coronavirus.

    Etiquetas:
    autopsia, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook