En directo
    Salud
    URL corto
    0 51
    Síguenos en

    Pruebas preliminares de una investigación de la Universidad de Helsinki expresan que el olfato de los perros podría ser la nueva forma para detectar el COVID-19 en personas infectadas.

    Un nuevo estudio de la Universidad de Helsinki revela que el sentido olfativo extremadamente sensible de los perros podría convertirse en una herramienta innovadora para la detección de COVID-19.

    De acuerdo con investigadores de las facultades de medicina veterinaria y medicina humana, estos perros son entrenados para que puedan detectar olores médicos y ya han trabajado previamente en la identificación de diferentes tipos de cáncer.

    Los primeros perros que hasta ahora han sido entrenados han logrado diferenciar las muestras de orina del paciente COVID-19 de las muestras de orina de individuos sanos, precisa un comunicado de la Universidad de Helsinki.

    "Tenemos una sólida experiencia en el entrenamiento de perros detectores de olores relacionados con enfermedades. Fue fantástico ver lo rápido que los perros tomaron el nuevo olor", dijo la investigación y líder del grupo DogRisk Anna Hielm-Björkman.

    Actualmente, los investigadores trabajan en la recolección de muestras de pacientes para continuar entrenando más perros; pero además, necesitan aclarar qué identifican los perros en las muestras de pacientes y cuánto tiempo permanece el olor después de que la infección ha pasado.

    Las pruebas preliminares indican que los perros pueden aprender y trabajar rápido, e incluso tener un mejor rendimiento que las pruebas COVID-19 actuales que se basan en técnicas de detección molecular.

    "Sin embargo, hay muchas cosas que deben verificarse y volver a verificarse antes de que podamos llevar la detección de olores a la práctica normal. Ahora volveremos a evaluar a los perros en nuestro entorno aleatorio de doble ciego, introduciéndolos en un número mayor de muestras de pacientes que tienen un resultado corona positivo o negativo. Algunas de las muestras negativas serán saludables, mientras que otras tendrán, por ejemplo, otras enfermedades respiratorias ", expresó Anu Kantele, profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad de Helsinki.

    De este modo, los investigadores esperan que, en un futuro, los perros COVID entrenados puedan utilizarse en un sinfín de tareas beneficiosas, tales como: identificar individuos infectados en hogares de ancianos, evaluar los verdaderos positivos dentro del sector de atención médica para evitar cuarentenas innecesarias y ayudar en el control personalizado en aeropuertos y otros puntos fronterizos.

    Etiquetas:
    coronavirus, COVID-19, perros
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook