En directo
    Salud
    URL corto
    Por
    0 10
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Con los canguros como inspiración y la salud como objetivo, el veterinario e inventor uruguayo Aníbal Di Mauro creó el "marsupio sanitario", una mochila con tres reparticiones que permite a quien la use mantener sus manos limpias y protegerse del COVID-19.

    Incluso antes de que surgiera el nuevo coronavirus, a este hombre de 70 años le preocupaba "la higiene en estos procesos infecciosos como fue la peste aviar y la peste porcina", según contó a Sputnik.

    Por eso, ya desde el año pasado Di Mauro, especializado en higiene alimentaria, comenzó a pensar que la "mejor forma en la que una persona podía mantenerse desinfectada era a través de un marsupio, de un elemento que portase consigo y que fuese fácil de utilizar".

    El hombre, ya jubilado, pero sumamente activo, asegura que el "marsupio sanitario" es muy práctico: va a colgado en el cuello y atado a la cintura, y tiene tres compartimentos:

    1. en el superior van servilletas,
    2. en el del medio una esponja con antisépticos (alcohol en gel, alcohol, agua con hipoclorito, agua jabonosa),
    3. y en el inferior se colocan los desechos.

    Cuando la persona está en la calle, por ejemplo, pone las manos en el compartimento del medio para mojarlas en la esponja con el desinfectante; si nota que quedaron muy húmedas puede tomar una servilleta de la parte superior y luego desecharlas en la sección inferior.

    A cada uno de las tres reparticiones se accede mediante bolsillos que están a ambos lados de la mochila.

    En el compartimento superior, además de las servilletas, también pueden colocarse mascarillas.

    ​El "marsupio sanitario" está hecho de tela lavable y el tamaño depende de la persona.

    Temporizador sonoro y GPS

    En la parte posterior, la mochila también tiene un temporizador sonoro a la altura del cuello, contó el inventor, que es especial para los niños que usen el invento.

    Di Mauro explicó que ese temporizador "es programado por los padres para hacerle acuerdo a los niños, a través de una pequeña vibración, que es el momento de desinfectarse las manos".

    Antes de salir a la calle, se puede programar el temporizador con la cantidad de veces que los padres quieren que el niño se higienice.

    El "marsupio sanitario" también dispone de un GPS (Sistema de Posicionamiento Global).

    Di Mauro indicó que el GPS, además de ser un elemento geolocalizador del niño, permite "hacer la trazabilidad del usuario para si en algún momento llega a ser portador del COVID-19 poder determinar dónde estuvo los últimos 10 o 15 días para saber en qué lugar se contagió y a quién puede haber contagiado".

    El inventor dice que el marsupio no solo sirve para los niños sino para todo el que lo quiera usar, pero le parece que puede ser especialmente útil para un reponedor de góndolas de un supermercado, inspectores de tránsito y policías.

    Patente y fabricación

    Di Mauro, que es del departamento de Maldonado (sureste), contó que en abril pasado patentó su invento en Uruguay.

    El abogado Juan Vanrell, especialista en propiedad intelectual, quien trabaja con Di Mauro, contó a Sputnik que "ahora el inventor va a presentar la patente en toda Europa, EEUU, China y Brasil".

    Más adelante puede presentarla en otros países, agregó.

    ​En relación a la posible fabricación del "marsupio sanitario", el inventor uruguayo dijo que está viendo las opciones que tiene.

    "Estamos estudiando la posibilidad de fabricarlo acá, pero estoy viendo quién tiene la capacidad de producirlo y estamos evaluando alguna oferta que ya nos han hecho; recién empezamos", añadió.

    El hombre agregó que como la venta y comercialización no son su especialidad, está evaluando también la posibilidad de vender la patente a alguien que pueda fabricar el invento a nivel mundial.

    Si bien ya tiene varios inventos en su haber además de la mochila, Di Mauro dijo que en principio no tiene otro en mente vinculado con la pandemia COVID-19, que afecta a más de 150 países.

    Etiquetas:
    coronavirus, higiene, tecnología, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook