En directo
    Salud
    URL corto
    0 532
    Síguenos en

    Este tubérculo oriundo de América Latina es uno de esos superalimentos que, al estar presente en nuestra dieta, permite protegernos de varias enfermedades. De hecho, estudios científicos colocan a la papa dulce (batata, camote o boniato) como una herramienta clave para enfrentar y prevenir el cáncer y la diabetes, por ejemplo.

    Batata, boniato, camote o papa dulce son algunos de los nombres con los que se denomina a uno de los alimentos más antiguos conocidos por la humanidad (de hecho, hallazgos arqueológicos datan su origen en América Latina hace unos 52 millones de años). Pero además de ser el segundo tubérculo más famoso del mundo (después de la papa, claro está), es uno de los alimentos más nutritivos para las familias o 'superalimento', como se conoce a los alimentos con gran cantidad de vitaminas y minerales.

    La fama de este alimento no solo le ha valido ser centro de diversas investigaciones científicas alrededor del mundo sino también ser uno de los temas centrales de la labor del Centro Internacional de la Papa (CIP), una entidad con sede en Perú dedicada a indagar y difundir los beneficios de los tubérculos.

    A través de su Laboratorio de Calidad y Nutrición, el CIP logró comprobar que la batata es por demás rica en carbohidratos, con concentraciones de almidón que varían entre 55,8 a 73,8 gramos cada 100. Esto hace que se trate de alimentos ricos en sacarosa, glucosa, fructosa y maltosa (cuando se cuece). Por todo esto, el camote sirve como un perfecto energético.

    Pero hay más: el camote es uno de los alimentos con más betacaroteno, un pigmento con el que el organismo produce la vitamina A. Un camote anaranjado puede contener entre hasta 26 miligramos de betacaroteno cada 100 gramos y, según se comprobó, al hervirse o convertir en puré pueden retener entre 70% y 92% de esta sustancia.

    La presencia de betacaroteno es tan importante que se estima que 100 gramos de camote pueden proporcionar casi toda la ingesta diaria recomendada de vitamina A para un niño.

    Lo bueno del betacaroteno, además, es que es sumamente visibile. Se trata del pigmento encargado de darle el color anaranjado a los alimentos. Así es que para encontrar buenas cantidades de este elementos, es preciso optar por los camotes anaranjados y no los morados, el otro tipo de camote que se encuentra habitualmente en el mercado.

    Sin embargo, los camotes morados también tienen lo suyo. El color púrpura de estos tubérculos viene de la antocianina, que según estudios científicos citados por el CIP colaboran en la protección de células intestinales y proporciona efectos antioxidantes y antiinflamatorios. La antocianina encontrada en el camote púrpura se presenta en una mejor concentración que otros alimentos de este color como la berenjena, la ciruela o la uva.

    El camote también contiene vitamina C y potasio, que también es útil para la presión arterial.

    Valores nutricionales

    Minerales:

    • Hierro – 0,5 mg
    • Zinc – 0,2 mg
    • Calcio – 34 mg
    • Potasio – 298 mg
    • Fósforo – 29 mg

    Antioxidantes:

    • Carotenos totales – 15,5 mg
    • Betacaroteno – 13,1 mg

    Valores cada 100 gramos de camote fresco, crudo y sin pelar.

    Fuente: Laboratorio de Calidad y Nutrición del CIP.

    La batata contra el cáncer y la diabetes

    Las propiedades encontradas en el camote motivó a los científicos a investigar cómo sus bondades naturales podrían ayudar en tratamientos contra diferentes enfermedades, entre ellas, el cáncer.

    Así es que estudios científicos citados por el Instituto Estadounidense de Investigación sobre Cáncer (AICR, por sus siglas en inglés), la función antioxidante del betacaroteno puede prevenir el daño celular que en muchos casos propicia algunos tipos de cáncer, como el de riñón. El camote púrpura también, ya que se considera que la protección que proporciona a las células del intestino son clave para prevenir el cáncer colorrectal, uno de los más delicados.

    Además, otros estudios científicos sugieren que su aporte de glucosa, y la ingesta de fibra que otorga una dieta rica en camote, permiten reducir las chances de desarrollar diabetes tipo 2.

    Etiquetas:
    Diabetes, cáncer, alimentación, alimentos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook