En directo
    Salud
    URL corto
    1370
    Síguenos en

    Este año, científicos de distintos países del mundo han realizado un gran número de investigaciones y experimentos con el objetivo de combatir las enfermedades más frecuentes y mortales.

    Algunos de estos descubrimientos han sido hechos al azar y pueden utilizarse en el tratamiento de enfermedades como el cáncer, la gastroenteritis por rotavirus y la obesidad.

    Un hallazgo inesperado

    Un grupo de científicos británicos y alemanes descubrió que la ouabaína, una sustancia que forma parte de los medicamentos contra la insuficiencia cardiaca y la fibrilación auricular, es capaz de aniquilar las células cancerosas.

    Tras haberlo ensayado en ratones, los investigadores se dieron cuenta de que no causaba ningún efecto sobre las células jóvenes, pero destruía por completo las que causaban las condiciones precancerosas del hígado.

    Esta es la principal diferencia que existe entre la ouabaína y medicamentos como navitoclax, que mata no solo las células cancerosas en los pacientes con leucemia y linfoma, sino los trombocitos y los macrófagos contenidos en la sangre.

    Los medicamentos con ouabaína ya han sido ensayados en humanos. Si los médicos logran probar su efecto positivo sobre pacientes con cáncer, lo empezarán a utilizar en el tratamiento contra esta enfermedad.

    Un ratoncito con sorpresas

    En octubre, científicos estadounidenses de la Universidad de Georgia decidieron ahorrar recursos y criar por sí mismos ratones con inmunodeficiencia en vez de comprarlos a una empresa especializada.

    Cuando sus roedores maduraron, los infectaron con gastroenteritis por rotavirus para investigar los mecanismos que influían en la propagación del rotavirus. Para su sorpresa, ni un solo ratón se enfermó. Resulta que el intestino de estos roedores tenía una especie de bacteria que le ayudaba a luchar eficazmente contra la infección. Por una parte, esta bacteria alteraba la expresión de los genes y aceleraba la renovación de las células epiteliales, por otra bloqueaba la actividad del rotavirus.

    Posteriormente, los científicos repitieron este experimento en ratones que habían comprado a una empresa especializada. Todos los roedores adquiridos tenían la inmunodeficiencia y tras haber sido infectados desarrollaron los principales síntomas de la gastroenteritis por rotavirus: vómitos y diarrea. Los únicos ratones que no los tenían fueron los que habían sido sometidos a un trasplante del microbioma de sus compañeros universitarios.

    Una medicina contra el sobrepeso

    Un equipo internacional de científicos involucrado en el desarrollo de una medicina contra la diabetes descubrió que la metformina tiene un efecto inesperado.

    Los pacientes que participaban en sus experimentos y consumían esta sustancia empezaron a perder apetito y adelgazaron paulatinamente. En concreto, los pacientes redujeron su peso en un 3,5% en promedio durante tan solo tres semanas.  Además, registraron un cambio en la proteína GDF15, que influye en el apetito.

    Los experimentos realizados en ratones tuvieron resultados parecidos. Los roedores dejaban de adelgazar después de que los científicos le quitaban la proteína y bloqueaban el receptor GFRAL. Los investigadores consideran que el GDF15 desempeña un papel importante en la regulación del metabolismo.

    Etiquetas:
    medicamentos, medicina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik