07:00 GMT +325 Noviembre 2017
En directo
    Pechuga de pollo (imagen referencial)

    ¡Ojo! El peligro que esconden las pechugas de pollo

    CC0 / Pixabay
    Salud
    URL corto
    39664120

    Los filetes de pollo tienen fama de ser una fuente de proteínas saludable y que sirve para cualquier tipo de dieta. No obstante, expertos en nutrición anotan que esta afirmación no es del todo cierta.

    Últimamente muchos granjeros optan por modificar genéticamente sus aves y usar antibióticos para que crezcan más rápido y sean más voluminosas. Esto puede provocar que el animal acumule más grasa y menos proteínas, algo que se hace más que evidente cuando el filete de pollo crudo que adquirimos muestra unas rayas blancas tanto en su superficie como en el interior.

    Según un estudio publicado por la revista Italian Journal of Animal Science, la carne con estas rayas contiene hasta un 224% más de grasas que la carne de pollo habitual. Más tarde, un estudio realizado por la Universidad de Arkansas y Texas A&M demostró que el 96% de la carne de las aves estudiadas era mala para los que hacen dieta.

    ¿Significa esto que no deberíamos consumir carne de pollo? No, no tan rápido. Los especialistas destacan que no todos los pollos sufren de este mal. Si no quiere encontrarse con carne de mala calidad, busque etiquetas con el sello que indique que no se han usado antibióticos en su producción.

    Conozca más: Así es la dieta más agradable del mundo

    En segundo lugar, aunque tenga las rayas blancas, la carne de pollo sigue siendo una de las más saludables para el consumo humano y una fuente rica en proteínas. No obstante, siempre es bueno estar bien informado a la hora de calcular las calorías que necesitamos.

    Además:

    Cómo perder peso sin tener que hacer dieta
    Dietas Detox: ¿es necesario depurar el organismo?
    Saborear la historia: dieta del guerrero vikingo
    Etiquetas:
    pollo, dieta, nutrición
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik