En directo
    Científicos españoles recrean 'piel humana' en una bioimpresora 3D

    Impresoras 3D para fabricar órganos humanos

    © Sputnik / Vladimir Astapkovich
    Salud
    URL corto
    0 20

    La idea que hasta solo unos años era una cuestión de películas de ciencia ficción, ahora es muy real. La impresión 3D está revolucionando diferentes campos de la medicina.

    Hoy es posible encontrar autos, casas, prendas, e incluso alimentos realizados con esta tecnología. Sin embargo, su uso en el área de la salud seguramente es el más complejo debido a la dificultad que tiene la compatibilidad del material con los tejidos orgánicos.

    La exposición 'Nefertari y el Valle de las Reinas del Museo Egipcio de Turín' en el museo del Hermitage de San Petersburgo, Rusia, junio de 2017
    © Sputnik / Alexandr Galperin
    El mundo científico está trabajando en este campo y cada día surgen nuevos avances y más experiencias con material biocompatible. Su uso se aplica en prótesis, implantes, huesos, hasta investigaciones con órganos realizados con impresión 3D.

    Sin embargo, muchos de estas aplicaciones todavía están en estudio ya que se necesita evidencia científica que demuestre su perdurabilidad y compatibilidad.

    De todos modos hay trabajos que ya han demostrado su utilidad. La empresa española Cella Medical Solutions desarrolla procedimientos de impresión 3D para obtener réplicas de órganos de los pacientes que van a ser sometidos a una cirugía. A través de este material, el equipo médico puede planificar y simular la intervención quirúrgica.

    Para conocer más de esta experiencia, Sputnik conversó con Darío García Calderón, biólogo español, fundador y director general de esta empresa, quien tiene un doctorado en Tecnologías de Impresión 3D en Oncología.

    "En una medicina como la actual, donde cada vez se apuesta más a la atención personalizada, la tecnología 3D permite la personificación quirúrgica y de tratamientos. Es un campo con verdadero potencial que puede ir desde la industria farmacológica hasta la impresión de órganos. Aún falta andar mucho camino para poder cumplir la expectativa de imprimir un órgano funcional", dijo García.

    Este tipo de impresiones tiene distintas aplicaciones en los sistemas de salud. En el caso de esta empresa española lo que hacen es ensayar sobre un órgano realizado en 3D. Para ello cuentan con un equipo multidisciplinar, desde radiólogos a ingenieros. Luego los cirujanos practican y planifican la cirugía en los órganos elaborados y posteriormente se realiza en el paciente.

    El material tiene el mismo tamaño, consistencia y densidad que los órganos reales. "Por un lado nuestro procedimiento nos permite imprimir órganos transparentes para poder ver lo que hay al interior, y además tienen la misma textura y consistencia que los órganos reales. El parecido con la realidad nos permite minimizar los márgenes de error en cualquier intervención", explicó García.

    Para realizar esta simulación, utilizan la información que surge del diagnóstico del paciente.

    La importancia de que sea transparente radica en que permite tener una mayor precisión a la hora de una operación, teniendo en cuenta que el órgano real es opaco y no permite ver a través de él. Esto permite reducir el daño en la intervención.

    La empresa Cella Medical Solutions trabaja principalmente en cirugías a pacientes con cáncer, en hospitales públicos y algunos privados. Precisamente, la accesibilidad a esta técnica de alta complejidad es uno de los objetivos de la firma.

    "Cuando comenzamos gran parte de nuestro objetivo era que estos métodos pudieran bajar los costos de las operaciones de manera tal que pudieran ser cubiertos por la sanidad pública y privada de nuestros países", concluyó.

    Además:

    Réplicas de órganos en 3D revolucionan la medicina
    Conoce más sobre el puente de Crimea con este modelo 3D de sus arcos (vídeo)
    Marte, como nunca lo habías visto: las 'cataratas del Niágara' en 3D del planeta rojo
    Rusia presentará en 2018 primera impresora 3D con tres metales
    Etiquetas:
    impresión 3d, salud, tecnología
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik