En directo
    Salud
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    Aparte de fumar y abusar del alcohol, hay otros hábitos rutinarios que puedan causar un daño irreversible a nuestra salud, afirman los científicos.

    Leer o jugar con el dispositivo en el baño

    Un hábito común y agradable para muchas personas; sin embargo, desde el punto de vista médico es altamente peligroso. Los especialistas advierten que este pasatiempo puede provocar hasta hemorroides. Literalmente.

    Los expertos israelíes culpan a la moderna construcción de las fontanerías, ya que implica una postura incómoda para satisfacer las necesidades fisiológicas.

    Rechazar esta costumbre imprudente podría ser difícil para muchas personas, pero especialmente para los japoneses, los cuales incluso están seguros de que en el baño uno reflexiona mejor.

    Comer ante la pantalla del televisor u ordenador

    Los estudios pusieron de relieve el hecho de que tardamos más para acabar con nuestra cena si al mismo tiempo vemos la tele. El problema es que el cerebro presta más atención a la pantalla que a la comida, gastando más recursos para procesar la información audiovisual que en las papilas gustativas.

    Además, pegados a la pantalla, las personas no se sienten, realmente, que ya están llenas. Los científicos señalan que comiendo de esta manera, una persona come 500 calorías más y durante más tiempo, a diferencia de la que solo mira su plato.

    Es más, la superficie del escritorio o del teclado tiene 400 veces más bacterias que el asiento del váter.

    Demasiados quehaceres domésticos

    Las tareas domésticas pueden requerir más esfuerzos físicos y mentales que el trabajo en la oficina. Una persona que se acostumbre a esta rutina puede incluso no hacer caso a cómo esta práctica afecta la salud.

    Primero, es arriesgado estar en contacto durante un tiempo prolongado con las sustancias para la limpieza. Segundo, los médicos recomiendan que las mujeres con problemas cardiovasculares se abstengan de las tareas domésticas.

    Por fin, es inseguro emprender las tareas del hogar después de regresar de la oficina porque esto puede provocar un incremento de la hormona del estrés: la hidrocortisona.

    Ducharse a diario

    Esta práctica también parece inapropiada, de acuerdo con los médicos, al menos que seas un deportista o deshollinador.

    La cosa es que al bañarnos todos los días nos quitamos la cáscara natural que protege nuestro sistema inmune, al mismo tiempo deshidratamos la piel, lo que provoca grietas sutiles y facilita el contagio de una infección.

    Así que a veces es la limpieza excesiva la que causa espinillas y puntos negros y no la suciedad.

    Los científicos de la Universidad de Utah llegaron a una conclusión aún más alarmante: ducharse todo el tiempo destruye el ecosistema de microbios en la superficie de la piel, lo que afecta la inmunidad, el sistema digestivo y hasta lleva a problemas de corazón.

    Lea más: Los 5 mitos más extendidos sobre el 'desayuno saludable'

    Además:

    ¿Dieta vegetariana reduce tu cerebro?
    Un elemento de tu dieta cotidiana puede causar Alzheimer
    Etiquetas:
    hábitos, costumbres, salud, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook