En directo
    Salud
    URL corto
    8475
    Síguenos en

    Los insectos —fritos, hervidos o incluso cubiertos de chocolate— son una fuente de nutrientes, puesto que tienen un alto contenido de proteínas y aminoácidos, según declaró en una entrevista con el periódico mexicano El Universal Gabriela Jiménez Casas, del Instituto de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

    De acuerdo con la investigadora, los insectos —como los gusanos de maguey, chapulines, escamoles, hormigas rojas, grillos o las larvas de las moscas— contienen entre un 50% y 80% de proteína, mientras que una porción de carne solo proporciona un 45%.

    Jiménez Casas subrayó que este insólito alimento es muy benéfico para la salud, puesto que no contiene grasas 'trans' y no engorda. Hace más de una década, a la científica le diagnosticaron diabetes, tras lo cual comenzó a investigar si existe una dieta eficaz y balanceada sin azúcares. La científica llegó a la conclusión de que el consumo de insectos constituye una alternativa para una dieta balanceada tradicional. Además de esto, explicó que cualquier insecto puede ser convertido en una especie de harina mucho más saludable que la de trigo.

    "La harina de trigo es sana, pero tiene muchos problemas para la gente por la intolerancia al gluten (…) Este tipo de problemas de salud no los tienen los insectos, puedes consumirlos, en cuestiones de carbohidratos no tienen y no tienen azúcares que es lo que afecta a los diabéticos, tampoco genera gluten", indicó.

    La científica detalló que las aves que comen insectos suelen ser más sanas y tienen una carne más saludable, con menos grasa y más proteína.

    "Aunque digamos que estamos en la punta de la cadena alimenticia, no es cierto, la cadena alimenticia no es una línea, es una red", explicó Jiménez e instó a la población mexicana a volver a la comida "tradicional", ya que los insectos eran fundamentales en la dieta de los pueblos indígenas de América Latina. Al mismo tiempo, aseveró que los insectos son un recurso muy "desperdiciado" y será muy difícil fomentar su consumo, en particular, entre los adultos.

    Además:

    Para chuparse los dedos: atletas usan insectos para mejorar su rendimiento
    La leche de cucaracha será el alimento principal de nuestros hijos
    Come bichos, salva al planeta: cuando la comida de insectos puede convertirse en la norma
    Chocolate con insectos y otras delicias de la nueva comida mexicana
    Etiquetas:
    dieta, Diabetes, insectos, salud
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook