En directo
    Rusia
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    ROMA (Sputnik) — Las pruebas que demuestren el uso de dopaje por parte de atletas rusos en el Campeonato Mundial de Biatlón en Rasen-Antholz (Rasun Anterselva), en el norte de Italia, no se han hallado durante los primeros registros, informó la Embajada de Rusia en Italia.

    "Los primeros registros indican que no hay pruebas pero al biatleta (Alexandr) Lóguinov se le incautaron el teléfono y el ordenador portátil y a su entrenador, (Alexandr) Kasperóvich, el celular, para inspecciones en el marco de la investigación preliminar", dijo la legación diplomática rusa.

    El organismo diplomático subrayó que "los agentes de seguridad italianos no planean tomar medidas de restricción de libertad de los rusos" y que "la selección continuará participando en las competiciones y planea abandonar Italia de acuerdo con el calendario previsto".

    Entretanto, añadió, un diplomático del Consulado General ruso estará con el equipo ruso hasta el último día de su estancia para defender sus derechos e intereses legítimos.

    Según antes informó el primer vicepresidente de la Unión de Biatletas de Rusia, Alexéi Nuzhdov, la policía italiana allanó la habitación de los biatletas Evguéni Garánichev y Alexandr Lóguinov, así como la del entrenador de Lóguinov, Alexandr Kasperóvich.

    El jefe de la Unión de Biatletas de Rusia, Vladímir Drachov, informó más tarde que el allanamiento se debió a los problemas con la acreditación de Kasperóvich y el historial de dopaje de Lóguinov, descalificado temporalmente en el pasado.

    Etiquetas:
    dopaje, Rusia, biatlón
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook