En directo
    Rusia
    URL corto
    1111
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Ya es inútil intentar extinguir los incendios forestales que se propagaron a millones de hectáreas en Siberia, había que hacerlo hace un mes, dijo a Sputnik el jefe del Departamento Forestal de la sucursal rusa de Greenpeace, Alexéi Yaroshenko.

    "Son incendios tan grandes que ahora son vanos los intentos de extinguirlos, había que acometer esta tarea hace un mes o un mes y medio, y ahora solo lluvias o nieve podrán apagarlos, nos queda solamente proteger los centros poblados amenazados", señaló.

    Según el Ministerio de Naturaleza de Rusia, la superficie afectada por los incendios forestales es de 2,7 millones de hectáreas actualmente, o el 12% mayor que el año pasado, en cinco regiones del país se declaró la situación de emergencia.

    Greenpeace a su vez calcula que arden 4 millones de hectáreas de bosques, o el 20% más que en el mismo período de 2018.

    Yaroshenko recordó que tal situación surge año tras año y dijo que para corregirla se debe obligar a las autoridades locales a combatir incendios en todos los terrenos ocupados por bosques, excepto áreas que realmente son de difícil acceso.

    El experto propuso reducir un 50% las áreas donde se permite no extinguir los incendios forestales, las cuales actualmente constituyen casi la mitad del fondo forestal del país.

    "De tales zonas se debe excluir los bosques en explotación, es decir aquellos en que se permite la tala u otro usufructo, pues surge una situación absurda: se puede explotarlos, pero se cree imposible combatir allí los incendios, por razones de que se encuentran en lugares de difícil acceso", señaló.

    Etiquetas:
    incendios forestales, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook