21:37 GMT +316 Octubre 2018
En directo
    Un cuchillo (imagen referencial)

    ¿Qué encontraron los científicos rusos en el ADN de los asesinos?

    CC0 / Pixabay
    Rusia
    URL corto
    2231

    Científicos rusos están investigando el ADN de los asesinos, lo que es necesario para aprender a predecir el comportamiento de las personas en función de su genoma.

    Es posible que estos estudios ayuden a explicar y prevenir el surgimiento de la agresión, creen en el Instituto de Genética General Vavílov de Rusia.

    Según explica Svetlana Borínskaya, especialista en genética y biotecnologías y empleada del instituto, en la primera etapa del experimento se compara el ADN de dos grupos: uno en el que se incluye asesinos con discapacidades mentales y otro, con personas que cometieron asesinatos no intencionales o mataron a otra persona en defensa propia.

    Al final del año, los científicos planean publicar los primeros resultados de su trabajo. Borínskaya relató un poco sobre las investigaciones de su instituto en una entrevista con radio Sputnik.

    Te puede interesar: Genetistas desmienten un mito sobre la evolución humana

    "Todos nosotros existimos principalmente porque tenemos genes donde se registra el programa del desarrollo de la célula desde el embrión hasta el organismo adulto y luego el programa de envejecimiento. Pero es importante enfatizar que este programa no se lleva a cabo según un plan inmutable", señaló la bióloga.

    Esto es especialmente cierto para el comportamiento de un individuo. El programa cambia de acuerdo con las condiciones específicas en las que se desarrolla el organismo, la influencia de la familia, la escuela, la sociedad, la comida, el estrés.

    Los mismos genes no cambian sino reciben etiquetas que indican cómo van a funcionar.

    "Se conocen los genes que determinan el color de los ojos, y estos no se pueden cambiar. Y hay un grupo de genes que influye en nuestro comportamiento, nuestra percepción del mundo y estos se forman en gran medida con la interacción de los genes y el medio ambiente", destaca Borínskaya.

    Te puede interesar: Secuencian el genoma de los últimos neandertales y no encuentran rastros del humano moderno

    La pregunta que se pone frente a la comunidad científica es ¿qué debe hacer la sociedad con este conocimiento? Aquí hace falta tener en cuenta cuestiones éticas y legales, que solo la genética no es capaz de tratar.

    Borínskaya da un ejemplo: hay características genéticas que impiden que una persona se convierta en piloto. Al bajar la concentración de oxígeno en el aire, pierde la conciencia, lo que representa un peligro para los pasajeros, para el avión y para la persona misma. No obstante, cada país trata la situación diferente, con unos llevando a cabo un diagnóstico para saber si alguien tiene este problema genético y otros prohíben estos estudios ya que consideran que viola los derechos de la persona.

    "Cuando intentan decirnos que estamos buscando ya sea genes de asesinos que hacen que las personas maten o genes que hacen que las personas sean terroristas, es desconocimiento. No hay tales genes ni nunca serán encontrados. Pero sí hay genes que afectan el comportamiento de las personas", destaca la científica.

    Te puede interesar: La genética, factor clave en la protección contra la tuberculosis

    Borínskaya asegura que en el futuro será posible corregir el comportamiento humano a nivel genético, lo mismo que se hace ahora cuando se usan pastillas para tratar la depresión. En algún momento será posible curar las alteraciones del comportamiento humano a nivel genético.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    asesinos, ADN, Rusia