16:41 GMT +322 Noviembre 2019
En directo
    Sibir, el segundo rompehielos del Proyecto 22220

    Sibir, el rey del Ártico: conozca más sobre el rompehielos más potente del mundo

    © Sputnik / Anatoly Medved
    Rusia
    URL corto
    2392
    Síguenos en

    Sibir, el segundo rompehielos del Proyecto 22220, fue botado este 22 de septiembre en los Astilleros del Báltico en San Petersburgo. Conozca todos los detalles acerca de este majestuoso buque y descubra por qué su botadura representa un importante avance tecnológico para Rusia.

    Monstruo atómico contra el hielo

    El Sibir es un 'gigante de acero' de doble reactor. Tiene 170 metros de eslora y es capaz de romper sólidas capas de hielo de hasta tres metros de espesor y llevar consigo un grupo naval compuesto por un gran número de buques. La embarcación desempeñará un importante papel en la exploración del Ártico por parte de Rusia.

    Infografía: Sibir, el mayor y más potente rompehielos nuclear del mundo

    Los Astilleros del Báltico lograron preparar el rompehielos para su botadura en apenas dos años y medio. La construcción del buque dio comienzo en mayo del 2015. Después de ser botado, los ingenieros y los mecánicos seguirán trabajando en la embarcación hasta que la fase de construcción sea concluida y el Sibir pueda entrar en servicio.

    Además del Sibir, otros dos buques del Proyecto 22220 están bajo construcción en el momento: Arktika —botado en junio de 2016— y Ural —todavía en tierra en los astilleros—.

    La fecha establecida anteriormente para la entrada en servicio de las embarcaciones ha sido ligeramente aplazada y, de acuerdo con los nuevos planes, el Arktika empezará a servir en la flota rusa durante el primer semestre de 2019, mientras que el Sibir y el Ural lo harán en noviembre de 2020 y noviembre de 2021, respectivamente. El retraso se debe a problemas con el suministro de las turbinas de los sistemas de propulsión.

    Fotos: La botadura del rompehielos nuclear Sibir en San Petersburgo

    Los rompehielos del proyecto 22220 —también conocidos como buques clase LK-60Ya— serán los mayores y más potentes buques de su tipo existentes en todo el mundo. Las dimensiones de estos gigantes marinos son impresionantes: 173,3 metros de eslora por 34 metros de manga y un desplazamiento de 33.500 toneladas. La embarcación puede albergar una tripulación de hasta 75 personas.

    El corazón del gigante

    A principios de septiembre, Atomenergomash —división de ingeniería mecánica de Rosatom— concluyó la fabricación del primer reactor nuclear RITM-200 del sistema de propulsión del Sibir. En total, la embarcación será equipada con dos de esos reactores, cada uno de 175 megavatios de capacidad térmica.

    Esta nueva generación de reactores ha sido desarrollada con tecnologías exclusivas y posee capacidades novedosas y únicas no solo entre sus homólogos rusos, sino de todo el mundo.

    El RITM-200 proporciona al Sibir mejores características técnicas en cuanto a velocidad y capacidad de romper el hielo. La recarga de combustible del novedoso sistema de propulsión del Sibir solo se lleva a cabo una vez cada siete años. Durante ese tiempo, un rompehielos diésel gastaría cerca de 540.000 toneladas de combustible diésel ártico.

    Además de su sistema de propulsión, el Sibir cuenta con un doble calado que permite que el buque sea utilizado tanto en los mares árticos como en la desembocadura de los ríos nórdicos.

    Durante la ceremonia de botadura del Arktika, en 2016, Serguéi Kirienko, entonces director general de Rosatom, destacó que los rompehielos LK-60Ya crearán nuevas oportunidades para Rusia no solo en el área de defensa, sino también en el sector económico.

    Flota estratégica

    Con 30 rompehielos diésel y cuatro nucleares, la flota de Rusia se ha convertido en la principal presencia en el Ártico. Pese a que la Ruta Marítima del Norte todavía no se ha convertido en una alternativa definitiva al Canal de Suez, podrá realizar un 20% de la navegación marítima entre Europa y Asia (y viceversa), especialmente teniendo en cuenta los proyectos rusos para la extracción de petróleo y gas en el Ártico.

    La Federación de Rusia sigue trabajando para aumentar cada vez más su flota ártica. Actualmente, los Astilleros del Báltico planean la construcción del rompehielos nuclear Líder del Proyecto 10510. Este buque será capaz de romper capas de hielo de hasta cuatro metros y medio de espesor a una velocidad de dos nudos —alrededor de 4 km/h—. En aguas no congeladas, la embarcación será capaz de alcanzar hasta 24 nudos —cerca de 44 km/h—. Se estima que el buque Líder será construido en 2025.

    Etiquetas:
    rompehielos, Sibir, Ural (rompehielos), Arktika (rompehielos), Astilleros del Báltico, San Petersburgo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik