22:26 GMT +305 Diciembre 2019
En directo
    Paramédicos se protegen durante las manifestaciones de protesta en Chile

    Piquetes sanitarios: otra forma de protesta en las manifestaciones sociales en Chile

    © REUTERS / Goran Tomasevic
    Reportajes
    URL corto
    Por
    Violentas protestas se apoderan de Chile (212)
    3231
    Síguenos en

    Pasados más de 40 días del estallido social en Chile, solo en el perímetro de la Plaza de la Dignidad en la capital, 11 puntos sanitarios habilitados cuentan con más de 300 voluntarios. Desde el mismo 18 de octubre, cuando se dio la emblemática evasión masiva en el Metro de Santiago, nació un pequeño puesto de primeros auxilios.

    Médicos, enfermeras, psicólogos, kinesiólogos, paramédicos. Distintas especialidades forman parte del equipo de salud que busca dar una atención integral a las decenas de personas que día a día sufren heridas de distinta gravedad en el epicentro de las manifestaciones sociales en Chile

    "Son espacios que nacen en la adversidad y por la necesidad de organizarse. Espacios autoconvocados que se definen como un lugar de trabajo multidisciplinario y de orden horizontal, donde se trabaja en equipo, con decisiones oportunas, con ideas de todas las personas que se acercan a este lugar", explica a Sputnik Francisca Pino, médica anestesióloga, integrante de los piquetes sanitarios

    La prolongación del conflicto social y los enfrentamientos callejeros obligaron a la improvisada y espontánea brigada a recurrir a formas más complejas de intervención. El rápido aumento de voluntarios, tanto de profesionales como estudiantes del área, significó un desafío organizativo y logístico que hoy los tiene convertidos en la principal fuerza sanitaria en la primera línea del conflicto.

    ​Lograron desplegar una infraestructura de salud paralela, que ocupa lugares tan diversos como teatros, galerías comerciales, cines, pequeños pasajes y la propia sede la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECH) para funcionar. 

    "Hemos tratado de poner en un mapa los distintos puntos de atención y la idea es difundirlo con la gente que está en la calle, con los manifestantes, para que ellos sepan dónde deben acudir en caso de recibir alguna agresión por parte de efectivos de Carabineros", cuenta a Sputnik Carla Pellegrin, médica anestesista participante. Luego de finalizar su turno en el Hospital San José, en la zona norte de Santiago, se suma al piquete instalado en la FECH. 

    El grupo de rescate

    Piquete sanitario en calle Vicuña Mackenna, Santiago de Chile
    © Foto : Pablo Salas
    Piquete sanitario en calle Vicuña Mackenna, Santiago de Chile

    Se desplazan entre barricadas, bombas lacrimógenas, chorros de agua tóxica, perdigones y balines. El piquete de entre cinco y siete voluntarios llega a los lugares más peligrosos para rescatar a los heridos que no pueden trasladarse a los puestos médicos por sus propios medios. Se les reconoce por el casco, las antiparras, las mascarillas antigases, pero sobre todo por los singulares escudos con cruces que usan para protegerse. Llevan camillas y material de primeros auxilios, están siempre atentos, recorriendo un escenario de enfrentamiento, que en momentos parece un verdadero campo de batalla

    Con funciones específicas y divididos por turnos que se inician a las 9:00 de la mañana y finalizan a la noche, a las 22:00, en los días de mayor convocatoria, estos voluntarios de la salud en muchas ocasiones son los que más se arriesgan para salvar a los heridos que están en medio del choque con las fuerzas policiales. 

    "Los Carabineros reciben la orden de dispersar y entran con todo, nos gasean y golpean. Hace poco me pasó que fui a atender gente después de una nube de gas químico que llegó, gente que no podía caminar, que no podía respirar porque estaba intoxicada y Carabineros les pegaba a todos para avanzar", narra el voluntario rescatista Gelver Contreras, en diálogo con Sputnik. 

    "Yo me identifiqué como enfermero, levanté los brazos, me quedé más atrás. 'Me importa una mierda te vamos a sacar la mierda igual', me gritaron y me llegó un palo en el costado. O sea, es un riesgo para nosotros y  para los manifestantes; aunque seas manifestante pacífico y no estés en la barricada, te pueden reventar igual, puedes perder un ojo, puedes ser lesionado", revela. 

    Las víctimas de las protestas

    Piquetes sanitarios en Chile - Puesto Pio Nono
    © Foto : Pablo Salas
    Piquetes sanitarios en Chile - Puesto Pio Nono

    En las seis semanas de protestas, las fuerzas de orden y seguridad chilenas han sido acusadas de uso excesivo de la fuerza en su actuar represivo contra las manifestaciones, mientras la Fiscalía Nacional ha iniciado investigaciones por abuso y tortura. Las cifras pueden ser corroboradas por los piquetes sanitarios, que en cada puesto de salud llegan a atender de 30 a 40 personas durante las jornadas con mayor afluencia de manifestantes. 

    Sin embargo, los voluntarios reconocen que en los días más críticos han llegado a atender y curar a más de 60 personas en un solo día. "Es bastante la gente que se atiende por diferentes motivos: perdigones, lacrimógenas, fracturas, que lo gasearon en la cara, un montón de lesiones diversas" describe a Sputnik Byron García, egresado de enfermería de la Universidad de Santiago del piquete del Hotel Crown Plaza. 

    Las protestas en Chile han dejado 23 muertos y más de 2.800 heridos, según los reportes del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH). Figuran 232 casos de traumas oculares causados por el impacto de balines de goma, perdigones o bombas lacrimógenas, dos con pérdida total de la visión. Para Rafael Guerra, encargado del puesto de la FECH y estudiante de enfermería de la Universidad Católica, lo que está sucediendo en Chile es terrible. 

    "Nunca pensé, ni cuando te enseñan ni cuando estaba en la universidad, que vas a atender a tu propio pueblo de esta manera. Que el Gobierno se está excediendo de la fuerza y de la represión con tu propia gente, con tu propio pueblo, para todos los que somos voluntarios acá ha sido una experiencia traumática", relató Guerra, quien también conversó con Sputnik. 

    Pino coincide con Guerra. A su juicio, las consecuencias a nivel emocional son impresionantes. "Hay gente en su mayoría muy impactada, no dimensionamos que esto es una situación muy descompensante desde el punto de vista humano además", observó la médica.

    "En relación al trauma ocular, podemos agregar que el mismo Colegio Médico, como un gremio que agrupa a distintas personas, con distintas creencias, lo ha definido como una emergencia sanitaria, como un ítem epidemiológico que es impactante", reforzó. 

    La gran cantidad de instrumental e insumos médicos que se requieren para la atención de los cientos de heridos proviene de donaciones de gente anónima. El material es llevado a cada puesto y brigada por personas que han respondido al llamado desde las redes sociales. 

    Muchos de los materiales también son aportados por los propios profesionales y estudiantes de la salud para cumplir con su trabajo diario. "Lo más bonito que se ha visto acá es la recuperación de valores como la solidaridad, querer apoyar, querer estar. Tenemos una ambulancia que está financiada de nuestro propio bolsillo y es para trasladar heridos más graves", contó la doctora Pellegrin.  

    ¿Por qué funcionan los piquetes sanitarios? 

    Box médico - Puesto FECH, Santiago de Chile
    © Foto : Pablo Salas
    Box médico - Puesto FECH, Santiago de Chile

    Para cada uno de los voluntarios que participan en estos piquetes sanitarios, ya sean de puestos fijos o brigadas de rescatistas, la red sanitaria creada es una expresión de la capacidad de la gente de organizarse e ir en auxilio del otro. "Es la necesidad de ayudar a la gente herida, había mucha gente herida que necesitaba mucha ayuda en las calles, nos sentíamos con el deber moral de apoyar", señaló Byron García.

    "Es el poder comunitario, el poder social que podemos hacer, y es sorprendente también los resultados. Creo que, en ninguna gestión de especialistas, de áreas específicas se podrían levantar de la manera, de la forma y la rapidez como se hizo en este lugar", evaluó la doctora Pino.

    Los voluntarios tampoco dejan de destacar el aprendizaje que esta experiencia les significa en su vida personal y profesional. "Como experiencia colectiva y también personal, nos ha demostrado que el trabajo en equipo, el trabajo mancomunado de todos nosotros, teniendo un objetivo claro, también humano que nos mueve a estar acá, es un ejemplo más de que otros tipos de organización son necesarias", consideró la médica.

    Asimismo, son unánimes en cuanto a los valores que hay detrás de lo que hoy se vive en Chile: "Lo que más se ha visto es la solidaridad que el chileno no tenía hasta casi un mes, ahora todos somos una comunidad, más de una vez se me ha acercado gente y me ofrece un pan para comer, agua, hay un capucha que anda con carro de supermercado ofreciendo sopa, ofreciendo panes", relató a Sputnik el enfermero geriatra Gonzalo Ortiz, quien actúa en la brigada de rescate de Puente. 

    "Y los mismos capuchas cuando te ven en el frente atendiendo gente te dicen: 'no te preocupes hermano, nosotros te vamos a cubrir si es necesario con nuestros cuerpos para que tú puedas atender al compañero o a la compañera herida'", agregó.
    Tema:
    Violentas protestas se apoderan de Chile (212)
    Etiquetas:
    violencia, médicos, voluntarios, manifestaciones de protesta, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik