17:55 GMT +321 Noviembre 2019
En directo
    Voces del Mundo

    Hungría: "El patriotismo económico de Orban es ajeno al neoliberalismo"

    Voces del Mundo
    URL corto
    Por
    0 50
    Síguenos en

    En mayo, el premier húngaro Viktor Orban revalidó su poder en las parlamentarias europeas. Su partido nacionalista de derecha Fidesz obtuvo 52% de los votos. Para la analista Valeria Puga, es una derecha "cultural, conservadora, que defiende el catolicismo y la familia tradicional, diversa a las derechas como la latinoamericana que es neoliberal".

    Desde Budapest, en cuya Universidad esta analista internacional ecuatoriana realiza su posgrado, Puga dialogó con 'Voces del Mundo' y dijo que Orban es "muy pragmático y busca grandes márgenes de maniobra. Por eso habla con Donald Trump de Estados Unidos, con Vladímir Putin de Rusia, con Matteo Salvini de Italia, con Jair Bolsonaro de Brasil. Es de derecha, pero no neoliberal sino desde un punto de vista de patriotismo económico. Su fenómeno excede lo ideológico y tiene que ver con la cultura y la historia húngaras".

    Más información: EEUU y Hungría alcanzan un acuerdo sobre cooperación en defensa

    Para la experta, Hungría, ubicada al Este del continente, con unos 10 millones de habitantes y 2 viviendo en la capital, es un país mediano de la Unión Europea con una economía relativamente estable y sólida, que desde 2013 canceló la deuda con el Fondo Monetario Internacional y ya no tiene acuerdos con el organismo.

    "Y en cuanto a su cultura en especial, su lengua viene de los Urales y se diferencia de las eslavas, latinas o germánicas. Eso configura culturalmente al país diferente, casi único", dijo.

    Sobre el pasado comunista, sostuvo que "también ahí fue distinto, intentó una revolución en 1956 y tuvo un llamado 'comunismo gulash' -por la comida típica de la región que mezcla vegetales y carnes- ya que hubo algunas libertades civiles, académicas y cierta flexibilidad. Hubo represión, pero no tanto como en otros países del bloque. Dada la tradición conservadora, católica y familiar, el comunismo debió imponerse de arriba, como en Polonia o Croacia. Por eso, una vez caída la URSS, enseguida gira hacia la derecha", sostuvo la investigadora, período en el que Orban fue una "figura clave de la transición".

    Otro dato histórico para tener en cuenta es que Hungría, como Polonia, fue ocupada por los nazis muchos años en el siglo XX.

    "Es como si recién ahora puedan convertirse en una nación. Sufrieron pérdidas de territorios, diáspora, Orban dio la ciudadanía húngara a quienes se fueron a Serbia, Rumania, Ucrania…  y se lo reconocen, es otra de las claves de su hegemonía".

    "Malasia valora su propia estabilidad política y la de la región"

    'Voces del Mundo' también conversó sobre la actualidad de Malasia con Javier Gil Pérez, politólogo egresado de la Universidad del País Vasco, con posgrados en Jakarta, Indonesia, y en la London School of Economics.

    Actual profesor en la Universidad Pontificia Comillas de Madrid y experto en Asia, habló del gobierno de Mahathir Mohamad, el gobernante de mayor edad del mundo con 92 años. "Su ancianidad se respeta, eso es así en Asia en general. Gobernó entre los '80s y 2003 y en 2017 volvió a gobernar porque a su salida hubo inestabilidad en un factor clave de la gobernabilidad de Malasia: la convivencia inter religiosa entre malayos (que son la mayoría, musulmanes), los indios y los chinos. Y logró mejorar la situación. La sociedad tiene una división que es étnica, cultural y religiosa. El equilibrio es el eje de la estabilidad".

    Mahathir Mohamad se enfrentó a su antiguo partido y parece que cumplirá todo este mandato, dijo el entrevistado.

    Una preocupación de su gobierno es que el Estado Islámico atrajo a muchos malayos islámicos y eso preocupa. Es un grupo pequeño, pero es algo novedoso en la historia malaya, señaló.

    Dijo también que el "jihadismo produce tensiones. La sociedad malaya es conservadora, pero la mujer estudia, se ha incorporado al mundo del trabajo, nada que ver con Oriente Medio. Pero es cierto que hay cierta ola conservadora y una minoría que pone en cuestión estos avances. Pero dudo que puedan avanzar".

    Respecto de las relaciones del país con China y Estados Unidos, dijo que "ambos tiene con altibajos. Con China se trata de un coloso y hay temor a colonización y dependencia, por eso el gobierno redujo un poco la dependencia de créditos, por ejemplo; no quiere repetir lo de Sri Lanka, que se endeudó mucho y debió ceder cosas. Necesita el capital, pero tiene recaudos, eso pasa en otros países del sudeste asiático, con los que Malasia busca buenas relaciones de vecindad". Y con EEUU también "hay altibajos. En los '70 a '90 recibió mucha ayuda estadounidense, pero luego los conflictos en la zona enfriaron la relación. Malasia critica mucho la 'lucha antiterrorista' de EEUU, que ha afectado a la región. Cree que Washington comete muchos errores. En verdad, todos los países asiáticos bailan entre China y Estados Unidos, entre dos aguas. Algunos como Camboya y Myanmar han girado más hacia China y Malasia busca claramente el equilibrio".

     

    El equipo de Voces del Mundo está integrado por Telma Luzzani, Néstor Restivo, Mercedes López San Miguel, Franco Luzzani y Patricio Porta.

    Etiquetas:
    Malasia, Italia, Rusia, EEUU, Viktor Orban, Hungría
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik