En directo

    Mercosur: a 25 años del tratado que lo insertó en el mundo

    Telescopio
    URL corto
    0 41
    Síguenos en

    "El Arancel Externo Común (AEC) es como un candado, y esa resolución lo que viene a hacer es afirmar ese candado", dijo a Sputnik la experta en temas de integración Daniela Perrotta, al recordar los 25 años de la firma del Protocolo de Ouro Preto del Mercosur y analizar por qué el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pretende cambiarlo.

    Mediante este mecanismo se definieron las estructuras de funcionamiento, toma de decisiones y resolución de conflictos, al tiempo que constituyó al bloque como persona jurídica de derecho internacional.

    Fue a partir de esa fecha que el Mercosur pudo vincularse al mundo como tal, en tiempos bien distintos al actual, donde el libre comercio y los tratados se multiplicaban vertiginosamente. Al punto que días después, el 1 de enero de 1995, entró en funcionamiento la Organización Mundial del Comercio con el propósito de regular y controlar las relaciones comerciales entre los países.

    Entre otras cosas, el Protocolo de Ouro Preto estableció el Arancel Externo Común (AEC). "Nos planteamos como meta ser una unión aduanera (...) los cuatro Estados toman decisiones consensuadas sobre la política exterior y sobre las relaciones que cada uno tiene con terceros países en materia de comercio internacional", ilustró la profesora de Integración Regional en la Universidad de Buenos Aires e investigadora del Conicet argentino.

    El AEC fue el mecanismo que definió "como bloque la inserción en el sistema multilateral", remarcó Perrotta, quien explicó que "desde ese momento el AEC va del cero a 20%, donde cero se aplica a los productos en los que somos más competitivos y 20% a los que somos menos competitivos o queremos defender".

    "Ya los países no van a decidir solos sino que van a tener un arancel para intercambios con terceros", enfatizó la académica.

    Un candado perforado

    Jair Bolsonaro, presidente de Brasil
    © REUTERS / Adriano Machado
    Jair Bolsonaro, presidente de Brasil

    "Cuando se establece el AEC hay algunos productos que comienzan a ser exceptuados, que van a formar parte de listas que presentan los países para protegerlos, como el caso del azúcar", indicó Perrotta.

    Pero con el paso de los años "estas excepciones se volvieron en alguno momento la norma", hasta que hacia finales de los años 1990 y pensando en las crisis económicas que "sufrió el Mercosur tras la devaluación del real primero y después con las crisis argentina de 2001", se instaló el concepto del "AEC perforado".

    En este sentido, indicó por qué en la última cumbre presidencial del bloque, a principios de diciembre de Brasil, el mandatario anfitrión planteó la necesidad de reducir el AEC.

    "Bolsonaro retoma la discusión porque a finales de los 90, cuando se discutía el ALCA (Tratado de Libre Comercio de las Américas, impulsado por EEUU) los países del Mercosur, aun con una ideología proclive al libre mercado, adoptaron una norma muy importante que les impide firmar TLC de manera unilateral", ilustró la experta.

    Si bien ahora fue Bolsonaro el que puso el tema sobre la mesa, el expresidente argentino Mauricio Macri y el actual de Uruguay, Tabaré Vázquez, también han reclamado mayor flexibilidad del bloque para, en el último caso, firmar un TLC con China.

    Pero hasta ahora no se ha concretado ningún cambio sustancial en este sentido, y por distintos factores, más allá de la aparente sintonía para impulsar cambios, "no parece ser el mejor momento", reconoció Perrotta.

    Sin embargo dejó una ventana abierta: "A veces la política nos da sorpresas y cuando uno no se lo espera se empiezan a discutir cuestiones que estaban vedadas. Me parece que durante la época de 'gobiernos progresistas' algunos temas permanecieron tabú, como la reforma internacional, la necesidad de flexibilización también".

    Etiquetas:
    comercio, economía, Paraguay, Argentina, Uruguay, Brasil, aranceles, Mercosur
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook