11:57 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    TELESCOPIO

    Al este y al oeste de Berlín, 30 años después de la caída del Muro

    Telescopio
    URL corto
    30 años de la caída del muro de Berlín (10)
    0 20
    Síguenos en

    "Menos de 10% de los jueces son del este y apenas 25% de la administración pública del este está compuesta por funcionarios de esa misma región", dijo a Sputnik el analista Franco Delle Donne. Estos son dos ejemplos que reflejan la brecha que existe en Alemania a uno y otro lado de lo que fuera el Muro de Berlín, de cuya caída se cumplen 30 años.

    "Cayó el Muro de Berlín" fue la noticia que recorrió el mundo el 9 de noviembre de 1989 y que representó un cambio de era. Se terminaba de consolidar un proceso cuyo fin sería la disolución total de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en 1991.

    El capitalismo y el comunismo se habían quedado en una sola jornada sin la barrera física que los separaba desde 1961 y que al mismo tiempo dividía a Alemania en dos. La del este, bajo dominio soviético, y la del oeste, integrada al capitalismo. Desde entonces ambos mundos se integraron o intentaron hacerlo, ya que a 30 años todavía hay muros, aunque menos visibles.

    "Alguien que es del este gana muchísimo menos dinero que alguien del oeste haciendo el mismo trabajo. Estoy hablando no solo de un trabajador de la construcción, sino también de cirujanos de alto nivel que ganan mucho menos que uno equivalente al del oeste", describió Delle Donne, doctor en Comunicación Política por la Universidad Libre de Berlín.

    Estas diferencias podrían compararse, indicó, con aquellas que marcan las desigualdades de género en cuanto "a las diferencias de dinero que ganan mujeres y hombres por hacer el mismo trabajo. La sensación de injusticia es la misma, y esta se tendría que haber salvado con la reunificación".

    Sin embargo, y de acuerdo con una encuesta reciente citada en un artículo de Delle Donne, dos tercios de los alemanes orientales "se sienten alemanes de segunda clase". 

    Repercusiones en las urnas

    "Una de las consecuencias de esta reunificación o de esta promesa incumplida de reunificación luego de 30 años es que crece un partido de la derecha radical, Alternativa para Alemania (AfD), con un discurso claramente intolerante y ciertos rasgos xenófobos", apuntó el entrevistado, coeditor del libro "Epidemia Ultra. La ola reaccionaria que contagia a Europa" (2019) y coautor de "Factor AfD. El retorno de la ultraderecha a Alemania" (2018). 

    Los partidarios de AfD durante las elecciones en Brandenburgo y Sajonia, Alemania
    © REUTERS / Markus Schreiber
    "Es un partido que, justamente, en la región del este, la vieja RDA, obtiene un cuarto de los votos. En cada una de sus regiones una de cada cuatro personas opta por este partido y lo interesante es que los votos que obtiene provienen de partidos como la centroderecha, la democracia cristiana, pero también de partidos de izquierda", apuntó el entrevistado.

    Delle Donne plantea entonces que "la variable derecha-izquierda tampoco termina de explicar las razones de este comportamiento electoral", condicionado por factores histórico culturales.

    "En este sentido, la AfD se presenta como el único partido que logra entender esta frustración de parte de la población del este de Alemania. Al menos ven la capacidad para expresar el enojo contra la elite política que no responde y en algunos casos ni registra que existen estas diferencias", sentenció el analista. 

    Tema:
    30 años de la caída del muro de Berlín (10)
    Etiquetas:
    capitalismo, comunismo, Berlín, muro
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik